Reseñas: El amor molesto, de Elena Ferrante

Los primeros pasos de Elena Ferrante
María José Rodríguez Murguiondo
(0)
22 de julio de 2018  

Por decisión editorial, los lectores argentinos han tenido que leer la obra de la misteriosa italiana Elena Ferrante in extremis. Se ha publicado lo último –la saga Dos amigas– y después del éxito de esas cuatro novelas comenzaron a aparecer las anteriores. Hasta llegar a El amor molesto, publicada originalmente en 1992, que en realidad es la primera que escribió. Paradójicamente, esa suerte de recorrido del presente hacia el pasado al que fuerza el orden de publicación coincide con lo que la autora plantea desde el comienzo de esta novela.

"Mi madre se ahogó la noche del 23 de mayo, día de mi cumpleaños" es la frase que sin anestesia nos sumerge en la vida de Delia, una mujer de 45 años, soltera y sin hijos, quien va a intentar frenéticamente desandar los pasos de Amalia, su madre, para tratar de entender por qué se quitó la vida. Así emprende Delia su regreso a Nápoles –ciudad cuasi personaje que detesta– y a todos los recuerdos de su infancia, habitada por una madre abusada por su padre y por un hombre inquietante que seducía a Amalia hasta hacer enloquecer a su padre.

El enigma sobre lo que le sucedió a Amalia comienza a develarse a medida que Delia va desenmarañando el complejo vínculo que tenía con ella: cuánto de Amalia detestaba y cuánto de su madre le producía envidia. Hasta el punto de haber pergeñando sobre ella una cruel mentira que signó la vida de ambas para siempre. Es en torno a este secreto que Ferrante construye una novela con una atmósfera sofocante y sórdida, en la que ya se luce su prosa incisiva a la hora de ilustrar con crudeza la intimidad del mundo femenino.

El amor molesto

Por Elena Ferrante

Lumen. Trad.: Juana Bignozzi, 220 págs./ $ 279

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.