Debate presidencial: Fernández almorzó con Scioli y se prepara "en modo zen"

"Daniel Scioli es un arma secreta para que Macri lo vea y se acuerde de las mentiras que dijo hace cuatro años", bromeó un colaborador de Alberto Fernández
"Daniel Scioli es un arma secreta para que Macri lo vea y se acuerde de las mentiras que dijo hace cuatro años", bromeó un colaborador de Alberto Fernández Crédito: Prensa Scioli
Gabriel Sued
(0)
13 de octubre de 2019  • 17:22

En el almuerzo previo al debate, Alberto Fernández conversó durante una hora con un jugador experimentado: Daniel Scioli llegó desde Buenos Aires para ocupar una de las butacas del Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), donde se desarrollará el evento, a partir de las 21.

"¿En qué te has convertido, Macri, y en qué has convertido a la Argentina?", ensayó el excandidato presidencial, entre risas, después de declararse ganador retroactivo del duelo verbal previo al ballottage de 2015. Lo escuchaban Eduardo "Wado" De Pedro y Santiago Cafiero, en el salón del primer piso del hotel de ATE, el refugio elegido por el Frente de Todos, en las afueras de la ciudad de Santa Fe. "Daniel es un arma secreta, para que Macri lo vea y se acuerde de las mentiras que dijo hace cuatro años", se entusiasma un dirigente kirchnerista, mientras abrazaba al exgobernador bonaerense.

El candidato almorzó carré de cerdo y agua. Los comensales juran que no habló del debate durante el almuerzo

Solo la presencia de Scioli le aportó algo de temperatura al clima de la previa en el búnker de Fernández. El candidato del Frente de Todos encara el duelo a regañadientes. "Esto es una payasada. ¿Cómo vamos a hablar de todos los temas previstos en 13 minutos?", dijo a sus compañeros de mesa. La mayoría en el frente opositor ya se contagió de ese estado de ánimo. "Nadie va a cambiar su voto por lo que pase esta noche", dijo uno de los integrantes de la comitiva.

Además de Scioli y Cafiero, almorzaron con él Cecilia Todesca, Guillermo Chávez, Felipe Solá, Juan Manuel Olmos, Matías Kulfas, Cecilia Gómez Mirada, Juan Courel y Juan Pablo Biondi, todos integrantes de su equipo de colaboradores, todos con grandes posibilidades de integrar un eventual gabinete.

En una mesa contigua se sentaron De Pedro y otros dos diputados de La Cámpora, Marcos Cleri y Luana Volnovich; el coordinador de los equipos técnicos, Nicolás Trotta; el exviceministro de Educación Jaime Persik, y el jefe de ATE Santa Fe, Jorge Hoffmann.

El candidato almorzó carré de cerdo y agua. Los comensales juran que no habló del debate durante el almuerzo. Pero en su entorno insisten en que no está subestimando el desafío. A las 15.30 se fue a su habitación, del piso 12, para descansar y terminar de estudiar los temas. A la mañana, justo después de llegar desde Buenos Aires en el vuelo de Aerolíneas Argentinas, pasó por la UNL para ver el escenario.

La estrategia para el debate se definió en Buenos Aires. "Tiene que jugar como River la revancha del superclásico. Si puede atacar, que ataque, pero no tiene que salir a arriesgar demás", evaluó uno de sus colaboradores

Casi todo el equipo de Fernández llegó en ese vuelo, que aterrizó en Paraná. El candidato se queda esta noche a dormir en Santa Fe y mañana encabezará una serie de actividades en Rosario, organizadas por María Eugenia Bielsa.

La estrategia para el debate se definió en Buenos Aires. "Tiene que jugar como River la revancha del superclásico. Si puede atacar, que ataque, pero no tiene que salir a arriesgar demás", evaluó uno de sus colaboradores. El candidato discutirá le menos posible con Macri e ignorará por completo al resto de los postulantes. "Estoy en modo zen", dijo Fernández, antes de subir a su habitación, acompañado de Courel, jefe de comunicación de la campaña, y Biondi, vocero y jefe de prensa.

En el equipo del candidato entienden que, de los temas que se tratarán esta noche, Macri intentará diferenciarse en torno de la postura sobre Venezuela. "Alberto tiene que estar tranquilo", insistían en su entorno, con la confianza de los que se sienten ganadores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.