Con el espíritu del G-20, Macri activa la campaña y lanza el operativo reelección

Macri encabezó ayer en el CCK un acto con 1200 funcionarios y se emocionó al recibir el apoyo para ir en busca de la reelección
Macri encabezó ayer en el CCK un acto con 1200 funcionarios y se emocionó al recibir el apoyo para ir en busca de la reelección Crédito: Presidencia
La cumbre de líderes mundiales fue el eje del mensaje del Presidente ante 1200 funcionarios; Marcos Peña afirmó que el desafío central del año que viene es lograr un segundo mandato
Jaime Rosemberg
(0)
14 de diciembre de 2018  

Los 1200 funcionarios se pusieron de pie para recibirlo en la sala principal del Centro Cultural Kirchner (CCK). Subido al escenario, y luego de ver un compacto sobre la Cumbre del G-20, el presidente Mauricio Macri volvió a conmoverse. Como en el Teatro Colón, hace diez días, el grito de "Argentina, Argentina" se escuchó fuerte y claro, y el primer mandatario lo acompañó, con el brazo derecho en alto y conteniendo el llanto.

En una reunión de gabinete ampliado que tuvo inédito tono electoral, el Presidente lanzó de manera virtual su campaña por la reelección. Tanto él como el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y otros referentes del oficialismo se refirieron al año electoral que se avecina y pronosticaron un nuevo triunfo, con otros cuatro años de mandato para Cambiemos. "El año que viene la Argentina va a confirmar que entendió que este es el rumbo", dijo sin eufemismos el Presidente hacia el final de sus 24 minutos de exposición. Repasó la reciente cumbre de líderes mundiales, defendió su gestión de gobierno, reconoció que "los números dan mal", pero ratificó "el rumbo" de su gobierno en la búsqueda de un nuevo período. "Tenemos un desafío central el año que viene: ganar la reelección de nuestro presidente", había dicho, un rato antes, Marcos Peña, recogiendo aplausos.

El discurso reeleccionista estuvo presente, además, en varios de los cinco gobernadores de Cambiemos que también hablaron. El radical jujeño Gerardo Morales se autodefinió en "modo campaña" y pidió "ponerse a trabajar" para lograr la reelección de los mandatarios. "No solo vamos [por Macri] a terminar su mandato, sino que vamos a reelegir", dijo el mandatario mendocino, Alfredo Cornejo.

La columna de Jorge Liotti

06:11
Video

Elogiada por Morales -que pidió "ayudar a esta mujer porque allí se define buena parte del partido"-, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, prefirió centrarse en "cumplir" con las promesas de campaña. "Nuestro desafío es seguir representando lo que la gente quería", subrayó, y dijo que si bien "muchos esperábamos" que "fuera rápido", advirtió que "no es rápido ni lineal, porque es profundo. Ya hicimos algunos cambios muy profundos", dijo la gobernadora.

"Vamos por el camino correcto, y este camino de cambio es para siempre", coincidió Macri en la reunión de gabinete ampliado, la última del año y la primera después de la Cumbre del G-20.

"Tenemos que estar cerca de la gente", agregó el primer mandatario, y reafirmó su convicción de estar "cambiando culturalmente" el país. "Superamos el tiempo en el que los argentinos teníamos que resignarnos a que nunca íbamos a tener asfalto, cloacas, agua potable o la posibilidad de terminar la escuela que permita la inclusión", dijo Macri.

Una y otra vez, el G-20 volvió al discurso presidencial. "Como dijo Marcos, fue un antídoto contra la resignación", dijo Macri, parafraseando a su jefe de Gabinete.

Emocionado por momentos, reflexivo por otros y siempre con micrófono en mano, Macri reconoció que "los indicadores [económicos] dan mal", pero aseguró que "en la cabeza de ellos [los líderes del mundo] Argentina tiene un lugar, se dan cuenta de que tiene que ser parte de la solución de los problemas globales".

Destacó los "espacios de libertad que hemos creado", como los de la "igualdad de género, en los que la Argentina se está curando". La emprendió contra las "mafias que se resisten a dejar sus privilegios" y, sin mencionarlos, afirmó que se "arman para defenderlos, te toman una calle, te rodean".

En el mismo sentido, Peña había afirmado: "No vinimos con superpoderes ni relatos mesiánicos, sino a superar los desafíos que se nos plantean como sociedad". Enfático, y luego de comparar los obstáculos del Gobierno con los de los personajes de Disney, el jefe de Gabinete pidió a los funcionarios "no perder la humildad, recordar los momentos difíciles, contestar los llamados, los mails a tiempo, ser puntuales en las reuniones".

El encuentro había sido inaugurado por la vicepresidenta Gabriela Michetti. Le siguieron en el uso de la palabra Peña, los gobernadores de las cinco provincias que gobierna Cambiemos, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y, por supuesto, el Presidente. También pudo verse un video sobre el G-20 muy aplaudido y otro sobre el trabajo de los intendentes de las localidades en las que gobierna el oficialismo. El clima general hacia el final era optimista, no tanto sobre la coyuntura en sí, sino por el futuro. "En un año extremadamente difícil, el barco dio la vuelta para el lado donde sopla el viento", describió el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, después de la reunión de gabinete en Casa Rosada que siguió al multitudinario encuentro en el CCK.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.