Arroyo Salgado: "No tengo dudas de la participación de Lagomarsino en el asesinato de Nisman"

Sandra Arroyo Salgado
Sandra Arroyo Salgado Fuente: Archivo
A dos años de la muerte del fiscal, la jueza volvió a apuntar contra el técnico informático y pide profundizar la investigación sobre "la presunta participación en el homicidio" de funcionarios del gobierno anterior
(0)
15 de enero de 2017  • 10:59

A dos años de la muerte de Alberto Nisman , la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado , no tiene dudas de que el técnico informático Diego Lagomarsino tuvo que ver con el "asesinato" del ex fiscal de la causa AMIA. En una entrevista con el diario Perfil, la ex esposa del fallecido fiscal pidió profundizar la investigación sobre "la presunta participación en el homicidio y su pretendido encubrimiento ulterior de funcionarios del gobierno anterior", integrantes de los servicios de Inteligencia y del Poder Judicial, entre otros.

Además, dijo esperar que la junta de expertos convocada para analizar la muerte del fiscal dictamine que "se trató de un asesinato" y advirtió que "el papel del gobierno anterior fue más propio de una dictadura que de una república". "Que Alberto Nisman fue víctima de un asesinato es un hecho de la realidad científicamente probado en el expediente por esta querella, como le dije, desde el mes de marzo del año 2015 y no de un convencimiento mío", señaló Arroyo Salgado.

Consultada sobre quién habría ordenado matar a Nisman, la magistrada apuntó contra el técnico informático, quien le dio a Nisman el revólver de donde salió el disparo que terminó con su vida. "Con respecto a quiénes fueron los responsables, no tengo dudas de la participación de Diego Lagomarsino por múltiples elementos de juicio, algunos de ellos obrantes en el expediente y otros que la querella procurará acreditar en el momento procesal oportuno, esto es, luego de que la junta interdisciplinaria confirme oficialmente en la causa el asesinato", aseveró.

Según informa LA NACION en su edición de hoy, la investigación reunió elementos que sugieren que el deceso del fiscal pudo producirse el sábado 17 de enero de 2015, un día antes de ser encontrado. Este giro de de la causa podría complicar la situación de Lagomarsino, quien declaró que le llevó el arma ese día a Nisman a su departamento de Puerto Madero. La defensa de Lagomarsino rechazó esta teoría e insistió: "Nisman murió entre las 11 y las 13 del domingo, no el sábado a la noche".

Arroyo Salgado reiteró que el contexto en que se produjo la muerte de Nisman demuestra que "estamos ante un magnicidio sin precedentes en la historia democrática de nuestro país"

Y pidió que se profundice la pesquisa sobre la presunta participación en el "homicidio" del ex fiscal de la UFI AMIA de integrantes del gobierno de Cristina Kirchner . "No puedo dejar de señalar que una valoración integral de los elementos de prueba reunidos no sólo en la investigación de la muerte de Nisman sino también en otros expedientes impone profundizar la pesquisa sobre la presunta participación en el homicidio y su pretendido encubrimiento ulterior de funcionarios del gobierno anterior, de otros referentes y dirigentes del ámbito político y social y, fundamentalmente, de miembros del servicio de inteligencia, de las fuerzas de seguridad y de otros integrantes del Poder Judicial; cuanto menos, en el orden local", explicó.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.