Coronavirus en la Argentina: la Corte Suprema pidió opinión al Procurador antes de resolver el planteo de Cristina Kirchner

El presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, decidió habilitar la feria judicial decretada por el coronavirus para tratar el planteo de Cristina Kirchner
El presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, decidió habilitar la feria judicial decretada por el coronavirus para tratar el planteo de Cristina Kirchner Crédito: Prensa HCDN
Paz Rodríguez Niell
(0)
17 de abril de 2020  • 15:39

El presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, habilitó hoy la feria judicial dispuesta por el coronavirus para tratar el planteo que presentó anteayer la vicepresidenta Cristina Kirchner y le dio vista al procurador general, Eduardo Casal, para que dictamine.

Cristina Kirchner, en carácter de presidenta del Senado, le pidió el miércoles pasado al máximo tribunal que avalara la posibilidad de que la Cámara alta sesione de manera remota, por teleconferencia, ante las prohibiciones dispuestas por la pandemia. El planteo es una "acción declarativa de certeza". Solicita que la Corte "de modo urgente y mediante un trámite sumarísimo" declare si es constitucionalmente posible que el Senado sesione "mediante medios digitales".

La procuración tendrá ahora 48 horas para presentar su dictamen. Según la resolución que firmó hoy Rosenkrantz, ese plazo empieza a correr desde la notificación -que de acuerdo con fuentes de la Corte, ya sucedió- "sin computar los días sábado y domingo".

En el alto tribunal informaron a LA NACION que la vista es "por la competencia, no por el fondo"; es decir, para que el procurador dictamine si corresponde o no que la Corte tome el caso. Una vez que esté presentada esta opinión -que no es vinculante-, Rosenkrantz convocará a sus pares a un acuerdo para tratar el tema, adelantaron. Esto quiere decir que todavía no está decidido que la Corte vaya a aceptar el asunto. El plazo para presentar el dictamen vence el martes, dijeron en la Procuración.

El plan de Cristina Kirchner

El kirchnerismo quiere avanzar con un proyecto -avalado esta semana por el Presidente- para gravar grandes fortunas, pero crear un nuevo impuesto es algo que la Constitución Nacional impide disponer por decreto de necesidad y urgencia. Por eso, debe hacerse por ley. En su planteo ante la Corte, Cristina Kirchner hizo referencia a esta prohibición y si bien no mencionó la iniciativa, dijo que es imprescindible "responder a la acuciante necesidad de legislar en materia tributaria".

Ayer, la abogada Graciana Peñafort, directora general de Asuntos Jurídicos del Senado y una de las patrocinantes de Cristina Kirchner en esta presentación, dijo que la vicepresidenta la hizo "porque hay que debatir un impuesto especifico, que es el impuesto a las grandes fortunas" y acusó a Rosenkrantz, como juez de feria, de haber suspendido un supuesto acuerdo virtual de la Corte -según ella, previsto para ayer- para evitar que el tribunal tratara el tema. "Lo que no quiere Rosenkratz es que salga ese impuesto", escribió en su cuenta de Twitter la abogada de la vicepresidenta, que acusó a la Corte en general, y a Rosenkrantz "en particular", de haber alcanzado "límites pocas veces vistos en materia de cachivachismo".

Mientras tanto, la oposición le reclama a la vicepresidenta que el Senado se reúna y anteayer criticó con dureza la pretensión de trasladarle a la Corte la decisión de cómo debe sesionar la Cámara. "No vemos imposibilidad de sesionar de manera presencial con los recaudos del caso", sostiene un documento firmado por los senadores Luis Naidenoff (Formosa) y Humberto Schiavoni (Misiones), presidentes de los bloque de la UCR y Pro. Según ellos, es inadmisible dejar "supeditada la actividad del Congreso a una hipotética resolución judicial" porque "es facultad exclusiva y excluyente de este Senado darse su propio reglamento".

La vicepresidenta, en cambio, afirmó en su escrito que dado el aislamiento ordenado, los senadores "se encuentran en su gran mayoría en sus provincias de origen" y, por el cierre de los aeropuertos y las limitaciones en el transporte en general, tendrían dificultades para llegar a Buenos Aires. Advirtió también que sesionar en el recinto implicaría romper el "distanciamiento social obligatorio entre personas, exponiendo así a los senadores y sus colaboradores".

Lo que Cristina Kirchner le está pidiendo al tribunal es algo que la Corte nunca hizo. La Constitución Nacional establece cuáles son los asuntos de "competencia originaria" (no por apelación) del alto tribunal y no contempla dar una respuesta como la que ahora le solicita la presidenta del Senado. Ella sustenta su pedido en la "excepcionalísima circunstancia" de la pandemia. "No hay duda alguna de que las actuales circunstancias revisten una gravedad institucional como no se ha conocido en el mundo. Nunca. Y en el caso puntual sometido a vuestro conocimiento, refiere ni más ni menos a la posibilidad de funcionamiento mismo de uno de los tres poderes que conforma el Estado argentino", afirmó.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.