Candidatura, corrupción y Tinelli: las definiciones que dejó Lavagna en Córdoba

"No soy candidato", sostuvo Lavagna en Córdoba, pero dejó abierta la puerta a su postulación
"No soy candidato", sostuvo Lavagna en Córdoba, pero dejó abierta la puerta a su postulación Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Gabriela Origlia
(0)
20 de marzo de 2019  • 16:36

CORDOBA. Roberto Lavagna, ante los empresarios convocados de la Fundación Mediterránea, afirmó que no es candidato y ratificó que no competirá en las Paso de Alternativa Federal, pero dejó abiertas las puertas a su postulación: "No se sabe en el futuro". También enfatizó que si llegara a ser presidente, "terminantemente no" indultaría a los condenados por casos de corrupción. "Para investigarlos está el aparato de la Justicia".

Entre las definiciones que dejó el exministro se destacan:

  • "Lo absolutamente dominante son los consensos sobre el programa de propuestas y sobre las candidaturas. Primero consenso".
  • "Voy a hacer el esfuerzo de construir consenso. Para eso trabajo. No soy candidato".
  • "La reunión con (Juan) Schiaretti fue muy buena. Es bueno ver a un amigo que se está recuperando. Hablamos del país, del parate generalizado y hubo plena coincidencia en la necesidad de construir consenso. No hablamos de las Paso".
  • "No busco espacios donde estar. Trabajo en construir consenso".
  • "De candidaturas con (Marcelo) Tinelli no hablamos. Sí nos enfocamos en particular en la realidad de Buenos Aires. Me encontré con que había estudiado, con que tenía datos. Es un empresario exitoso, paga el sueldo a 400 empleados y hay que prestarle la atención que merece. Tiene, además, preocupación social".
  • "(Miguel) Pichetto hizo un gran, un enorme trabajo en el Senado, en un país dividido y tironeado para brindar gobernabilidad. Pero la gobernabilidad vacía de resultados no sirve".
  • "Técnicamente no indultaría a los condenados por corrupción".
  • "Hay necesidad de un gobierno de consensos básicos, de unión nacional. Sí es posible hacer consensos y movilizar recursos ociosos. La única manera de equilibrar las cuentas de manera duradera es el crecimiento".
  • "Los dos últimos gobiernos pretendieron quedarse con la mayoría en el Consejo de la Magistratura y los dos, a pesar de ser minoría, decidieron que tenían el derecho de ser mayoría".
  • "Las políticas económicas fueron dos diferentes en ocho años. La última, de clara prevalencia financiera. Es un péndulo que se mueve entre extremos y que no reconoce que tanto en la ortodoxia como en la heterodoxia hay cosas malas y buenas. No es sóloo un problema económico. Es de orden político".

Dónde voto: consultá el padrón electoral 2019

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.