Acusan a cuatro policías por la muerte de dos piqueteros

El gobernador Felipe Solá aceptó las renuncias a sus cargos del jefe y del segundo de la bonaerense
(0)
29 de junio de 2002  

El procurador general de la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires afirmó que entre los cuatro policías separados de la fuerza y puestos en disponibilidad se encuentra el asesino del joven piquetero Darío Santillán.

Los policías detenidos son el comisario inspector Alfredo Franchiotti, el oficial Carlos Jesús Quevedo, el suboficial Alejandro Gabriel Acosta y el cabo Lorenzo Colman.

El gobernador bonaerense, Felipe Solá, aceptó además las renuncias a sus cargos del jefe de la policía bonaerense, comisario mayor Ricardo Degastaldi, y de su segundo, comisario mayor Edgardo Beltrachi, a quienes consideró "responsables", por sus jerarquías, de las muertes de los dos piqueteros, Santillán y Maximiliano Costequi, caídos en la estación Avellaneda.

Solá rechazó, en cambio, la dimisión del ministro de Justicia y Seguridad de la provincia, Luis Genoud, quien culpó a Franchiotti, el policía a cargo del operativo en Avellaneda, de haberlo engañado, pero se asumió como responsable de haber hecho dar "un mal paso" al gobernador.

La situación de los policías detenidos se complicó ayer con la presentación de fotografías, videos y testigos sobre la represión del miércoles último.

"Uno de los cuatro policías bonaerenses imputados es el responsable por el homicidio del piquetero Darío Santillán", dijo Eduardo Matías de la Cruz, procurador general de la Corte bonaerense.

"Las secuencias fotográficas son claras -agregó-. Los únicos que tenían armas largas en el lugar en que murió Santillán eran esos cuatro policías."

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?