Debuta De la Rúa en el consejo de la Internacional Socialista

Se reunirá en Buenos Aires entre el 24 y el 25 de junio próximos; en campaña.
(0)
12 de enero de 1999  

Nadie recuerda haber visto nunca a Fernando de la Rúa en una reunión de la Internacional Socialista (IS). No es extraño: cuando en 1995 Raúl Alfonsín hizo ingresar al radicalismo en la organización mundial de partidos de centroizquierda, De la Rúa integraba el sector de quienes protestaban: "Somos radicales, no socialistas".

Este año será su debut. El consejo de la IS se reunirá en Buenos Aires entre el 24 y el 25 de junio próximos, cuatro meses antes de las elecciones presidenciales, y los radicales confían en aprovechar ese encuentro para la campaña política.

Se entusiasman con sólo mencionar los nombres de los muy posibles asistentes: el líder español Felipe González; el primer ministro francés, Lionel Jospin; el laborista israelí Shimon Peres; el premier británico, Tony Blair; el socialdemócrata alemán Oskar Lafontaine; el premier italiano, Massimo D´Alema, y la mayoría de los primeros ministros y jefes de las socialdemocracias europeas, que gobiernan trece países del Viejo Continente.

De acuerdo a como esté la situación política en Israel, podría sumarse Yasser Arafat al encuentro internacional.

Un buen momento

"Pierre Maurois, el presidente de la IS (y ex primer ministro de Francia)estaba interesado en hacer el consejo en Buenos Aires por el momento particularmente importante de la política argentina -explicó Susana Delbo, encargada de la organización del consejo, a La Nación -. Nuestros amigos pueden ganar las elecciones y llegar al gobierno."

Los representantes argentinos de la IS son la Unión Cívica Radical, que tiene carácter de miembro consultivo desde 1996, y el Partido Socialista Popular (PSP), que es miembro pleno. Ambos integran la Alianza.

Fue por esa razón que el consejo se realizará en junio y no en octubre último, como se había previsto: la rivalidad entre la UCR y el Frepaso (que el PSP integra) por la candidatura presidencial hizo temer situaciones incómodas.

"De la misma manera que se postergó para no hacerlo antes de las elecciones internas, ahora será un aval político a la Alianza", afirmó Rubén Giustiniani, secretario general del Partido Socialista Popular.

"Casi un chiste"

"Hace cuatro años, pensar que De la Rúa podía ir a la Internacional Socialista era casi un chiste", deslizó un operador alfonsinista.

El candidato a presidente por la Alianza se ubicó históricamente en el sector más conservador del radicalismo, en los antípodas de Alfonsín.

En rigor, sumar la UCR a la Internacional Socialista fue uno de los últimos actos de Alfonsín como jefe del partido.

Simón Lázara, su antiguo vocero y miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), recordó a La Nación : "En julio o agosto de 1995 llevamos el pedido de ingresar como miembros consultivos, que fue aprobado en el congreso de Nueva York de 1996. Las razones del pedido fueron los largos años de relación con la Internacional; los años de la dictadura militar, en que hubo colaboración de los partidos de la IS con el radicalismo y los partidos argentinos, y la buena relación con la socialdemocracia europea".

La Internacional Socialista es hoy un "ámbito excelente -opinó Lázara- porque forman parte de ella trece de los quince gobernantes de la Unión Europea".

"De la Rúa no se la va a perder, va a hablar del nuevo camino", aseguró un vocero oficial del radicalismo.

El tema ocupa un lugar destacado en la agenda política mundial.

En julio, un mes después de la reunión de la IS, la Asociación de Bancos de la República Argentina y la Asociación de Bancos Argentinos (las asociaciones de bancos recientemente unificadas) realizarán su primer congreso anual conjunto. ¿El tema de debate?: "La tercera vía, ¿alternativa válida o última utopía del siglo XX?".

El mencionado encuentro se refiere directamente a la "tercera vía" auspiciada por la política del primer ministro británico, Tony Blair. Y en ese encuentro, organizado por los bancarios, los dirigentes de la Alianza planean impactar al público con un discurso del economista radical José Luis Machinea.

La reunión

El consejo de la Internacional Socialista se ocupará de hacer un balance preparatorio para el congreso trianual, que se realizará en París en noviembre próximo. El tema es el desafío de las socialdemocracias frente al nuevo milenio.

La Comisión de Progreso Global, que preside Felipe González, deberá enunciar sus conclusiones.

"Se deben dar pistas generales frente al proceso de globalización y decir de qué manera hacerla más positiva para el ser humano", explicó Delbo.

Por otra parte, Alfonsín expresó a La Nación que "la reunión va a ser una gran oportunidad para debatir el futuro de la sociadelmocracia en el mundo cuando trece de quince países europeos tienen gobiernos socialdemócratas. Esperamos que la Argentina también lo tenga a partir de diciembre (del año actual)".

"Aspiramos a que al consejo que se hará en Buenos Aires vengan los miembros importantes", se esperanzó Giustiniani.

Está prevista la asistencia de todos los miembros de la IS, aunque las confirmaciones tardarán en llegar, aseguran.

Por último, la encargada de la organización del consejo de la ISexpresó su confianza en que la Primera Cumbre de Jefes de Estado de América y la Unión Europea, que se realizará en Río de Janeiro dos días después de la reunión de la Internacional Socialista, será garantía de una importante presencia de primeros mandatarios en la reunión de representantes socialdemócratas.

La organización

La Internacional Socialista, creada a principios de siglo, es la mayor organización política mundial. Cuenta con 140 partidos miembros y unos 25 esperan para ser admitidos por las autoridades de la organización.

En 1992, los miembros eran aproximadamente 75; la caída del muro de Berlín, la crisis del modelo neoliberal y el reciente triunfo de la socialdemocracia en gran parte de Europa suscitaron un importante auge de la Internacional Socialista, luego de años de tendencia declinante.

Entre las recientes incorporaciones se cuentan, además de la Unión Cívica Radical de la Argentina, el PRIy el PRD de México y partidos de los países de Europa del este.

También son miembros el Partido de los Trabajadores de Brasil y las socialdemocracias portuguesa (actualmente, al frente del gobierno), turca, húngara, costarricense, finlandesa, sueca, danesa, chilena (en este último país hay tres partidos miembros que integran el oficialismo gobernante), austríaca, marroquí y griega (también a cargo del Poder Ejecutivo).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.