Un discurso pragmático. El legado de Fidel es el nacionalismo, no el comunismo