De los lectores: cartas & mails

(0)
14 de enero de 2021  • 00:06

Hazmerreír del mundo

Entre tantas marchas y contramarchas en las decisiones y declaraciones del Gobierno, me gustaría que expliquen que si en veinte días trajeron a la Argentina 300.000 dosis de la vacuna Sputnik, cómo harán para traer, de aquí a fin de mes, (restan 17 días) 1.700.000 dosis. Y si en tres meses, desde que comenzaron los anuncios de la compra de vacunas, el gobierno nacional, los provinciales y municipales no supieron instalar mecanismos eficaces para aplicarlas, para qué las queremos. Con tantos colaboradores ineptos, el presidente Alberto Fernández está delatando su propia ineptitud para serlo. De hecho, han convertido a la Argentina en el hazmerreír del mundo.

Marta Bekes

martacba2007@hotmail.com

Cambio de paradigma

Es increíble todo lo que estamos viviendo y la vertiginosidad en la que va el mundo. Pensar que en cualquier verano hubiéramos esperado ver topless o romances de famosos. En este solo hablamos de pandemia, muertos, internados, positivos, tapabocas, alcohol en gel. Recordemos que la naturaleza puede sobrevivir sin el hombre; es el hombre el que debe respetar a la naturaleza y no castigarla más.

María B. Burroni Zubeldía

beatrizburroni@hotmail.com

¿Salud o economía?

Me pregunto: si no acatar las normas que, en materia sanitaria, dicta el Poder Ejecutivo trae las sanciones del art. 205 del Código Penal, ¿cuáles serían las sanciones por la irresponsabilidad de no traer las vacunas aprobadas en todo el planeta y aplicarse a cada ciudadano? ¿O acaso no existe una obligación constitucional de velar por la salud a cargo del gobierno nacional? Con mucho dolor asistimos como simples espectadores a la "función épica" de tratar de inocularnos con relatos setentistas y no reaccionar. Siento profunda tristeza por mi querida patria y por todos y cada uno de los que sufren este vandalismo del relato. ¿Salud o economía? Ninguna ha funcionado y más bien nos han llevado a un callejón sin salida.

Alberto Cukier

alb.cukier@gmail.com

Derecho a la educación

Casinos, bares, peluquerías, shoppings, balnearios, clubes, oficinas, teatros y ahora, cines. ¿En serio están discutiendo si abrir o no las escuelas? Esta vez los padres vamos a plantarnos y reclamar por los derechos de nuestros hijos. No permitiremos otro año sin clases.

Constanza Campos

DNI 27.308.755

Ni alpargatas ni libros

Una población iletrada es más fácil de manipular que una que estudia. Me pregunto cuántos años de estar frente al aula pueden acreditar los más conspicuos representantes de los sindicatos docentes para defender con tanta firmeza un inicio de clases no presencial. Si realmente les importara la educación de los estudiantes de todos los niveles de la Argentina, estarían proponiendo ideas, discutiendo acciones para implementar el regreso a la escuela con las puertas abiertas. Pero no, prefieren poner palos en la rueda, obstaculizar todo lo que puedan y amplificar lo que dice el ministro Trotta. Un ministro que está más atento a las presiones de los gremios a los que responde y exhibe desafortunada actuación en la materia está a años luz de lo que se espera de él por el cargo que ocupa. Alpargatas, no; libros, tampoco.

Andrea Cecilia Testa

DNI 16.559.434

Inequívoca honradez

Frente a la funesta epidemia de corrupción que se ha enseñoreado sobre la república, con protagonistas que pretenden ser considerados perseguidos políticos y no vulgares ladrones, y, también, ante el saqueo de las arcas públicas originado en el festival indemnizatorio destinado a recompensar a quienes atacaron las instituciones del Estado, asesinaron, secuestraron y robaron, con un costo que excede los dos mil millones de dólares, querría contrastar una conducta que no debería quedar en el olvido. El doctor Julio Carlos González fue secretario legal y técnico de la Presidencia de la Nación; también, secretario privado de María Estela Martínez de Perón. Fue detenido junto con ella en la madrugada del 24 de marzo de 1976. En cuanto pudo hacerlo se ocupó de que un colaborador suyo, el doctor Julio Noacco, restituyera fehacientemente los fondos reservados que tenía a su disposición. Por ese hecho fue procesado y, muchos años después, cuando un juez honorable dictó su absolución, señaló que esa causa no debió haberse iniciado jamás porque se originó en un acto de inequívoca honradez de quien fue imputado. Permaneció encarcelado más de seis años, con sus bienes interdictos. Ya en libertad, cuando se dictaron las leyes para establecer el régimen indemnizatorio, algunos amigos lo instaron a presentar su reclamación. Preguntó entonces: "¿Y quién pagará ese monto? ¿Videla?". Cuando se le contestó lo que ya sabía, que sería el Estado, agregó que no pensaba reclamar nada porque los argentinos no tenían por qué pagar una deuda que no habían contraído.

Enrique Graci Susini

eggraci@hotmail.com

Plaga de femicidios

El artículo del lunes 11 titulado "Una víctima pide que no acusen a los hombres que le salvaron la vida" se lee como una interesante novela policial. Felicito a su autor, Franco Roth, por su nota tan bien escrita sobre un tema actual y preocupante, como es la plaga de femicidios que padecemos.

Mariana del Campo

marianacw73@hotmail.com

Crueldad en zoológicos

La crueldad animal en los zoológicos una vez más se pone en evidencia en la muerte prematura de una elefanta, Sharima. Debo recordar que llegó a la Argentina en 1999, junto a otra elefanta, llamada Arly. Lo extraño del caso Arly es que su muerte fue disimulada a tal punto que ninguna persona del siniestro predio de Luján coincidía en los motivos de su ausencia. Sería bueno poder recuperar los restos de ambas y exhibir sus osamentas en algún museo de ciencias naturales para que estas tragedias queden como íconos del camino incoherente que nunca más debemos recorrer para los elefantes ni para ningún otro ejemplar de ninguna especie de la fauna silvestre.

Aldo Mario Giudice

aldo.giudice@gmail.com

Facebook

En la red

La renuncia de un médico: "Murieron tres compañeros, no quiero ser el cuarto"

  • "Lo que más le molesta es la falta de conciencia social y empatía" - Claudia Díaz
  • "Nadie piensa cuando no se cuida que mucha gente se arriesga para protegernos" - María Rosa Oliva
  • "Gracias, doctor, por todo lo que hizo" - Silvia Bluvol

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.