Reseña: En busca de la mente, de Stanislas Dehaene

Volver visible cómo piensa el cerebro
Ana María Vara
(0)
16 de diciembre de 2018  

El francés Stanislas Dehaene es hoy un autor ineludible. El cerebro lector y El cerebro matemático son referencia obligada para comprender esas dos tecnologías intelectuales que constituyen la base del aprendizaje: la escritura y los números.

La publicación de En busca de la mente. El largo camino de la ciencia para comprender la vida mental (y lo que aún queda por descubrir) suma una pieza clave para comprender su enfoque, que cruza neurociencias y psicología con los aportes de la tecnología de imágenes. Se trata de la lección inaugural en el Collège de France el 27 de abril de 2006, al incorporarse a una comunidad de notables que integraron, entre otros, Paul Valéry, Henri Bergson, Émile Benveniste, Michel Foucault y Pierre Bourdieu.

Dehaene traza el derrotero de los estudios del cerebro, desde Santiago Ramón y Cajal y su postulación de las células nerviosas (cuyos dibujos, casi artísticos, ilustran el volumen), a las investigaciones fisiológicas, los experimentos cognitivos y las analogías computacionales.

Con cien mil millones de neuronas y una compleja arquitectura que supone múltiples niveles de procesamiento, el cerebro se revela como una estructura "sin equivalentes en el campo informático". En ese sentido, "sería un grave error pensar que la metáfora de la computadora puede aplicársele sin modificaciones".

Subraya también que no es posible, en su estudio, "trazar compartimientos estancos entre biología y psicología". Y destaca la riqueza del momento actual, en que la ciencia está en condiciones de "volver visibles los mecanismos del pensamiento".

En busca de la mente

Por Stanislas Dehaene

Siglo XXI. Trad.: L. Padilla110 páginas$ 379

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.