La Presidenta eligió el camino del pensamiento único

Julio Bárbaro
Julio Bárbaro PARA LA NACION
Moyano y la CGT ocupan el lugar casi vacío de una oposición coherente
(0)
16 de diciembre de 2011  • 11:32

El discurso de Hugo Moyano es en gran medida una respuesta esperable al mensaje de la Presidenta al asumir.

Los peronistas acompañamos los últimos gobiernos, pero nunca se nos ocurrió pensar que superaban a los de nuestro fundador ni que ese tema estaba en discusión.

La debilidad y dispersión de la oposición invitaban a un gobierno de unidad nacional y diálogo con los opositores

o a continuar con el intento de imponer un pensamiento único.

La Presidenta eligió esta última opción y el peronismo, que hoy no tiene lugar en su propio partido, le salió a responder desde la estructura sindical.

No fuimos ortodoxos ni obedientes en silencio con el General, ni se nos ocurre serlo con el actual gobierno.

Moyano y la CGT ocupan el lugar casi vacío de una oposición coherente y digna, hoy la democracia nacional da un paso en el camino de respetar la opinión ajena mientras somos capaces de defender la propia.

Un simple paso para fortalecer la democracia. Nos favorece a todos, en especial al gobierno nacional.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.