Boudou e Insfrán, en la mira por el caso Formosa

La investigación por el pago de $ 7,8 millones a The Old Fund apunta al vicepresidente y al gobernador
Hugo Alconada Mon
(0)
24 de agosto de 2014  

El pago de $ 7,8 millones desde el gobierno de Formosa a The Old Fund, la sociedad que preside Alejandro Vandenbroele, amenaza con convertirse en otro dolor de cabeza para Amado Boudou y el gobernador Gildo Insfrán. Las sospechas llevan a tres opciones con graves consecuencias judiciales, según reconstruyó LA NACION durante las últimas semanas.

La primera opción es conocida: el fiscal Carlos Rívolo investiga si esa transferencia millonaria encubrió el supuesto pago de coimas a Boudou, por entonces ministro de Economía, a cambio de que destrabara y ampliara el canje de la deuda que Formosa, una de las provincias más pobres y con peores índices del país, arrastraba con el Estado.

La segunda opción tampoco depara buenas noticias a los funcionarios. Si existió el supuesto asesoramiento para ese canje, entonces el gobierno de Insfrán pagó casi $ 5,5 millones de más por ese trabajo, que The Old Fund afirma que tercerizó en expertos cuyos nombres aún no aportó a la Justicia.

El tercer frente pasa por los impuestos pagos -o no- de esa operación, que incluyeron Ganancias -por el 2% del monto- y al Valor Agregado (IVA), que no se discriminó en la factura 003 de The Old Fund, que acumuló otras posibles irregularidades y errores que podrían dejar mal parado a Vandenbroele -y los accionistas de la firma, si aparecen- por presunta evasión tributaria simple por más de $ 1,6 millones, según indicaron dos expertos contables a LA NACION.

Según surge de los libros contables de The Old Fund, la firma embolsó a mediados de mayo de 2010 los $ 7,8 millones de Formosa, lo que equivalió al 2,5% del monto global de la reestructuración de la deuda de la provincia con el Estado, cuando las comisiones del mercado suelen rondar entre el 0,5 y el 3%.

Así, aunque la comisión que percibió The Old Fund entraría dentro de los parámetros del sector, la operación acumuló singularidades: el gobierno de Insfrán la contrató aunque carecía de personal o antecedentes en canjes y cobró antes de que Formosa completara la operación financiera, además de que, según la versión del propio Vandenbroele, debió subcontratar a terceros para completar ese trabajo. Esos supuestos expertos aún desconocidos habrían cobrado $ 2,2 millones de honorarios, que se canalizaron, según Vandenbroele, a través de Estrategias de Imagen y Comunicación SRL.

El titular de esa firma es Martín Cortés, quien tiene tres rasgos valiosos para los investigadores judiciales: admitió haber participado con Vandenbroele y el socio de Boudou, José María Núñez Carmona, en las negociaciones por la compra de Canal 10 de Mar del Plata; varias de sus sociedades comparten el domicilio en Puerto Madero con The Old Fund, y Cortés preside, hoy, el Banco de Formosa. Por todo eso, la Justicia investiga si esos $ 2,2 millones son la fachada para la comisión que habría cobrado Cortés por el pago de la supuesta coima a Boudou.

No sólo eso, los libros contables de The Old Fund muestran otro dato llamativo. Durante 2010, Vandenbroele pasó como corporativos numerosos gastos de sus viajes a Mendoza -donde viven su ex mujer y su hija-, incluidas comidas y estadías en hoteles. Pero no hay un pago o constancia de viaje alguno a Formosa cuando el canje se encontraba en su recta final.

11 de marzo, fecha clave

Descontados los $ 2,2 millones que giró a la firma de Cortés y unos $ 250.000 de Ganancias e Ingresos Brutos, Vandenbroele no se quedó quieto con los restantes $ 5 millones que quedaron en la cuenta de The Old Fund. Se presentó por ventanilla del Banco Macro y completó tres extracciones que cambió a dólares, para luego retirarse de la entidad con 1 millón, 200.000 y 450.000 dólares en sus manos. El destino final de esos US$ 1.650.000 aún se ignora.

Al defender su actuación en el canje de Formosa, Boudou se deslindó de toda responsabilidad. Destacó que la negociación entre el Ministerio de Economía y Formosa comenzó antes de que él llegara al Palacio de Hacienda. Eso es cierto. Pero omitió exponer la secuencia completa de la operación y, en particular, una fecha clave.

El 10 de junio de 2009, su antecesor en el Palacio de Hacienda, Carlos Fernández, firmó con Insfrán el "convenio entre el Gobierno y Formosa". Pero cuatro semanas después, Fernández presentó su renuncia y el 8 de julio, Boudou asumió como ministro de Economía.

Recién dos meses después, el 11 de septiembre, Vandenbroele firmó con el administrador del Fondo Fiduciario Provincial (FonFiPro), Jorge Ubaldo Melchor, su "contrato de consultoría", cuya cláusula 4.3 fijó la fecha de vencimiento: seis meses. Es decir, el 11 de marzo de 2010.

Lo notable es que ese día resultó clave para el canje. A las 10 de la mañana, Boudou se reunió con Insfrán en el Palacio de Hacienda, según consta en el registro público de audiencias. Firmaron una adenda que amplió el monto global de la reestructuración, ya que pasó a incluir "el valor presente del flujo de intereses sobre la mencionada deuda provincial durante 30 años".

Esa modificación habría resultado beneficiosa para Formosa, al mismo tiempo que elevó el dinero que terminó por cobrar The Old Fund, dado que fijó su "honorario de éxito" en el 2,5% sobre el monto final de la operación. Pero para eso, ese mismo 11 de marzo de 2010, Vandenbroele firmó su propia adenda con el FonFiPro.

El único "objeto" de ese documento fue ampliar el contrato original por otros cuatro meses, según consta en la copia que obtuvo LA NACION. A The Old Fund le resultó suficiente. El 21 de mayo, embolsó millones. Con su ganancia extraordinaria y, acaso, sin la correcta retención tributaria.

Hipótesis con consecuencias

Boudou es investigado por la reestructuración de la deuda

Tres opciones

La supuesta coima

Rívolo investiga si la transferencia millonaria encubrió el supuesto pago de coimas a Boudou a cambio de que destrabara el canje de la deuda de Formosa.

Asesores millonarios

Si existió el asesoramiento, entonces Insfrán pagó casi $ 5,5 millones de más por ese trabajo, que The Old Fund afirma que tercerizó en expertos aún desconocidos.

El pago de impuestos

La tercera opción pasa por los impuestos; la Justicia investiga la presunta evasión tributaria por $ 1,6 millones.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.