De los lectores: cartas & e-mails

(0)
31 de octubre de 2020  • 00:11

Rol fundamental

El fallo de la jueza María Carolina Castaño, en Entre Ríos, ordenando la inmediata restitución del campo Casa Nueva, que había sido ilegalmente ocupado por militantes kirchneristas y funcionarios del gobierno nacional, a sus legítimos dueños nos permite efectuar una paráfrasis de la respuesta que le dio un humilde molinero al rey de Prusia. Federico II el Grande intentó apropiarse de su propiedad, lo que fue impedido por la Justicia, ante lo cual manifestó: "Todavía quedan jueces en Berlín". Expresión que desde entonces ejemplificó el rol fundamental de los jueces en el Estado de Derecho, que impide el avasallamiento de los derechos del ciudadano común ante el poder del Estado.

Lucio Cornejo

DNI 8.171.030

Jueces desplazados

La demora de la Corte en pronunciarse sobre el caso de los jueces desplazados que investigaron la llamada causa de los cuadernos (Bruglia y Bertuzzi) o que se aprestan a intervenir en la etapa de juicio (Castelli) indica que el alto tribunal tendría dudas sobre la correcta solución del caso. Como lo hizo notar la nacion en su editorial del 29 de octubre, el juez Bertuzzi había sido inicialmente trasladado en el año 2010 desde un tribunal federal de La Plata a uno de la Capital por decreto presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, para intervenir en los juicios de lesa humanidad. La pregunta es: ¿cómo le habría ido en la Corte Suprema a un imputado en esos juicios que hubiera cuestionado la intervención del juez Bertuzzi con el argumento de que su designación no siguió el procedimiento de designación a través de un nuevo concurso y un acuerdo específico del Senado para el nuevo cargo? Además de ello, si la "solución" que algunos integrantes de la Corte estarían contemplando para el caso de los jueces desplazados ha de implicar que ellos se mantengan en sus cargos solo hasta la conclusión de un nuevo procedimiento de designación, ¿qué chances reales tendrán de ser elegidos por el mismo Consejo de la Magistratura que buscó su remoción, de ser incluidos en una propuesta del mismo Poder Ejecutivo que ordenó esa remoción y, finalmente, de ser aceptados por el Senado que preside la doctora Fernández de Kirchner? Se estaría en verdad ante una parodia de concurso, por lo que la Corte Suprema no debería jamás avalar una "solución" de ese calibre.

Todos aprendemos un poco cada día y la experiencia política de estos 37 años de democracia no son en vano: cada vez es más difícil engañarnos con juegos argumentales.

Alejandro Fargosi

DNI 11.371.750

Inequidad

El gobernador Kicillof propone abonar $50.000 a los usurpadores para desalentarlos de su accionar, mientras que una enfermera gana $40.000 en medio de la pandemia. Una verdadera inequidad.

Raúl Valdez

DNI 10.203.000

Clases presenciales

El excelente artículo de Soledad Vallejos ("Pedimos que nos dejen abrir") refleja la disposición de los colegios públicos de gestión privada de la provincia de Buenos Aires para recibir a sus alumnos. Relaciona la falta de soporte para el trabajo de los padres (jardines "blue", técnicamente jardines clandestinos) y el deterioro psicológico de los chicos (agorafobia, ansiedad y depresión), a lo cual hay que agregar la crispación cotidiana de los padres y las desavenencias de las parejas. Como lo hizo en julio, para moderar la presión de los padres, el Consejo Federal de Educación anuncia medidas para la vuelta a clases que quedan desmentidas en su implementación. Las dos únicas certezas a estas horas eran que "el fútbol vuelve el 30 de octubre" y que "va a haber temporada de verano". Incluso si se cumpliera lo prometido por la provincia de Buenos Aires, la opción por la vuelta de 6° primaria y 6° secundaria comprenderá entre el 12 y el 17% de los alumnos de 24 de los 137 partidos de la provincia.

Presido la asociación a cargo de los colegios Santo Domingo y Santa Catalina y de dos hogares de adultos mayores en la ciudad de Tandil. Desde principios de junio hemos peticionado reiteradamente a las autoridades para que nos autoricen a trabajar presencialmente en los colegios, incluso para actividades gratuitas no escolarizadas en espacios abiertos, sin conseguirlo. En las medidas de estado de sitio y toque de queda que vienen tomando los poderes ejecutivos federales y provinciales, sin la intervención previa del Congreso que exige nuestra Constitución, la asistencia presencial a la escuela está prohibida. Los gobernadores, hoy gravemente escondidos tras las decisiones del Consejo Federal, deben cumplir su obligación en este terreno, que involucra a miles de niños. Nuestra Constitución establece las condiciones bajo las cuales el "gobierno federal garante a cada provincia el goce y ejercicio de sus instituciones". Para ellas, las provincias no dependen de ningún otro poder del Estado: "Su administración de justicia, su régimen municipal y la educación primaria" (artículo 5°). Con esto no quiero decir que en todas partes debió haber clases presenciales, pero sí cuestiono que se suspendieran las clases presenciales en un tercio de las primarias y jardines totales del país, en 175 distritos que registraron menos de treinta casos de contagio a lo largo de toda la cuarentena; hablo de los parajes rurales, que agravaron su aislamiento crónico e impiden a los alumnos relacionarse entre sí.

