De los lectores: cartas & mails

Avión provincial; Terroristas; El honor sindical; Bóvedas; Maradona; Calesita ausente; Un luchador
(0)
27 de septiembre de 2019  

Avión provincial

Con estupor escuché a un gobernador decir que había utilizado el avión de su provincia para concurrir a un acto político en otra localidad dado que se trata de una "herramienta de trabajo".

Sí señor gobernador, los contribuyentes le pagamos esa herramienta para que se desplace para atender las necesidades de su provincia, no al servicio de intereses partidarios. Muchos argentinos que no comulgamos con sus ideas, a través de nuestros impuestos estamos pagando ese avión. Usted está para servir, no para ser servido. El feudalismo era propio de la Edad Media. Quiero creer que esos tiempos ya concluyeron en nuestro país.

Tomás Klepetar

tklepetar@gmail.com

Terroristas

El peronismo gana protagonismo y volvemos a hablar del pasado. Es tan grande el deseo de transformar en épico un tiempo que fue bochornoso, trágico en todas sus aristas, que insisten con lo mismo. Pretender reivindicar criminales debería ser ahora imposible, por la facilidad para obtener información, pero aun así no nos debemos callar. Conmueve la carta de María Victoria Paz por el asesinato de su padre ingeniero. Trajo a mi memoria un relato de Oreste Berta en su libro Motores, autos y sueños . En esa autobiografía cuenta como al pasar, con el subtítulo "Tiempos violentos", una descripción de lo difícil que era trabajar en los 70, aun en actividades completamente ajenas a la política. Detalla los asesinatos y secuestros de amigos y colegas, indicando que aquellos que gozaban de predicamento profesional y personal dentro de los grupos de trabajo eran los más expuestos a estas bandas, ya que querían sembrar el terror y quebrar la resistencia de los ciudadanos.

A estos criminales quieren reivindicar. Tenemos la obligación de no ceder ante esta nueva embestida, nuestra República lo necesita.

Gerardo Martínez

DNI 13.528.778

El honor sindical

Una vieja historia de principios del siglo XX cuenta que unas monjas encontraron desmayado a un hombre en la calle y comprobaron que era por hambre. Después de alimentarlo, le encontraron mucho dinero en sus bolsillos y le preguntaron por qué no lo uso para comer; él respondió que ese dinero no se podía tocar, era del sindicato.

Esta historia nos muestra que en esos años, la sociedad apuntaba hacia una dirección ética y moral, se rendía culto a la honestidad. Los tiempos han cambiado. Desde hace décadas se convive con una casta de dirigentes sindicales que no representan a los trabajadores, se han transformado en una corporación mafiosa que negocia con el poder económico y político la suerte de sus representados, enriqueciéndose a su costa y haciendo ostentación de una riqueza mal habida. No faltan, para justificar, sus actitudes delictivas: amagues, forcejeos, vehementes indignaciones y hasta chantajes al poder económico y político. Pero el resultado final siempre deviene en el empobrecimiento de sus representados.

Guillermo César Vadillo

guillermovadillo@yahoo.com.ar

Bóvedas

Esta semana fui a ver la merecidamente ponderada película La odisea de los giles. Muy buena. Pero salí del cine pensando ¿cuántas otras bóvedas habrá enterradas a lo largo y a lo ancho de nuestro país? ¿Alguien las buscará y encontrará? ¿Todos los que las construyeron no tienen nada que decir?

Amelia Mourglier

melam1948@gmail.com

Maradona

En los últimos tiempos se reiteran en radio y TV las imitaciones y burlas a Diego Maradona con motivo de sus dificultades para expresarse, fruto quizá de sus adicciones, que casi siempre dejan sus huellas, sin marcha atrás. Quiero manifestar mi profundo desagrado por tales prácticas que denotan falta de imaginación para producir algo gracioso y una carencia total de sensibilidad para con el prójimo. Recordémoslo como el astro que fue, admirado en el mundo, y tiendan un manto de piadoso olvido para con sus falencias.

Miguel Ángel Padilla

DNI 4.318.274

Calesita ausente

En 2017, la calesita que estaba en el Zoológico, hoy Ecoparque, fue retirada del lugar. Pensé que lo habían hecho para repararla, ya que el futuro parque era un sitio ideal para que funcionara allí. Pasó el tiempo y nada. Hasta que hace unos meses vi con mucha alegría que había sido devuelta a su lugar. Pero pocos días después pasé nuevamente por la zona, esta vez caminando, y con gran sorpresa advertí que no era el mismo carrusel que habían retirado, que debía ser de la época de la inauguración del Zoológico.

Resumiendo, nada que ver. Así que vuelvo a preguntar, ¿y la calesita dónde está?

Susana Schenone

DNI 5.658.351

Un luchador

El sábado pasado murió, demasiado joven, Máximo Gandara, un luchador. Mucho se puede decir de él, pero me limitaré solo a una de sus obsesionadas facetas: la justicia. Desde la fuerte experiencia de ser trasplantado de un riñón que desde muy chico lo hizo sufrir y vivir de forma diferente, se abocó a luchar por la justicia en salud acorde con sus ideales de vida. Para lograrlo, pensó, animó y orientó a su Fundación Principios, desde la cual bregó, con aciertos y errores, pero sin bajar nunca los brazos, para hacer realidad los derechos que la ley otorga a los pacientes, dentro de un sistema de salud que por intereses, hipocresía, burocracia y desidia, más de una vez se les niega. Como todos los que con pasión llevan adelante sus convicciones, encontró grandes obstáculos en su camino. No obstante, son muchos los que por su lucha lograron la concreción de sus derechos. Esos muchos seres anónimos que encontraban en Máximo acción y contención, lo llevarán como yo, en sus recuerdos y en su corazón. Deja tras de sí un ideal inconcluso que seguramente otros retomarán, y una maravillosa familia que fue su sostén y su orgullo.

Teresa Alemán

DNI 4.885.867

En la red

Facebook

Jóvenes marchan por el clima en más de 170 países

"Que dejemos un mundo mejor" - Susana Carmona

"Todo lo que reclaman es moda. Nunca van a reclamar por salud o educación" - Amílcar Mejía

"¡Dios, bendice todas estas personas!" - E. Edith

"Desde luego yo voy a estar presente. Aquí en Londres hay una movilización muy grande y no me lo pienso perder" - Federico Medina

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.