Reseña: Enjambre, de Joaquín Areta

Felipe Fernández
Felipe Fernández PARA LA NACION
Sutiles historias cruzadas
(0)
20 de junio de 2020  • 00:00

En Enjambre , primera novela de Joaquín Areta (Neuquén, 1979) se cruzan tres historias que pueden leerse como relatos individuales o considerarse capítulos bastante autónomos de una estructura narrativa cuyo núcleo espacial es la ciudad de Neuquén y sus alrededores.

"Flogisto" se centra en Carlos: este ingeniero de sesenta y cinco años -empeñado en combatir una invasión de hormigas- maneja un remís y vive con su madre, una hija, su yerno y dos nietos. "Rutas negras" sigue las andanzas de Bairon, un chico de un barrio carenciado que -entre otras cosas- reparte las tortas fritas que hace su madre y junto con un amigo intenta sacar las placas de bronce de un monumento para venderlas. Iñigo, el narrador de "Revólver", es el yerno de Carlos. Como su trabajo en el INTA de Cipolletti se relaciona con las abejas, lo mandan a investigar la aparición de una variedad muy agresiva en una zona de chacras.

Entre los elementos que vinculan las tres partes del libro, el ciclismo cumple la función de un mesurado leitmotiv : en "Flogisto" Carlos sale a pedalear en dirección a Cipolletti; en "Rutas negras" Bairon es un entusiasta espectador de un pelotón de ciclistas que circula por la ruta, y una señora -la madre de Iñigo- le regala la bicicleta que su hijo usó durante su infancia. Iñigo, por su parte, también mira pasar a los ciclistas y al ver a Bairon reconoce la bicicleta que fue suya. En esta sección, además, se citan noticias sobre este deporte.

Fuente: LA NACION

Areta, extremadamente atento al habla coloquial, diseña diálogos eficaces que van revelando aspectos psicosociales de sus personajes sin caer en encasillamientos. No busca construir un argumento convencional ni elaborar una trama compleja. Sin embargo, en la exposición de los sencillos episodios que componen Enjambre deja aflorar, de manera sutil y pausada, una capa de observaciones que le dan sustento profundo a la novela. Podría decirse que lo supuestamente secundario pasa a ser lo fundamental. En el caso de "Revólver", mientras Iñigo atiende el asunto de las abejas, surge una serie de intensos recuerdos sobre su padre, un amigo y el padre de este. También, tanto en esta historia como en las otras dos, se hace referencia a acontecimientos del pasado de la Argentina como el bombardeo de Plaza de Mayo de 1955, la Conquista del Desierto o el terrorismo de Estado cuyas consecuencias, de una forma u otra, llegan al presente e influyen en la vida y en las actitudes de los personajes.

Enjambre

Joaquín Areta

Adriana Hidalgo Editora

210 páginas/$ 590

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.