Kazuo Ishiguro, el premio Nobel cinéfilo que se construyó un microcine en su casa de Londres