Reseña: Angst, de Adriana Riva

Estados de angustia
Felipe Fernández
(0)
15 de abril de 2018  

La mayoría de los once cuentos que integran Angst, primer libro de Adriana Riva (Buenos Aires, 1980), pone el foco en las relaciones humanas y exploran los elementos contradictorios que impregnan los vínculos afectivos.

"Pimienta rosa" y "Mensajes guardados", a través de las voces de dos hijas, se internan en el difícil proceso del duelo. Una evoca al padre ("No éramos amigos, apenas dos personas que algunas noches vivían en la misma casa y se esforzaban por caerse bien") y la otra a la madre ("Mamá se fue debiéndome un montón de cuotas").

"La mancha" ofrece un monólogo infantil, y "Turistas" combina las perspectivas de tres amigas que participan de un curso de meditación en Calcuta. El proceso de duelo reaparece, de manera subyacente, en "Flash", en la conversación que tienen la propietaria de un monoambiente y su inquilino, cuando le informa que no podrá renovar el contrato de alquiler.

La protagonista de "Cámara de aire" sale a correr alrededor de las casas de sus ex compañeras de colegio y va recordando anécdotas sobre ellas, mientras piensa con indiferencia en su novio ("No lo quería, pero lo necesitaba para no dar lástima").

Predomina una austeridad estilística que pone en primer plano las historias y las psicologías de los personajes, aunque la autora intensifica la expresividad descriptiva mediante imágenes y comparaciones ("me convertí en una golondrina rezagada en el invierno").

"Kokkola" refiere el viaje a Finlandia de una mujer –ya viuda luego de treinta y cinco años de casada–para asistir al casamiento de su hijo. "La oruga" expone, de un modo sutil, la ambigua fascinación que una alumna siente por dos profesores.

"En quiebra" muestra diferentes tipos de vulnerabilidad: la de una chica de cuatro años, y la de su madre recién separada, a la que le han ordenado despedir a los empleados de una fábrica, y se pelea con un compañero de asiento en el avión que la lleva a su destino.

Este cuento, al igual que otros de Angst (como sugiere su título), examina estados de angustia que afligen a los personajes y los dejan frágiles e indefensos: en especial, ese "miedo a seguir teniendo miedo" que deben superar para continuar adelante en sus vidas. El libro, que entretiene sin producir grandes chispazos literarios, interesa más por los conflictos planteados que por cómo elabora los argumentos.

Angst

Por Adriana Riva

Tenemos las Máquinas. 139 páginas. $ 260

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.