Suscriptor digital

De los lectores: cartas & mails

No se metan; Emisión monetaria; El radicalismo; Rusia y el INF; Desguace militar; El Tambito; Tren de la Costa; Libros en la basura; Ayuda en Berlín
(0)
16 de marzo de 2019  

No se metan

He escuchado el mensaje de la expresidenta con relación al viaje a Cuba por los problemas de salud de su hija, en el que hace referencia a la persecución judicial que sufriría esta. Dijo: "no se metan con ella", por la sola razón de ser su hija. Yo le pregunto a la señora Cristina Kirchner: ¿qué fue lo que hizo usted con los hijos de Ernestina Herrera de Noble? Ahora, al borde de las lágrimas y con la voz entrecortada, pide que no se la agarren con su hija, mientras usted en su momento no tuvo miramientos para con los hijos de quien fuera directora de Clarín.

Carlos María Alioto

DNI 8.271.278

Emisión monetaria

Se informó esta semana que por tarifas y alimentos la inflación fue del 3,8%. Seguimos engañándonos. La causa está en la emisión monetaria espuria para cubrir déficits fiscales y la falta de agallas para poner orden y disciplina fiscal. Si no se encara responsablemente el problema, seguiremos echándoles la culpa a tarifas, alimentos, prepagas o carniceros.

Benjamín Torres Argüello

DNI 13.334.589

El radicalismo

El ilustre Jorge Luis Borges dijo que "los peronistas no son buenos ni malos; son incorregibles", pero es mi impresión que a esta frase la debería haber completado así: "Y los radicales no pueden con su genio". Si nos atenemos a la evidente y notoria decadencia de nuestro país en los últimos 80 años, en donde los gobiernos peronistas gobernaron en la mayor parte de ese período, gran parte de la responsabilidad la tiene el radicalismo, que fue su principal oposición. Estos últimos forman parte de la coalición gobernante actual, pero critican y reclaman como si fueran opositores, anteponiendo intereses electorales individuales o partidarios, o directamente disintiendo ideológicamente, acercándose más al populismo. Esto me hace recordar la fábula del alacrán y la rana, en la que el primero pica a la rana en el medio del río, con lo cual ambos mueren ahogados. Antes de que eso ocurra, el alacrán afirma que lo había hecho porque no podía con su genio.

Se están definiendo cosas importantes en el país: que una interna no les tape el bosque.

Eduardo E. Bunge

eduardobunge@yahoo.com.ar

Rusia y el INF

En relación con el artículo "Putin desempolva una reliquia soviética: la carrera nuclear", publicado el 4 de marzo, lamento que cuando la corresponsal Luisa Corradini lo preparaba no nos haya solicitado aclaraciones. En lugar de un análisis profundo, la nota parece un juego ligero de estereotipos y clichés que no refleja la realidad. Me gustaría explicar brevemente la esencia del enfoque ruso hacia la preservación del Tratado INF. Rusia siempre ha respetado escrupulosamente las disposiciones del tratado. Hemos accedido a medidas de transparencia sin precedente: el 23 de enero fue organizada en Moscú una reunión informativa para los agregados militares sobre el misil 9M729. Hemos aclarado reiteradamente que su alcance (480 km) no cae dentro del diapasón prohibido (de 500 a 5500 km) y en consecuencia no viola el régimen del tratado. Al mismo tiempo, hemos acumulado muchos reclamos a los EE.UU. respecto del tratado por el uso de los drones de ataque, que corresponden a la definición de "misil de crucero con base en tierra", y de misiles blanco, similares a los misiles balísticos con base en tierra de largo y medio alcance, además del despliegue en Rumania y Polonia de las rampas de lanzamiento Mk-41, que forman parte de los sistemas Aegis Ashore, que permiten lanzar desde tierra los misiles de alcance medio Tomahawk. Cuando EE.UU. manifestó su decisión de suspender la participación en el tratado, Rusia presentó ante la ONU el proyecto de la resolución de la Asamblea General a favor del Tratado INF. Si hubiéramos querido rescindir el acuerdo, este paso no habría sido posible.

Resulta revelador el hecho de que fueran los EE.UU y sus aliados de la OTAN los que votaron en contra de nuestro proyecto el 21 de diciembre de 2018. Con respecto a esto, agradecemos a la Argentina por abstenerse en la votación (aunque esperábamos más que eso). Rusia no necesita una nueva carrera armamentística. Estamos interesados en un desarrollo pacífico y progresivo de nuestro país. No amenazamos a nadie. Seguimos siendo abiertos para el diálogo con Washington para preservar el INF, que expira el 2 de agosto.

Creo que estas explicaciones ayudarán a comprender mejor el tema, sin politización alguna y doble rasero. Esperamos que Rusia y la Argentina continúen el diálogo sobre las cuestiones referidas al control de armamentos en el espíritu de amistad y asociación estratégica integral.

