Suscriptor digital

Detuvieron a Marcelo D´Alessio, el abogado acusado de pedir dinero en nombre de Stornelli

Así llegaba el abogado Marcelo D'Alessio al edificio de prefectura, detenido

03:53
Video
Candela Ini
(0)
15 de febrero de 2019  • 15:04

El abogado acusado de haber extorsionado a un empresario en nombre del fiscal Carlos Stornelli , Marcelo D'Alessio, fue detenido esta tarde por orden del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. La detención se produjo en la casa del letrado, en el country Saint Thomas, ubicado en la localidad de Canning.

Ramos Padilla instruye la causa por extorsión iniciada a partir de la denuncia de Pedro Etchebest, quien sostuvo que D'Alessio le pidió 300.000 dólares para que Stornelli no pidiera su detención en la causa de los cuadernos de las coimas.

Según denunció Etchebest, D'Alessio le exhibió fotografías de una supuesta declaración, donde el arrepentido Juan Manuel Campillo lo incriminaba en la causa por el pago de coimas.

D'Alessio fue detenido por efectivos de la Prefectura Nacional y será trasladado mañana al juzgado federal de Dolores para ser indagado por Ramos Padilla. Su casa había sido allanada ayer por segunda vez, y en ambos procedimientos se secuestró documentación de inteligencia, una credencial de la DEA, autos y motos de lujo y varias armas.

Las denuncias contra D'Alessio

Se presentó como un apasionado por la investigación y ostentó poder. Dio versiones fugaces y dispares sobre su accionar y entonces quedó bajo la lupa. En las últimas semanas, Marcelo D’Alessio acumuló dos nuevas denuncias. El empresario agropecuario Pedro Etchebest lo acusó por haberlo extorsionado con el pedido de 300.000 dólares, supuestamente en nombre del fiscal Carlos Stornelli, para desvincularlo de la causa de los cuadernos, donde en realidad no se encontraba involucrado. En esa maniobra extorsiva, D’Alessio utilizó elementos falsos, como fotografías de una supuesta declaración que no se corresponde con el expediente de la causa de los cuadernos y otros datos falsos.

Etchebest presentó a la justicia federal de Dolores los elementos recolectados de sus intercambios con D’Alessio y el juez de ese distrito, Alejo Ramos Padilla, ordenó medidas de prueba. Como consecuencia de estos hechos, Stornelli denunció a D’Alessio por defraudación, y la causa será investigada por el juez Julián Ercolini y la fiscal Alejandra Mángano.

Los dichos de D’Alessio a los medios de comunicación generaron confusión sobre el origen de sus maniobras. Aunque sostuvo frente a sus interlocutores que lleva adelante investigaciones periodísticas y jurídicas, que trabaja para la DEA, y se jactó frente al empresario Etchebest de tener un vínculo cercano con el fiscal Stornelli, en un escrito, D’Alessio aclaró: "Esta investigación no fue encargada por el fiscal Stornelli (y por ende sería aventurero pensar que podría haber pedido un centavo), ni por la filial de la DEA Argentina".

El viernes, en el programa radial de Ernesto Tenembaum, D’Alessio dijo que tenía pasión por investigar y que le parecía peyorativo que le dijeran que era un "servicio". Luego, en diálogo con Radio Continental, dijo que para realizar esta investigación lo habían contratado de parte de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Ante la consulta de LA NACION por los dichos de D’Alessio, desde ese organismo negaron tener contacto con él y dijeron "No lo conocemos".

A D’Alessio se lo pudo ver en imágenes con Stornelli y el intendente de Salta Gustavo Sáenz en el parador CR, en Pinamar. Según Stornelli, D’Alessio fue al encuentro con él en Pinamar para compartirle información sobre "la ruta del dinero" que finalmente no le exhibió. El fiscal dijo haber tenido contacto con D’Alessio cuatro o cinco veces, después de que se lo presentó el periodista Daniel Santoro.

D’Alessio, que durante el kirchnerismo tuvo su paso por Enarsa, donde dijo que obtuvo información sobre Julio De Vido, también ostentó vínculos con la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich y con Mario Montoto, el presidente de la Cámara de Comercio Argentino-Israelí. En declaraciones a los medios Bullrich dijo que lo conoció, que lo vio una vez, pero que considera que D’Alessio "tiene problemas".

Existe otra denuncia contra D’Alessio, donde aplicó un modus operandi similar al que implementó con Etchebest. En el año 2016, el despachante de aduanas Gabriel Traficante, imputado en la causa conocida como "la mafia de los contenedores", denunció que D’Alessio se contactó con él, que se encontraba imputado, y le ofreció sus servicios.

D’Alessio y Traficante son vecinos del country Saint Thomas, en Canning. Según fuentes cercanas a ese caso, cuando D’Alessio se puso en contacto con Traficante le mostró unas planillas con información que lo comprometería más en el caso, y aludió a sus vínculos con el juez que instruye la causa en el fuero penal económico, Marcelo Aguinsky. Le exhibió a Traficante supuestas capturas de pantalla de una conversación con el juez, pero resultaron ser falsas. Se comprobó que las imágenes de la supuesta conversación habían sido fraguadas y que, incluso, D’Alessio utilizó una fotografía de otro juez de ese fuero, Gustavo Meirovich. Le dijo a Traficante que lo podía "ayudar" en la causa si este le pagaba una cifra de dinero. La causa donde se investiga a D'Alessio por extorsión está a cargo del juez federal Luis Rodríguez. Rodríguez quedó en el ojo de la tormenta después que se revelara que Muñoz le habría pagado un soborno de 10 millones de dólares para que los favoreciera a él y a Pochetti en la causa por lavado de dinero.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?