Un tiempo de liderazgos dormidos