El Congreso y el Consejo Federal pueden intervenir respecto de qué hacer con la educación secundaria o con la educación superior; pero las provincias no pueden excusarse diciendo que no se les permite cumplir su obligación de brindar "educación primaria". En todo este tiempo, aducir que las decisiones respecto de los niveles inicial y primario han dependido del gobierno federal ha sido, en el mejor de los casos, un peligroso desconocimiento de nuestro sistema institucional federal que en la práctica termina por entronizar otra mentira.

Roberto M. Estévez

DNI 11.955.481

Retroceso

Estamos atenazados y prisioneros de una mafia. "Si no hacen lo que nosotros queremos, les traemos el caos". Así es como operan los dirigentes sindicales con algunos políticos. Al presidente Alfonsín, Saúl Ubaldini le hizo como mil paros. No se detuvo hasta que abandonó anticipadamente el cargo. A De la Rúa le hicieron la vida imposible y cuando quiso imponer el orden tuvo que tomarse el helicóptero. Nunca fueron más manoseados los trabajadores que durante los gobiernos de Menem y de los K. Pero como ellos se llenan los bolsillos y pasan de pobres a millonarios, nada dicen. Es que a través de la fuerza, la violencia, la presión, la amenaza y el chantaje obtienen los dineros para perseguir el poder. Como no les es suficiente con lo

que les aportan los trabajadores y las "colaboraciones" de los políticos, están buscando apoderarse de algunas empresas. Si no hacen lo que ellos quieren, van a la huelga

a fin de imponer condiciones a los empresarios. Buscan estar cerca de los trabajadores, pero los subestiman y utilizan. La gente solamente quiere trabajar. Los empresarios, producir y obtener su ganancia. De no conseguirlo, abandonan todo y hay decenas de países que los recibirán con los brazos abiertos. Vietnam nos manda cámaras de bicicletas; India, las cubiertas, y China, todo lo demás. Países que han crecido, destruidos por guerras o con gente (millones) muriendo de hambre, hoy China tienen 14 millones de millonarios e India se perfila como una nueva potencia. Pero nosotros retrocedemos. ¿Se les pedirá rendir cuentas después a los sindicalistas por su responsabilidad en esto? Se duda.

Claudia C. Curbelo

DNI 7.773.350

Templos cerrados

Durante esta pandemia se ha relegado la apertura de templos. En este momento en la provincia de Buenos Aires se abren gimnasios, bares y últimamente se aprobó un protocolo para los teatros. Mientras tanto, los templos siguen cerrados. ¿Qué diferencia de riesgo hay entre un teatro y un templo? Necesitamos una explicación coherente por parte de las autoridades, para no pensar que todo se debe a prejuicios ideológicos.

La pandemia aproximó a la muerte. No ignoramos que crecieron las necesidades físicas y psíquicas, pero también las espirituales. Las últimas respuestas de la existencia están más allá de los límites de la racionalidad. Creer que la única realidad es lo que percibimos con nuestros sentidos o podemos racionalizar es simplificar al hombre y condenarlo a la angustia. Por eso urge una respuesta.

Salvador Dellutri

DNI 8.249.516

Ingreso a Uruguay

Ya nos hemos acostumbrado un poco al bosque de regulaciones nacionales, provinciales, municipales y de barrios cerrados en cuanto a la posibilidad de ingresar o transitar por las restricciones que cada uno impone en razón de la cuestión sanitaria. Lo sorprendente ahora es el caso de Uruguay, luego del anuncio que hiciera el presidente Lacalle Pou. Nadie sabe a ciencia cierta quién puede ir y quién no, las páginas web tampoco son muy claras al respecto. Reina una gran confusión y arrecian las consultas de todo tipo, en especial entre los que veraneamos año tras año en Uruguay y nos encontramos con un panorama bastante desolador. Tuve la necesidad (por una consulta profesional que recibí) de revisar los requisitos para el ingreso de extranjeros a Chile. Quedé gratamente sorprendido por la total claridad de la información que aparece en la página web, con cuadros, flechas, indicaciones y recomendaciones. Un verdadero ejemplo, fácil de comprender para cualquiera.

No quiero ser descortés, pero valdría la pena que nuestros hermanos orientales se copien, en este punto, de Chile.

Rodolfo Heriberto Dietl

DNI 4.556.637

En la red

Facebook

Hebe de Bonafini: "Hay que sacarles tierras a los ricos, la mitad de lo que tengan"

  • "Generosa con los bienes de otros" - Rodolfo López
  • "Esto no es de pobres o ricos, es del que hace algo ilegal" - Viviana Mazalán
  • "Tiene razón, señora, y hay gente que se quedó sin su casa de Sueños Compartidos" - Luis Ferrucci
  • "Es muy lindo ser solidario con lo ajeno. ¿Por qué no muestra su solidaridad con lo suyo?" - Stella Labatte

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.