Caso Ciccone: Alejandro Vandenbroele presentó su renuncia "indeclinable" al programa de protección de testigos

La salida de Vandenbroele se da en medio de denuncias por el lanzamiento de un hotel en Mendoza
La salida de Vandenbroele se da en medio de denuncias por el lanzamiento de un hotel en Mendoza Fuente: Archivo - Crédito: Santiago Filipuzzi
(0)
22 de febrero de 2020  • 00:00

El arrepentido de l caso Ciccone Alejandro Vandenbroele presentó ayer su renuncia "indeclinable" al programa de protección de testigos e imputados colaboradores ante el juez federal Ariel Lijo , según informaron fuentes judiciales.

Vandenbroele, cuyo testimonio fue esencial para avanzar en la investigación contra el exvicepresidente Amado Boudou , tomó la decisión luego de que el presidente Alberto Fernández mantuviera en la órbita del Ejecutivo el programa. Esto se dio por la derogación del decreto en el que el exmandatario Mauricio Macri creaba una agencia autárquica para tal fin. También, después de las críticas que le impartió el secretario de Justicia, Juan Martín Mena.

A través de un escrito que lleva su firma, pero que fue presentado por sus defensores, Vandenbroele dijo que permanecer bajo el régimen de protección conllevaría un "evidente riesgo". Lo entendió así porque, según explicó, existe un "claro y abierto conflicto de intereses entre las nuevas autoridades políticas del programa" y él. Incluso mencionó una "clara animosidad" hacia su persona, motivada, de acuerdo con lo que indicó en la presentación, por sus "dichos al haber involucrado a individuos del mismo espacio político que dichas autoridades".

El primer motivo que Vandenbroele alegó para su renuncia fue la "filtración y difusión mediática" de su legajo del programa. Consideró que eso compromete su seguridad "de manera exponencial" y lo somete "a un intento de escarnio público, con fines de generar un beneficio procesal entre condenados pertenecientes al espacio político del nuevo gobierno".

También, mencionó una "inacción y falta de respuesta" ante esa filtración de parte del programa de protección de testigos.

Por otro lado. puntualizó en las declaraciones de miembros del Ejecutivo y de la Justicia sobre su condición de "arrepentido pago y/o trucho".

Vandenbroele dijo que eso constituyó "un claro prejuzgamiento y una coacción hacia los fiscales y jueces intervinientes en una causa abierta, en que se investiga el contenido de las filtraciones aludidas". Sobre la vuelta al Ministerio de Justicia del programa de protección, sostuvo que eso expone "a los testigos que declararon contra miembros y/o personas del espacio político del actual gobierno a la peligrosa e inédita situación de estar supuestamente protegidos por los denunciados o personas afines".

Por último, Vandenbroele tomó como otro justificativo las manifestaciones del secretario de Justicia. "Expresamente toma postura contra mi persona y mi conducta y el accionar legal del programa de protección hasta la fecha", narró en su renuncia.

Mena, en relación con el dinero que desde el programa le habrían entregado a Vandenbroele para invertir en una posada en Mendoza, ironizó que nunca había visto "que las medidas de protección y de asistencia económica tengan que ver con instalar un hotel, una posada u otros negocios a los testigos".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.