Amado Boudou declaró por el caso Ciccone e insistió en que no conoce a Vandenbroele

El ex vicepresidente, Amado Boudou pidió más tiempo para hablar
El ex vicepresidente, Amado Boudou pidió más tiempo para hablar Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
El ex vicepresidente pidió extender su declaración antes de que comenzara la ronda de testigos; dijo que la causa está "diseccionada"
(0)
31 de octubre de 2017  • 15:48

Fragmento de la declaración de Boudou por el caso Ciccone

21:56
Video

El ex vicepresidente Amado Boudou declaró en el juicio oral en donde está acusado por coimas y negociaciones incompatibles por la causa Ciccone.

Boudou insistió con que no conoce al monotributista Alejandro Vandenbroele, acusado de ser su testaferro, y apuntó al banquero Raúl Moneta sobre la ruta del dinero en la causa Ciccone.

"Es fundamental que podamos dirimir de quién era la plata que fluyó" para comprar Ciccone, sostuvo el ex vicepresidente, al quejarse de la causa "diseccionada" por la que está siendo sometido a juicio oral.

Según afirmó, "es muy difícil decir 'yo no estoy' cuando las pruebas son dichos y no movimientos de fondos. Es muy difícil poder probar cien por cien que no conozco a Vandenbroele. Uno esperaría que aparezca la foto o el video mío con él, algo que decían que estaba y nunca apareció", dijo.

Pedido de palabra

Cuando había terminado la ronda de indagatorias de los acusados, Boudou solicitó la palabra y él mismo, no a través de su abogado, le pidió al tribunal ampliar su declaración antes de que comenzara la ronda de testigos.

Si bien la jornada anterior había hablado para contestar al acusado Nicolás Ciccone, el ex vicepresidente advirtió que la intervención había sido muy breve y por lo tanto solicitaba completar su indagatoria.

Boudou se defendió una a una por las acusaciones en su contra y se refirió a las declaraciones y acciones de otros involucrados en la causa.

"Vimos cómo hablaban de 'la inusual respuesta de Boudou ante la AFIP'. Pero yo no impulsé ni me interesé. Sí le respondí al administrador de la AFIP, pero no me interesé en el tema", dijo Boudou en referencia al ex titular del organismo recaudador, Ricardo Echegaray. "Y no respondí a ciegas, sino con un dictamen hecho con un servicio legal del Ministerio de Economía".

En ese sentido insistió: "No me interesé. Esa nota la podemos leer, son tres párrafos. Esa nota dice con claridad, 'haga lo que tenga que hacer sin mengua de los recursos fiscales´".

"No fue caprichoso que pusiera que era política general del Gobierno cuidar el empleo y las políticas de empleo", dijo.

A continuación se refirió a un ex funcionario de su gestión, Guido Forcieri: "Forcieri fue jefe de Gabinete del Ministerio de Economía en un momento particular de la economía en el mundo. Las hipotecas sub-prime, el G20 en estado de alerta. Las tareas que llevó adelante el señor Forcieri tenían que ver con esta agenda internacional. En esa época estaba más tiempo afuera que adentro del país, porque asistía a los sherpas del G20. Fueron años de reforma en el mundo. Estas fueron mis instrucciones y a eso se dedicaba", sostuvo Boudou.

"Creo que de la AFIP no tengo mucho más para decir, porque no hay otra intervención. Habría que sopesar las intervenciones materiales por sobre las intervenciones de terceros y a veces terceros interesados. Ahora cualquier interesado viene y dice algo y tiene más peso que lo que yo firmé", lanzó.

Las últimas palabras de su exposición, que duró cerca de una hora, fueron para defenderse expresamente: "Quería dejar en claro estas cuestiones y tener la posibilidad de expresarlas. Porque si bien la acusación que sube no es concreta, sí por lo menos traza cuáles son los ámbitos donde se podría haber dado. Yo creo que los papeles desmienten cada una de esas cuestiones".

"Quería poner esto como iniciación, como primer capítulo. Lo vamos a ir viendo testigo por testigo, papel por papel. Llevo cuatro años leyendo los expedientes de Casa de la Moneda, del Banco Central, de la AFIP. El caso Ciccone tuvo mucha vida en AFIP, con completa ajenitud de mi persona a esos hechos en todas y cada una de esas actuaciones".

Por su parte, Alejandro Vandenbroele, el supuesto testaferro del ex vicepresidente, se negó hoy a prestar declaración indagatoria en el juicio por la venta de la imprenta Ciccone Calcográfica durante el kirchnerismo, aunque dijo que piensa hacerlo más adelante. El proceso es encabezado por el Tribunal Oral Federal N° 4 de la Capital.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.