De los lectores: Cartas & mails

(0)
16 de enero de 2020  

Fuerzas Armadas

Señor Presidente de la Nación: el sector militar de la sociedad espera de usted, su comandante en jefe, se reconozca sus méritos, su misión y su estructura.

Espera que se termine con la degradación de la remuneración salarial respecto de las fuerzas policiales y de los funcionarios civiles; la de estos últimos aumenta más que la del militar, en quien la sujeción profesional es mayor. Espera que se ocupe de rever los juicios llevados a cabo contra el personal militar; usted sabe que las normas dictadas para la paz, vara con las que fueron medidos, no debieron ser de aplicación retroactivas; sabe también que se debió haber juzgado con las leyes vigentes al momento de los hechos, el Código de Justicia Militar y sus reglamentaciones.

Espera que se devuelva la conducción de la Obra Social de las Fuerzas Armadas y la del Instituto de Ayuda Financiera a sus integrantes, quienes las crearon y direccionaron desde su nacimiento y así, los políticos de turno que hoy las administran, dejen de percibir salarios muy superiores a los del personal militar, con fondos que salen de los aportes de los afiliados, grupo este al que nunca pertenecieron.

Señor Presidente: el sector militar de la sociedad y sus familias tienen la esperanza de poder contar con usted para que se modifique la situación descripta.

Jorge Augusto Cardos

DNI 7.784.561

Burocracia

Un amigo que vive en Europa envió un presente por correo a domicilio junto a las salutaciones. Al recibir la notificación, como desconocía del mismo tuve que registrarme en Correo Argentino Internacional e ir a la aduana (en Bahía Blanca) para identificar el bulto. Me dieron turno para el día siguiente. Fui por segunda vez, abrieron el paquete, me mostraron el contenido, lo reconocí y me indicaron que hiciera la declaración jurada: "Declará US$30, acá los regalos no existen, total la franquicia es US$50" (el envío virtualmente no vale nada) y que volviera a retirarla.

La página de Correo no permitió realizar la declaración por lo que la hice con la página de AFIP y pagué el volante por "gestiones administrativas", pero no me dio la posibilidad de imprimir la declaración jurada.

Concurrí por tercera vez a la Aduana. Me indicaron que estaba bien pero necesitaba la declaración impresa y no hubo forma de convencerlos. Volví a casa para buscar mejor el botón "imprimir", pero no estaba.

Concurrí a la delegación AFIP de la ciudad, buscando ayuda. Me indicaron que cambiara el navegador "porque con el otro funciona mejor". Volví por cuarta vez a Aduana-Correo, ya reconocían mi cara y como la situación era bastante bochornosa, imprimieron un papel y me lo entregaron.

En síntesis, por un envío que debí haber recibido en mi casa tuve que destinar siete horas en trámites, comprobar que la Aduana atiende tres horas por día, la cantidad de empleados es numerosa, algunos parapetados detrás de la pantalla sin hacer nada, la atención es con una pasmosidad exasperante y además me hicieron gastar US$30 de la franquicia anual de 50. Hay que ser demasiado optimista para vislumbrar un futuro mejor viendo estas cosas.

Gerardo Martínez

DNI 13.528.778

Vito Dumas

El pasado jueves 9 de enero asistí al estreno del documental El navegante solitario, del director Rodolfo Petriz, a sala llena en el cine Gaumont. Pude disfrutar de una película positiva sobre Vito Dumas, un personaje real, admirado, apasionado, visionario y considerado por sus proezas como el más grande navegante solitario de todos los tiempos.

El film nos deja maravillados y nos enseña que con positivismo y esperanza todo se logra. Sumado a lo que debe tener un verdadero atleta: garra, corazón, destreza y capacidad para realizar lo que se ha propuesto.

Qué hermoso ejemplo a seguir no solo para nuestro país, sino también para el mundo entero el de este argentino que hizo flamear el pabellón nacional -al que tanto amó- por todos los mares y océanos del mundo, por rincones en los que ni siquiera se conocía en dónde quedaba Argentina.

Felicito y agradezco a Rodolfo Petriz, director y guionista; a Diego Dumas, Ricardo Cufré, Roberto Alonso, Eduardo Porto, Ernesto Villafañe, Andrés Rodríguez y todos los que colaboraron para la realización de este hermoso y merecido documental. Y deseo que pronto sea presentado en escuelas y centros culturales para que las jóvenes generaciones puedan mirarse reflejadas en las proezas de este compatriota singular.

Néstor Oscar Linari

DNI 4.115.140

Indicación correcta

El domingo 12 de enero mi hijo viajó a Pinamar en la empresa Master Bus. El ómnibus partía a las 15.30; llegamos a las 15 al lugar indicado en el pasaje: "Márquez y Panamericana (Av. Rolón 230, San Isidro)", la oficina comercial de una empresa de ómnibus Vía Bariloche se encontraba cerrada, no había allí ni un ómnibus y nadie en sus alrededores parecía saber que desde ese lugar parten micros de larga distancia. Buscamos en Google Maps y nos indicó Av. Andrés Rolón 230, San Isidro, a 3,1 km de donde estábamos. Partimos hacia allí y verificamos que en ese lugar no existe parada de ómnibus alguna, por lo que regresamos a Av. Márquez y Panamericana, arribando a las 15.45. El chofer del ómnibus estaba allí, muy amablemente, aguardándonos... Si existen dos avenidas Rolón en San Isidro, ¿no resultaría más lógico que se indique correctamente el lugar de partida, es decir: Avelino Rolón 230, San Isidro?

Jorge Casaubon

jorgecasaubon@hotmail.com.ar

De qué trabajar

El deterioro comercial que ha sufrido cada uno de los barrios de la ciudad de Buenos Aires es para asustarse y mucho. Cada persiana cerrada es una pyme menos, un trabajador menos, una competencia menos, una recaudación menos, pero sobre todo una esperanza menos. La industria pasa por la misma situación, lo reflejan las estadísticas mensuales. Me aterra pensar a qué nos dedicaremos los que somos obstinados y queremos seguir trabajando.

Susana Mastronardi

DNI 12.276.049

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

En la red

Facebook

Pepe Mujica: "En vez de traer 100.000 cagadores argentinos, preocupémonos de que los nuestros inviertan acá"

"Me duele como Argentina que soy, pero lamentablemente así nos ven", Mónica Riquel

"No era necesario insultar y ser grosero para expresar sus ideas. Lo repudio", Betty Ycaza

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.