Cristina, ¡teléfono!

Graciela Guadalupe
Graciela Guadalupe LA NACION
(0)
2 de diciembre de 2012  

"Es una falta de respeto hablar de candidaturas para 2015. Al hombre común le preocupan la seguridad, la suba de precios..."

(Del ministro Florencio Randazzo.)

Señora, atienda el teléfono, por favor. Sus muchachos están diciendo cosas impensadas hasta el 8-N. Y contradictorias. Hay caceroleros que no saben si salir a festejar, guardar la olla para un guiso cuando afloje el verano, o mantener la tapa en una mano y el mouse en la otra a la espera de una nueva convocatoria vía Internet para volver a ganar la calle.

Ya sabemos que atiende poco a los funcionarios, que usted decide en soledad, pero debería hacerse un tiempito entre acto y acto y escuchar lo que dicen tan sueltos de cuerpo. Para empezar, hablaron Florencio Randazzo y Gabriel Mariotto (que sabemos que ya no es funcionario suyo, pero menos de Scioli...). Si bien los dos salieron a cortar el paso a los lanzados Macri, Scioli y De la Sota, da toda la impresión de que se fueron de boca, especialmente Randazzo, quien dijo que hablar hoy de candidaturas para 2015 es "una falta de respeto para los votantes", que tienen como prioridad preocupaciones como "el transporte, la seguridad y la suba de precios. ¿Qué tal?

Salvo que tengan su venia y que ahora los desacreditados sean Aníbal Fernández y Nilda Garré con su "sensación de inseguridad", y Guillermo Moreno, con su vara deflacionaria, no se entiende nada.

Y si Randazzo tiene su venia, ¿qué les pasa a Julio De Vido y a Diana Conti que se andan "haciendo los rulos" pensando en Cristina 2015, 2019 y 2023 como mínimo? Ah... Es probable que también usted les haya dado luz verde para tantear el asunto. Ahora, lo de De Vido es grave, patoteó tres veces con que usted es la única garante del modelo y que, por eso, el Gobierno tiene "todo el derecho" a cambiar la ley, quizá para que pueda cumplir con alguna.

Hay que decirlo. El que esta vez estuvo muy bien fue su vice: se calzó el neoprene y se fue a bucear a Puerto Madryn. Ahí estaba Boudou con la cabeza bajo el agua justo cuando Alejandro Vandenbroele reconocía que le usó un departamento, le pagó las expensas y la TV por cable. ¿Lo mandó usted a darse el chapuzón y así evitar que se defendiera como un rottweiler en Swarovski?

Necesitamos respuestas a tantas dudas. ¿Y si la llamamos? Ahí vamos: Presidencia: 4344-3600. Llama.

- Si, buen día. ¿Cómo puedo hacer para hablar con la Presidenta?

-"Mande una carta, que la analizarán sus asistentes".

-¿Pero me va a contestar ella o sus asistentes?"

- "Ah, no sé. Desconozco."

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.