Coronavirus en la Argentina: Catamarca y Formosa, las provincias sin casos, siguen aferradas a un aislamiento estricto

Sin registro de casos de coronavirus en la provincia, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, recibió reclamos de la oposición para flexibilizar la cuarentena
Sin registro de casos de coronavirus en la provincia, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, recibió reclamos de la oposición para flexibilizar la cuarentena Fuente: Archivo
Candela Ini
(0)
27 de abril de 2020  • 16:56

En las dos provincias libres de coronavirus se mantuvo, durante las últimas semanas, el aislamiento obligatorio de manera estricta. Catamarca, gobernada por Raúl Jalil, y Formosa, gobernada por Gildo Insfrán, siguieron los lineamientos de la Nación y todavía mantienen sus fronteras controladas por las fuerzas provinciales, así como también la prohibición para circular por las calles de todos aquellos que no estén exceptuados.

Ni Catamarca ni Formosa anunciaron hasta hoy que vayan a poner en práctica las "salidas recreativas" autorizadas por el decreto de necesidad y urgencia que firmó Alberto Fernández. Los epidemiólogos y las autoridades de salud de esas provincias coinciden en que la nula cantidad de casos de coronavirus se debe a que se cerraron a tiempo las fronteras y en que, además, no son focos importantes de turismo.

En ambas provincias se establecieron controles estrictos en las fronteras terrestres y fueron aislados, desde mediados de marzo, todos los ciudadanos que volvieron a sus territorios.

La ministra de Salud de Catamarca, Claudia Palladino, preside el Comité Operativo de Emergencia (COE) local y advierte que, a pesar de no tener casos confirmados en la provincia, no se deben alivianar las medidas de prevención. Las autoridades y los distintos sectores de la comunidad reunidos en el COE acordaron hoy no avanzar con el permiso para las actividades al aire libre ni con ninguna otra excepción recreativa.

Quedaron en volver a reunirse pasado mañana para definir "las nuevas actividades que se podrían incluir en el listado de excepciones", informaron fuentes oficiales. "Por el momento, no hay cambios", dijeron, en referencia a las pautas de aislamiento.

Palladino explica la ausencia de casos en la provincia por la velocidad con la que se implementaron los controles en las rutas y se cancelaron los eventos masivos.

"Todavía estamos analizando el por qué y tal vez la causa la sepamos retrospectivamente en el tiempo. Pero desde el 3 de marzo realizamos una serie de estrategias que, en conjunción, permitieron que hoy no tengamos casos", dijo Palladino a LA NACION.

Catamarca, gobernada por Raúl Jalil, no pondrá en práctica por el momento las "salidas recreativas" autorizadas por el Presidente
Catamarca, gobernada por Raúl Jalil, no pondrá en práctica por el momento las "salidas recreativas" autorizadas por el Presidente

Las medidas adoptadas en esa provincia comenzaron antes de que la Organización Mundial de la Salud declarara al coronavirus pandemia. "El 10 de marzo suspendimos todo tipo de eventos masivos, y ese fin de semana se estableció un estricto control de ingresos terrestres, tanto para los turistas como los catamarqueños que volvían de vacaciones y entraban por diferentes puntos. Conformamos controles con la policía caminera y personal de salud, que controlaban cuadros febriles en algunos puntos de rutas", resumió Palladino.

Mediante un sistema de control telefónico, se verificó que todo ciudadano que llegara a la provincia cumpliera con el aislamiento obligatorio. En principio, ese aislamiento debía extenderse por 14 días. Ahora son 28 días los que deben permanecer aislados quienes regresen a la provincia por cualquiera de sus puntos fronterizos.

"Si no tuviésemos ingreso por frontera interprovincial y si nos pudiéramos autoabastecer, podríamos funcionar como una provincia aislada en sí misma -dijo Palladino-. Pero nuestra preocupación todavía son estas 500 personas que ingresaron por el permiso para poder regresar a la provincia, y todavía hay gente que tiene que regresar."

En Catamarca se estableció el uso obligatorio de barbijos. En Formosa solamente es obligatorio utilizarlos en los colectivos. Se contempla, sin embargo, la posibilidad de establecer el uso obligatorio para circular por la vía pública.

Pedidos a Insfrán

A pesar de no tener contagios, en Formosa se dio un fuerte acatamiento al aislamiento. "Se tiene que avanzar en procesos de flexibilización que tengan en mira la preservación de la salud pública, y para esto es necesario que se imponga el uso de barbijos o tapaboca caseros", dijo el senador de Juntos por el Cambio y referente de la oposición en esa provincia, Luis Naidenoff, a LA NACION.

Y, a pesar de que Formosa es una provincia que tiene una fuerte dependencia del sector público, Naidenoff planteó la preocupación por la parálisis económica. "Por casos como el de un emprendedor, el cuentapropista, el que tiene una peluquería, un comercio, un bar o cualquier actividad que esté con persianas bajas, el gobierno debería, como prueba piloto, empezar a flexibilizar las medidas con guardias mínimas e incluir a actividades no esenciales".

A comienzos de este mes, el director de Emergencias Médicas de Chaco, Nicolás Ivancovich, señaló al oficialismo formoseño por el supuesto ocultamiento de datos sobre la situación epidemiológica de la provincia. "No quiero manejarme en un marco de presunciones, o de sospechas -dijo Naidenoff-. Tratándose de un caso de extrema gravedad, donde la población está con temores fundados, es mi obligación aportar desde la oposición con criterios de responsabilidad. Esos pasan por dar por cierto los informes que brinda el propio gobierno."

"Dios es formoseño"

"Creo que no tenemos casos porque Dios es formoseño", sostuvo el funcionario Jorge González, ministro de Gobierno de Formosa, hace dos semanas, en diálogo con un programa radial. Y amplió: "A todos les decimos lo mismo: estamos convencidos de que es una bendición de Dios, pero a las decisiones de Dios hay que acompañarlas".

En ambas provincias, el coronavirus todavía es un fantasma. El principal enemigo es el dengue. En Catamarca la situación se considera "controlada": desde la cartera de salud de esa provincia informaron a LA NACION que la curva está en descenso por las estrategias de bloqueo y prevención de dengue, y que desde que comenzó el año se registraron 273 casos, de los cuales 250 corresponden a pacientes que están curados.

En Formosa, de acuerdo al último informe presentado por el Ministerio de Desarrollo Humano, son 2788 los casos de dengue confirmados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.