De los lectores: cartas & mais

(0)
11 de noviembre de 2020  • 01:51

Unir, no dividir

Las movilizaciones ciudadanas autoconvocadas deben ser eso: movilizaciones ciudadanas autoconvocadas. Y nadie (políticos, partidos ni grupos de ciudadanos) debe apropiarse de ellas. Vi políticos circular sin arengas, caminando como uno más de los autoconvocados, como acompañamiento, que es lo que corresponde. Pero lamentablemente no pasó lo mismo con ciertos grupos que, desde un escenario, se arrogaron el poder de hablar en nombre de todos los que allí estábamos.

Con marchas militares de fondo y discursos por momentos muy violentos, debo decir que no me sentí representada. Es más: no necesitaba que nadie me representara. Las consignas que nos movilizaron cada uno las expresó en sus carteles o afirmaciones ante los periodistas, haciéndose cargo de lo escrito o dicho. No hacía falta leer consignas consensuadas por unos pocos con las que otros muchos podíamos no acordar.

Trabajemos para restaurar nuestra tan dañada república, pero siempre dentro de los tiempos y formas que marca la Constitución Nacional. Espero se revean este tipo de acciones, que, lejos de unir a la población, la dividen. Digo esto porque no fueron pocos los que sintieron lo mismo que yo.

Luchemos contra la tentación de hacernos dueños de un sentimiento colectivo. El objetivo es la unidad sin dejar de respetar la diversidad.

Susana Pisera de Lacabe

DNI 11.816.107

Sudor y lágrimas

Sería bueno hablar de responsabilidad laboral a una sociedad que está escuchando constantemente sobre planes sociales, asignaciones y subsidios, pero poco sobre ganarse el pan con el sudor de la frente.

Hay que crear un clima de obligación y su recompensa, porque sobreponerse al deterioro económico y sus consecuencias no será sin sacrificios, todo lo contrario. Hay que enfocarse en el esfuerzo personal y colectivo, para ir recuperando el tiempo perdido y todo lo que quedó en el camino.

Susana Mastronardi

DNI 12.276.049

Parroquia profanada

En un país donde la Constitución Nacional dice expresamente en su artículo 2º que "el gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano", expresión que no necesariamente se limita a una ayuda económica, sino también a apoyar o defender ese culto, resulta muy llamativo que el presidente de la República no haya efectuado ninguna declaración sobre el acto de toma, vandalización y profanación de la parroquia Nuestra Señora de Luján, en El Bolsón, provincia de Río Negro, por parte de supuestos mapuches que viven asolando esa región del sur del país. Apenas se ha conocido un comunicado de repudio de la Secretaría de Culto de la Nación, tal vez porque la propia ministra de Seguridad ha dado muestras de lavarse las manos ante estos asuntos, como ha ocurrido en los hechos de Villa Mascardi, y la presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas apoya con su falta de acción a este movimiento insurreccional que pretende desgajar nuestro territorio, quemando nuestra bandera y ahora destruyendo nuestras iglesias. En el ínterin de estos hechos lamentables, el obispado de Bariloche ha levantado su voz, pero falta escuchar una posición más firme de todo el Episcopado Argentino, porque no basta con condenar las tomas -como ya se ha hecho-, sino que se deben apoyar los desalojos ordenados por la Justicia mediante las fuerzas de seguridad, para defender la propiedad privada, recordando que los bienes que posee la Iglesia no pertenecen a las personas, sino que en su mayoría son legados, donaciones o compras efectuadas con contribuciones de los fieles por amor a Cristo, cabeza de la Iglesia, de la que los fieles, junto al clero, constituyen su cuerpo.

Jesús María Silveyra

DNI 11.045.065

Derecho a la vida

En octubre pasado 32 naciones firmaron en Ginebra, Suiza, un documento histórico, una declaración de consenso con motivo de la próxima Cumbre Mundial de la Salud, en defensa del derecho de las mujeres a los más altos niveles posibles de salud. Se puso como prioridad proteger el derecho a la vida, dignidad y valor de toda persona nacida y no nacida, la igualdad ante la ley de todo ser humano y la protección del niño antes y después del nacimiento, reafirmando así que no existe un derecho internacional al aborto, que el acceso a la salud sexual y reproductiva no incluye el aborto y que no debe ser este una política de control de la natalidad.

Espero que nuestro gobierno siga estos lineamientos, que constituyen una verdadera defensa del derecho a la vida, que concuerdan con lo dispuesto en nuestro ordenamiento jurídico y no ceda a la presión económica mundial del negocio del aborto.

Legalizar la muerte de hijos no deseados poco tiene que ver con una cuestión de salud pública; matar no puede ser un derecho ni constituir la solución a un problema.

María Alejandra Rodríguez

maria.marge.rod@gmail.com

Pasajes de Aerolíneas

Como poseedor de dos pasajes que deben ser reprogramados, uno a Nueva York, con fecha original 27/4/20, y otro a Madrid, para el 24/9/20, he intentado reiteradamente comunicarme con Aerolíneas Argentinas. Siguiendo instrucciones de la compañía, que no atiende llamados telefónicos, dirigí mensajes por WhatsApp, sin obtener respuesta. Al entrar en la página de atención al cliente, encontré un formulario de contacto. Allí hace días que intento ingresar mi reclamo, pero resulta imposible llenar el casillero que figura en tercer lugar, que pregunta "acerca de qué" es el reclamo. No aparece ninguna opción a elegir y tampoco es posible escribir, porque está bloqueado el acceso. Después de numerosos intentos, desde mi computadora y mi celular, y ante la inminencia del vencimiento de la fecha en que puedo reprogramar mis vuelos, me veo en la necesidad de hacer público mi reclamo y, al mismo tiempo, manifestar mi sorpresa y decepción ante las dificultades que nuestra compañía de bandera plantea al acceso de sus clientes.

Celso Julio Crespo

jcjuliocrespo@gmail.com

En las redes

Mendoza: buscan 10.000 trabajadores, pero solo se anotó la mitad

Facebook

  • "Este es el país que estamos construyendo... ¡más vale un plan que un trabajo!" - Mariela Fontanini
  • "Puede ser uno de los motivos, pero no olviden que muchos no podían viajar por la cuarentena, recién ahora se está normalizando" - Lilu Bety

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.