Disímiles interpretaciones del mensaje

Monseñor Laguna dijo que no lo sorprendió el discurso del Papa, sino el momento elegido para hacerlo Dijo que ni siquiera debe saber sobre Argibay En medios eclesiásticos, intelectuales, científicos y diplomáticos se coincide en que se trata de la postura tradicional de Juan Pablo II
(0)
29 de febrero de 2004  

La exhortación del Papa al gobierno argentino para frenar los intentos por despenalizar el aborto repercutieron ayer con distinta intensidad entre algunos representantes eclesiásticos, intelectuales y diplomáticos.

Al ser consultados por LA NACION, mientras unos piensan que el Pontífice ha expresado una vez más la postura que siempre ha tenido la Iglesia, otros se sorprenden por el momento y por las circunstancias en que Juan Pablo II realizó su reclamo.

"El Papa está ratificando su posición de siempre con esta declaración. No agrega ni quita nada", dijo a La nacion Carlos Floria, doctor en Derecho y ex embajador de la Argentina ante la Unesco, al analizar las palabras que pronunció el Santo Padre.

"No me llama la atención que el Papa diga eso. Lo que me sorprende es que lo haga al recibir las cartas credenciales del embajador argentino en la Santa Sede", dijo a LA NACION el obispo de Morón, monseñor Justo Laguna.

"Creo que el Papa ni debe saber acerca de la posible designación de Argibay como jueza de la Corte Suprema. Estoy seguro de que él no se metería. Es algo que le compete al Gobierno y no a la Iglesia", dijo el prelado.

"Considero que una cosa es la postura personal de Argibay y otra sus pronunciaciones como jueza. En referencia a ella, entiendo que siempre se ha pronunciado ajustándose a la Constitución Nacional y a la legalidad", destacó Floria. "Veo serenos a los obispos argentinos en este tema", dijo el catedrático, al advertir que no ha habido pronunciamientos extremos en la Iglesia argentina. "La posición ha sido discreta", continuó.

"Es muy importante la libertad intelectual que manifieste el Senado, que es, en definitiva, el que definirá esto", señaló Floria.

"Esta declaración es un párrafo habitual en los discursos del Papa", expresó el médico Angel Miguel Centeno, que fue secretario de Culto de la Nación entre 1989 y 1998.

Habitual conocedor de las presentaciones del Papa ante el cuerpo diplomático, Centeno consideró que el mensaje de ayer no debe interpretarse como una crítica dirigida al presidente Néstor Kirchner.

"La posición de la Argentina ha sido, históricamente, en contra del aborto y en defensa de la vida. Nuestro país nunca necesitó mirar cómo opinaban en la Santa Sede porque ésta es su convicción. Eso sucede desde que Mario Amadeo fue embajador argentino en las Naciones Unidas, en 1961", destacó el ex funcionario, que hoy dirige el Consejo Argentino de Libertad Religiosa.

"Es lo habitual"

Centeno estimó que el mensaje del Papa no debe ser muy distinto del pronunciado en otras ocasiones similares y dijo que el actual embajador Custer "es un hombre comprometido con las enseñanzas de la Iglesia".

"Para la Iglesia, el derecho natural tiene prioridad por sobre el derecho positivo. Si en algún lugar se vota algo diferente de lo que dice el dogma católico, vale lo que dice el dogma por sobre la ley", opinó Diana Maffia, doctora en Filosofía y ex defensora adjunta de la ciudad de Buenos Aires.

Diana Galimberti, subdirectora del hospital Teodoro Alvarez, del barrio de Flores, advirtió que no sabía por qué el Papa realizó su afirmación: "Hoy no hay en la Argentina una propuesta clara de despenalización o legalización del aborto".

"La Organización Panamericana de la Salud (OPS) concluyó, luego de muchos estudios, que la despenalización del aborto hacia la mujer haría que murieran menos mujeres que llegan a los servicios de salud muy tarde por miedo a las denuncias y a la cárcel", explicó Galimberti, al expresar su opinión, en disidencia con la postura de las organizaciones católicas.

Definiciones

Monseñor Laguna

  • "No me llama la atención que el Papa diga eso. Lo que me sorprende es que lo haga al recibir las cartas credenciales del embajador en la Santa Sede", dijo Laguna
  • "El Papa ni debe saber acerca de la posible designación de Argibay como jueza de la Corte", agregó
  • "El Papa está ratificando su posición de siempre con esta declaración" , dijo Carlos Floria
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.