Dmitry Feoktistov

Embajador de Rusia en la Argentina

Desguace militar

Cuando en 1952 triunfa la revolución nacional en Bolivia, una de las medidas más importantes que adoptó fue la disolución del Ejército. Fue una disolución lenta e inteligentemente orquestada. Primero, se le redujo su personal, luego el presupuesto, se le quitaron paulatinamente sus cuarteles e instituciones hasta que finalmente, en un par de años, quedó en la nada. Costa Rica fue más directa, el 11 de octubre de 1948, el presidente José Figueres, mediante un decreto, suprimió el Ejército como institución permanente, al considerarse suficiente para la seguridad del país "un buen cuerpo de policía". En la Argentina, se sigue un camino intermedio, más cercano al boliviano. Se va haciendo un desguace lento de las Fuerzas Armadas. Se le redujo el presupuesto a un mínimo ridículo; el Gobierno políticamente las ignora; se las persigue judicialmente; una inteligente guerra cultural ha logrado su desprestigio y la ignorancia de sus logros; la voracidad política se adueña de todas sus instituciones y propiedades cual botín de guerra; a su organización la han reducido a elementos incompletos que lejos están de poder operar como sistemas eficientes; el material obsoleto con que cuentan está más cercano de la Segunda Guerra Mundial que de las nuevas guerras del siglo XXI. Esta política, que podríamos llamar de "desguace", se viene ejecutando con invariable continuidad desde 1983 y nada indica que cambiará.

El mundo político pide, pero en el fondo no quiere, establecer políticas de Estado, un Pacto de la Moncloa. Acá sí hay una política de Estado, la única: desguazar hasta su desaparición a las Fuerzas Armadas.

Florencio Olmos

DNI 5.941.080

El Tambito

En la avenida Sarmiento y Berro (próximo al Jardín Japonés) se yergue un edificio de elegante concepción arquitectónica. Su nombre, El Tambito, responde a la actividad lechera con tambo anexo, que desarrolló en sus comienzos. Este destino duró pocos años, pues a comienzos del siglo XX se transformó en lo que sería un escenario al que se subieron fundadoras y legendarias figuras de nuestro tango.

El Tambito hoy presenta un estado lamentable, ruinoso, con un incierto futuro. Por su ubicación y rico historial, esta bella construcción debe y puede salvarse. El gobierno de la ciudad seguramente conoce el tema.

Arq. Oscar A. Giacchino

DNI 4.381.009

Arq. Osvaldo M. Helman

DNI 4.474.486

Tren de la Costa

El Tren de la Costa, que conecta la terminal del ramal Bartolomé Mitre con el Tigre, es de gran utilidad ahora que la línea Retiro-Tigre está restringida por obras. El servicio requiere unas mejoras: no funcionan las escaleras mecánicas de acceso al puente que cruza Maipú y la suciedad reina por doquier. Además, no hay control de boletos, de manera que unos pocos pagan. Urge ocuparse de este servicio.

Bernardo Garaicoechea

estudiogaraicoechea@gmail.com

Libros en la basura

Vivo en Barrio Norte y veo que los cartoneros frecuentemente recogen libros de los contenedores. Algunos de ellos los rompen, otros tratan de venderlos o incluso de regalarlos a escuelas. Me da una gran pena que ocurra lo primero. Por más que hoy haya mucho material digital, el libro aún tiene vigencia y puede ser muy útil en su ámbito adecuado. Por eso, me ofrezco a recibir los libros de los que mis vecinos quieran desprenderse: yo me ocuparé de clasificarlos y enviarlos a universidades, escuelas o donar el papel para el Hospital Garrahan, según el interés de los libros.

Ricardo Crespo

rcrespo@iae.edu.ar

Ayuda en Berlín

Quiero hacer pública mi gratitud hacia el cónsul interino en Berlín, Emanuel Federico Sotelo. Durante un viaje que realicé por diferentes países de Europa, sola, el 31 de diciembre de 2018 me caí en Erfurt, Alemania; fue un golpe muy fuerte en un hombro. Notifiqué a la guía de lo sucedido, y seguimos viaje hacia Berlín. A partir de ese día, no pude continuar el tour. Como era fin de año, me quedé sola en el hotel, sin saber el idioma e inmovilizada. La asistencia médica contratada recién comenzó a enviarme mensajes el 2 de enero de 2019. Pero como seguía sin atención y el dolor era muy intenso, decidí llamar al consulado para informar mi situación. Poco después llegó una ambulancia que me llevó a un hospital público. Me cobraron 200 euros por la atención y me dijeron que me tenían que operar, pero opté por no hacerlo, por su elevado costo. El señor Sotelo se ocupó personalmente de mi regreso a la Argentina, me acompañó hasta el aeropuerto y se ocupó de que estuviera instalada en el vuelo.

Mi agradecimiento al consulado argentino en Berlín, y especialmente a Emanuel, por su dedicación y su actitud afectuosa y solidaria.

Mirta Raquel Lázaro

mirtalazaro@hotmail.com

En la red

Cristina Kirchner viajó a Cuba y culpó a la Justicia por el estado de salud de su hija

Facebook

  • "Y justo se va a atender a Cuba, que no tiene extradición, porque acá no hay médicos" - Solange Gasquet
  • "Lo que tiene es terror a la Justicia" - Nelly Medizza
  • "Nadie te cree. El 21 de mayo te esperamos para que declares, como cualquier ciudadano. A la hora de declarar todos se enferman: raro, ¿no?" - Marisa Cantatore

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?