Abuelas de Plaza de Mayo encontró al nieto 130

Abuelas de Plaza de Mayo anunció la recuperación del nieto 130
Abuelas de Plaza de Mayo anunció la recuperación del nieto 130 Fuente: Archivo
Nicolás Tosi
(0)
10 de junio de 2019  • 15:23

Abuelas de Plaza de Mayo, la organización de derechos humanos que lidera Estela de Carlotto, anunció este lunes la recuperación del nieto 130.

"Con felicidad anunciamos una nueva restitución de identidad", publicó la entidad en un comunicado, y convocó a la prensa para el jueves, con el objetivo de dar a conocer los detalles del reencuentro.

El anuncio fue celebrado a través de las redes por diferentes figuras de la política y la cultura.

Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas, confirmó la novedad en una entrevista radial en la que aseguró que estaban preparando "una buena noticia".

"Vamos a mostrar algo que ya se encontró, pero la prensa no ha tenido la oportunidad de estar al tanto de toda la información", manifestó la titular de la entidad.

El nieto 130 vive fuera de la ciudad de Buenos Aires, pero estará presente durante el anuncio oficial, en el que se ampliarán los datos sobre su caso. La cita será el próximo jueves, a las 13, en la sede de Abuelas, Virrey Cevallos 592.

Abuelas de Plaza de Mayo expresó su gratitud por el cariño recibido. "Agradecemos las muestras de afecto y felicidad -por esta tarea que se ha vuelto colectiva- y les pedimos paciencia y prudencia hasta el jueves, cuando estaremos en condiciones de brindar toda la información del caso", comunicó la institución a través de una carta enviada a los medios.

La búsqueda de la verdad

A principios de abril, Carlotto había anunciado la localización de otro hijo de desaparecidos. Se trató de la nieta 129.

El 9 de abril, la titular de Abuelas brindó una conferencia de prensa en la sede de la institución, donde anunció el hallazgo de la mujer, cuyo nombre no dio a conocer, aunque reveló que tiene 42 años y vive en España.

"Se trata de una nieta cuyo papá sobrevivió a la dictadura, y tiene hermanos. Es hija de Carlos Alberto Solsona y Norma Síntora, que militaban en el ERP. En 1977, Norma cursaba su octavo mes de embarazo y el 21 de mayo, alojada en la casa de compañeros de militancia en Moreno, fue secuestrada junto a un matrimonio. Los tres continúan desaparecidos".

En el acto estuvieron presentes su padre, Carlos; su hermano Marcos, y su tío, José, que también formaron parte de la búsqueda.

"Me pasé miles de noches sin dormir esperando este momento y quienes me conocen saben que es cierto. Yo tengo 70 años y empecé a buscarla cuando era un treintañero. Esto nos hizo vivir con una mochila pesada pero nunca abandonamos la esperanza. Donde había una mínima pista íbamos a buscarla", dijo Carlos Solsona en la conferencia.

Según estimaciones de Abuelas de Plaza de Mayo, cerca de 500 bebés fueron robados a sus madres por la última dictadura militar.

Esas madres dieron a luz a sus hijos en centros clandestinos de detención y tortura.

A mediados de la década del 80, las abuelas impulsaron la creación de un banco para almacenar sus perfiles genéticos y garantizar la identificación de sus nietos.

En 1987, el Congreso creó por ley el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), un archivo público y sistemático de material genético y muestras biológicas de familiares de personas secuestradas y desaparecidas durante la dictadura.

El BNDG se encarga desde entonces de identificar vínculos biológicos entre personas que sospechan ser hijos de desaparecidos y sus familias de origen mediante el estudio ADN que se encuentran en los cromosomas humanos.

En todo este tiempo, el banco sumó técnicas avanzadas de identificación genética y forense. Y en 2009 se sancionó una nueva ley que jerarquizó a la institución.

El jueves, la búsqueda sumará un nuevo hallazgo

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.