el disenso en democracia. La política es un hospital, no una guerra