Esperen y vean

Hugo Caligaris
Hugo Caligaris LA NACION
–¿Seguirá realizando este tipo de acciones para lograr que el Reino Unido se siente a negociar por las Malvinas?–Esperen y vean...(Respuesta de la embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, a los periodistas.)
(0)
6 de mayo de 2012  

La embajadora Castro aprovechó una conferencia pública del canciller británico, William Hague, para disfrazarse de periodista y hacer un poco de ruido sobre las Malvinas. Ese fue sólo el primer acto de un show destinado a darle visibilidad mediática al reclamo argentino y lograr de ese modo que a las islas no nos las devuelvan nunca. Nuestras autoridades necesitan la repercusión que garantiza un buen impacto internacional mucho más que la complicación que sería encontrarse de buenas a primeras a cargo del gobierno de las islas.

Estos serían algunos de los próximos golpes de efecto que tiene pensado asestar la diplomática para alejar definitivamente el peligro de recuperar la soberanía en las Malvinas:

Hacerse atar en un andén de Victoria Station abrazada a un pingüino de peluche celeste y blanco.

Mezclarse entre los centinelas del Palacio de Buckingham durante el cambio de guardia al grito de "¡Ahijuna!", envuelta en un poncho rojo punzó y tomando mate. Organizar una suelta de volantes desde el Big Ben con la leyenda "Timerman cumple, Moreno dignifica".

Treparse al escenario de la Royal Opera House, amordazar a la soprano y entonar en su reemplazo la marcha que comienza con esta estrofa inolvidable: "Tras un manto de neblinas no las vamos a olvidar. ¡Las Malvinas argentinas! brama el viento y ruge el mar".

Intervenir la famosa Galería de los Susurros de la catedral de Saint Paul, famosa por sus efectos acústicos, para que por las noches se oiga un quejido aterrador: "Bring the Malvinas back", en grabación de audio a cargo, por supuesto, de la señora embajadora.

Estas son sólo unas pocas de las magníficas ideas en danza. Habrá muchas más. Esperen y vean. Sólo es cuestión de tener paciencia.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.