Erradicar la pobreza, un deber ético y un objetivo posible