De los lectores: cartas & mails

(0)
7 de junio de 2020  • 16:23

Carta de la semana

Positivismo no, confianza

Que dólares sí, que pesos no; que los inversores extranjeros salvan, que las inversiones estatales ahogan; que los impuestos son para construir el país, que los impuestos son un tesoro de corrupción; que YPF Luz viene a completar el ciclo, que sin la noruega Equinor no hay luz que le valga a YPF... ¿Qué pasa con nosotros, los argentinos, que al igual que Sísifo estamos condenados a que la piedra caiga de la cima? ¿Cuándo llegará el momento en que volvamos a ver? La pérdida de confianza escala año tras año, los gobiernos se han encargado de destruir todo aquello que alguna vez lograron los próceres de 1810 y 1816. Juan Carlos de Pablo ha dicho: "Escucha a tus padres, ellos entenderán de lo que hablo". Yo estoy cansada de escucharlos con palabras de abatimiento ante los sucesivos actos de abuso. ¿Podremos reconstruir esa virtud que se ha desvanecido con los superpoderes ejecutivos? Hoy se presenta una nueva oportunidad y la historia indica que el mito lamentablemente nos sienta bien. Sin embargo, con 25 años, me sumo a ese esfuerzo inútil e incesante de Sísifo. Cambiar la cultura argentina no es tarea fácil, pero me rehúso a la posibilidad de unirme al grito de un país perdido. La ingenuidad no me atormenta. Es la esperanza lo que me sustenta.

María del Rosario Bustillo

DNI 38.614.769

Explicación

Para un fiscal la violación de una adolescente, perpetrada por tres individuos, se trató de "un accionar doloso de desahogo sexual". Para la máxima autoridad nacional, un gobernador, con el 50% de la población en la pobreza, sin agua potable, ni red cloacal, ni sistema sanitario, ni educación de calidad, ni trabajo genuino, después de 33 años al frente del Ejecutivo de su provincia (25 como gobernador y 8 como vicegobernador) es "uno de los mejores políticos del país" y "hay que ayudarlo a poner a la provincia de pie".

Falta que nos digan que los policías que mataron por la espalda a un trabajador rural en Tucumán y tiraron su cuerpo a un barranco en Catamarca son "simples servidores públicos que cumplían con su deber" y no meros asesinos.

Creo que como sociedad nos merecemos una explicación porque es imposible acordar con semejantes criterios de evaluación.

Adriana Vilariño

adrianavilarino@yahoo.com.ar

Lenguaje jurídico

La expresión "desahogo sexual", utilizada por el fiscal de Chubut, Fernando Rivarola, en un acuerdo de juicio abreviado, es retrógrada e insultante en pleno siglo XXI. Es cierto que podía leerse en los viejos manuales de derecho penal argentino, en los capítulos sobre delitos contra la integridad sexual (contra la "honestidad", se decía antaño), como también podían leerse "mujer honesta", como elemento del antiguo tipo penal de estupro o "satisfacer sus bajos instintos", en crónicas policiales de otros tiempos. Los magistrados judiciales debemos adecuar el lenguaje técnico-jurídico a los tiempos que corren, dejando de lado expresiones de otras épocas. El derecho evoluciona, también sus fuentes. Se modifican las leyes. Se perfecciona la doctrina. Se actualiza la jurisprudencia. No solo es nuestra obligación elaborar dictámenes y sentencias en un lenguaje franco, que limite al máximo las interpretaciones caprichosas.

También es obligatorio para quienes tenemos la responsabilidad de requerir o de juzgar utilizar terminología que no lesione la dignidad de las personas que, por un motivo u otro, se vean involucradas en una causa judicial.

Marcelo Carlos Romero

Fiscal del Ministerio Público

fiscalromero@hotmail.com

Zaffaroni

Al exjuez de la Corte Suprema Zaffaroni no se le puede atribuir ignorancia. Sabe. Lo que lo hace más aterrador. Si no supiera, se le podrían explicar las diferencias entre la prensa opositora, a la que llama "medios hegemónicos", y la propaganda nazi. Pero lo sabe, lo suyo es alevosía. Sabe que el nazismo había anulado a la oposición, que el partido era hegemónico, no había otra voz. Por suerte hoy se puede opinar, es una de las cosas que definen un Estado democrático. Seguro que recuerda que Carl Schmitt, prestigioso teórico del derecho, autor de las leyes antisemitas de 1935, dijo: "La democracia es un Estado fuerte que debe tener bajo su control todas las esferas de la vida, con un pensamiento único y una sola línea ideológica". Debe saber también que Goebbels estableció los 11 principios de la propaganda nazi, tres de los cuales son: transposición -si no se pueden negar las malas noticias hay que inventar otras que las distraigan-, orquestación -repetir siempre las mismas ideas, pocas pero insistentes-, renovación -derramar cosas nuevas todo el tiempo para que cuando sean respondidas la gente ya esté interesada en otra cosa-. Y no dudo que haya leído la opinión de Hitler sobre la propaganda que "no consiste en decir la verdad sino en señalar un enemigo común que sirva a nuestros objetivos de unidad nacional". Los tres mencionados fueron responsables directos de la dictadura nazi, de la guerra y del Holocausto. Es increíble que el profesor Zaffaroni coincida con ellos y es indignante ver cómo la venda ideológica y partidaria enceguece y genera comparaciones que, bien leídas, son autoincriminantes.

