Agreden y amenazan a una gestora contratada para obtener los datos

La persona que pidió los datos para LA NACION fue intimidada; le tajearon las cubiertas de su auto
(0)
4 de julio de 2013  

RÍO GALLEGOS.- "¿Marcela Prado, entendiste el mensaje, no?", dijo un voz anónima al celular de la gestora Marcela Prado el martes a las tarde, mientras ella asistía a un acto escolar de uno de sus hijos después de haber pasado un incidente con su auto que le generó miedo y sospechas. Antes de tener tiempo de responder, la llamada se cortó del otro lado del teléfono.

Dos horas antes, mientras Prado había dejado su auto estacionado frente al Registro de la Propiedad Automotor 20.008 de Río Gallegos, ubicado sobre la avenida Gobernador Gregores 29, dos cubiertas de su auto aparecieron tajeadas, el hecho ocurrió a plena luz del día.

El martes al mediodía, al horario que la habían convocado desde el Registro después de algunas demoras, la gestora había ido a retirar tres pedidos de informes nominales de las empresas Austral Construcciones, Kank y Costilla y Loscalzo y Del Curto, que había requerido en forma oficial a solicitud del diario LA NACION con fines estrictamente periodísticos.

Al salir con los informes en la mano, y mientras se encontraba acompañada de uno de sus hijos, se encontró con el incidente.

"Llegué al Registro N°2 cerca de las 13.15, tenía el tiempo contado antes de partir a un acto escolar. Me retiré apenas media hora después, al arrancar el auto apenas se movió, logré dejarlo en un costado de la avenida y al bajar descubrí que las dos ruedas del costado izquierdo estaban totalmente en llanta", relata a la nacion, minutos después de terminar de realizar la denuncia judicial en la comisaría 4a. de Río Gallegos.

Testigos le aseguraron a Prado que una camioneta negra con los vidrios totalmente polarizados fue vista estacionada durante unos pocos minutos detrás de su coche y un hombre, de entre 40 y 50 años, descendió del vehículo y se mantuvo en la acera cerca de su Renault.

"Logré mover el vehículo unos metros hasta la estación de servicio y llamé a mi esposo, me asusté. Pero peor fue cuando dos horas más tarde recibí la llamada de un número no identificado al celular, y un desconocido me preguntó si había recibido «el mensaje»", detalló.

Horas más tarde, en una gomería de la ciudad, el tajo de 5 centímetros que recibió cada cubierta no dejó lugar a la casualidad. Allí le dijeron claramente que los cortes habían sido intencionales.

El lunes, cuando aun no había recibido el resultado de los informes de dominio solicitados, atendió una llamada que la puso en alerta: desde el entorno de Lázaro Báez, una persona que presta servicios para el empresario le consultó si era ella quien solicitó los pedidos en el Registro Automotor y en nombre de quién realizaba la gestión.

Por si aún quedaba alguna duda le dijeron que "el jefe" quería saber quién era y para quién trabajaba. Sólo 24 horas después, dos de las cuatro cubiertas de su auto aparecieron tajeadas.

Marcela Prado es mandataria registrada y matriculada en esta ciudad, y trabaja en forma particular para empresas y particulares desde hace muchos años. La denuncia por daño se radicó en la comisaría 4a. de esta ciudad. La policía convocó al personal de criminalística para realizar los peritajes.

La causa recibió un número preventivo para luego ser elevada al juzgado de turno.

Fuentes policiales aclararon a LA NACION que no hay por el momento sospechosos del daño sobre el vehículo de la gestora, pero aclararon que era posible rastrear el número sin identificar desde el cual la gestora recibió la llamada a su celular.

LA NACION había contratado los servicios de Prado para obtener información sobre la cantidad de vehículos que estaban a nombre de las empresas de Lázaro Báez . Este trámite en el registro automotor debe realizarlo un gestor.

Báez ya había llamado la atención por sus vehículos cuando se difundieron fotografías con los autos de alta gama que guarda en un estacionamiento de su casa. Esas imágenes fueron tomadas por Sergio Triviño, la misma persona que fotografió la supuesta bóveda que tenía el empresario en el subsuelo de su casa, pero después negó haberlo hecho.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.