Detuvieron a 16 policías en Córdoba: los acusan de organizar otro acuartelamiento

A un mes de los saqueos en la capital provincial, la Justicia ordenó la captura de efectivos que, según se sospecha, fueron los principales instigadores de la protesta policial
(0)
16 de enero de 2014  • 12:37

CÓRDOBA.- A un mes de los saqueos en la capital provincial, la Justicia ordenó la captura de efectivos que, según se sospecha, fueron los principales instigadores de la protesta policial que permitieron violentos saqueos en Córdoba. Y los acusó de organizar nuevos acuartelamientos.

El fiscal Raúl Garzón ordenó la detención de 18 personas, entre ellos 16 policías, una ex agente y la esposa de un efectivo, por su participación en las huelgas de la fuerza provincial en diciembre pasado, se informó hoy oficialmente.

Las capturas se conocen en paralelo al envío, por parte del Gobierno, de 1000 efectivos de Gendarmería a la provincia, ante la amenaza de nuevas protestas. La acción se realizó por pedido expreso del gobernador José Manuel de la Sota a la Casa Rosada.

"Ayer se ordenó la detención de una ex agente de la policía y de 16 oficiales y suboficiales que protagonizaron la primera insurrección del día 3 de diciembre pasado", puntualizó Garzón, fiscal del Distrito III, Turno 7 de la ciudad de Córdoba.

El funcionario judicial sostuvo que "se trata de los principales uniformados que desoyeron las órdenes de sus superiores y además instigaron al resto a insubordinarse y autoacuartelarse", afirmó. Los uniformados fueron imputados como presuntos autores de "desobediencia a la autoridad e instigación a cometer delitos", agregó en declaraciones al diario La Voz.

El autoacuartelamiento de la policía cordobesa en reclamo de mejoras salariales y laborales dejó a la capital sin seguridad, lo que derivó en saqueos generalizados, que dejaron como saldo un muerto y enormes pérdidas materiales.

Garzón resolvió hoy también la detención de Adriana Rearte, una de las esposas de policías que protestaba frente a la Jefatura de la fuerza durante los días de la revuelta. "El hecho que se le atribuye es entorpecimiento funcional, se debe a una conducta puntual en la madrugada del 2 de diciembre, en situación en que, junto a otras mujeres, habría interceptado el ingreso y egreso de los móviles de la Guardia de Infantería", precisó a medios locales.

Señaló que por la acción de las mujeres hubo policías que ese día "debían salir por los techos a tomar servicio porque estas señores impedían el ingreso y egreso". "Una cosa es protestas y otra cosa es delinquir", advirtió, ya que, consideró, "obstaculizar, impedir a un funcionario público cumplir sus funciones como en aquella jornada", es una acción delictiva.

Entre los policías y civiles detenidos por los saqueos eran 52 las personas imputadas en Córdoba. Garzón no descartó apresar a otras persona: "En lo inmediato no están previstas nuevas detenciones, pero no hago futurología, el avance de la causa nos permitirá ir definiendo si corresponde o no alguna otra medida", remarcó.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.