El arduo camino hacia un país normal