Diana Wang

DNI 10.134.355

Visitas a geriátricos

¿Cuándo se incorporará al protocolo vigente para los geriátricos por el coronavirus una cláusula para que después de 83 días los adultos mayores que residen en ellos puedan recibir a sus familiares? Por supuesto, con todos los recaudos necesarios por tratarse de un grupo de riesgo. Está comprobado que muchas veces la única motivación para seguir viviendo en esa difícil etapa de la vida es el amor y el cuidado de los seres queridos... El abandono afectivo causa más estragos que cualquier virus. Se enferman, atraviesan cirugías, agonizan, mueren. Gracias por visibilizar esta triste preocupación.

Ester Groisman

DNI 6.221.227

Partido de la Costa

Quisiera señalar mi desagrado y malestar por la medida inconsulta y no comunicada de cerrar el Partido de la Costa a aquellas personas que quieren ingresar a él. Soy propietaria de una casa en la localidad de Costa del Este, que se encuentra a oscuras y sin alarma desde hace más de 76 días, con el agravante de que no se me permite llegar hasta allí. Me parece razonable que se disponga un protocolo de seguridad por la pandemia (por ejemplo, control de temperatura), pero que no se me deje ingresar a mi propiedad es -como mínimo- violatorio de mi derecho constitucional de libre circulación. Si bien el ejercicio de los derechos no es absoluto y puede dar lugar a restricciones, sobre todo en circunstancias excepcionales o de crisis, por razones de orden público superior, no pueden ni por esa razón, ser destruidos o aniquilados, como es el caso que nos ocupa. Sumado a ello, destaco que la cuarentena no es una figura jurídica que exista en nuestro derecho vigente, por lo que la única manera de suspender nuestras garantías y derechos constitucionales inalienables es decretando un estado de sitio. En tal sentido, para que el Poder Ejecutivo pueda decretarlo (artículo 23 de la Constitución Nacional) debe existir un ataque exterior o un estado de conmoción interior sumamente excepcional, y debe estar refrendado por el Senado y además durar un tiempo limitado, justamente porque suprime derechos humanos.

Está científicamente comprobado que el Covid-19 posee hasta el momento un índice de mortalidad bastante menor, lo cual no implica la excepcionalidad o peligro inminente que se requiere para suspender nuestros derechos y garantías constitucionales. Por otra parte, las opiniones y recomendaciones de la OMS no son vinculantes para el Estado argentino, es decir, no son obligatorias, habida cuenta de que no están incorporadas a la Constitución ni forman parte de nuestro ordenamiento jurídico. A esto se suma que el Poder Judicial se encuentra de feria desde el 13 de marzo y el Congreso virtualmente cerrado. Sin estos poderes, no hay República.

Martha Susana Severini

DNI 10.363.648

Hotel Castelar

Después de 90 años de historia, albergando presidentes, ministros plenipotenciarios, bodas y festejos; el hotel Castelar de la Avenida de Mayo pelea de frente ante la catástrofe mundial que nos toca vivir. Se proyectó y nació en medio de la depresión del 29 del siglo XX. Luchó y sorteó todas las crisis que la Argentina debió enfrentar. El Covid-19 no va a ser óbice para que la leyenda hotelera de Buenos Aires claudique ante un pasajero sin pasaporte. Que el esfuerzo de los directores del hotel Castelar sea la punta de lanza de toda la cadena hotelera del país, para que se prepare para recibir un turismo que va a volver, con nuevas reglas de juego, pero que reactivará por fin al sector.

Carlos Bang

DNI 11.551.709

En la Red

Facebook

La cuarentena por el coronavirus

  • "Llevamos 80 días encerrados, y cada vez son más los casos. O están haciendo mal las cosas, nos están mintiendo o algo están tramando. El verso de 'los estamos cuidando' ya pasó de moda"- Angie Rojas
  • "El Gobierno se mueve de acuerdo con las estadísticas, lo hicieron todos los países del mundo, dejen de cuestionar"- Natalia Montes Sánchez
  • "Porque no tienen ningún plan"- Constanza Campos

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.