Echaron a Tierno y nombran un interventor en Santa Rosa

Lo decidió la Legislatura, que puso en funciones a un allegado al gobernador
(0)
8 de marzo de 2008  

SANTA ROSA.- Juan Carlos Tierno ya no es más el intendente de Santa Rosa. Finalmente, fue echado ayer por la Cámara de Diputados de la provincia, que aprobó la intervención total de la municipalidad pedida por el gobernador Oscar Mario Jorge (PJ).

En su lugar, asumió Gustavo Fernández Mendía. Es un hombre de suma confianza del gobernador: fue viceintendente de Santa Rosa en la década del 90, cuando Jorge era el jefe comunal, y actualmente ocupaba el cargo de ministro de Bienestar Social de la provincia.

"Mis objetivos más inmediatos serán mantener la prestación de los servicios públicos y buscar el consenso", dijo Fernández Mendía no bien asumió.

El interventor fue cauteloso: dijo que no despedirá a empleados municipales contratados recientemente y que podría llegar a mantener a parte de los funcionarios designados por Tierno. "Pero se analizará caso por caso", aclaró.

La sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados de la provincia fue convocada para el mediodía. Hubo disturbios, golpes y heridos.

A las 10.30 comenzaron a llegar a la Legislatura provincial los manifestantes que defendían a Tierno. Algunos eran contratados de la llamada Policía Comunitaria. Según dijeron, sus jefes les dieron el día libre para reclamar a los legisladores que no se interviniera la intendencia. Estuvieron acompañados por funcionarios.

La intención era que el jefe comunal renunciara, que asumiera el viceintendente y ex modelo Luis Martínez (PJ) y que los funcionarios tiernistas y los 200 efectivos de la Policía Comunitaria pudieran seguir en sus puestos. Pero ya no había marcha atrás.

La violencia copó la Legislatura. Un manifestante ligado al ahora ex intendente golpeó con un bombo a un policía y otro arrojó un matafuegos, que se activó y produjo irritaciones en los ojos a decenas de personas que estaban en la Cámara de Diputados.

La sesión comenzó bajo una lluvia de insultos. Directamente ni se escucharon los argumentos. Luego se supo que los diputados del PJ y del opositor Frente Pampeano Cívico y Social (Frepam), por unanimidad, consideraron que existía "subversión al régimen municipal", amparándose en los artículos 119 de la Constitución provincial y 134 de la ley orgánica de municipalidades de La Pampa. En la sesión hubo un faltazo destacado pero esperable: la diputada Sandra Fonseca, que es la esposa de Tierno.

Jorge, al tener el visto bueno de los diputados, inmediatamente promulgó la ley y ya a las 15 asumió el interventor en el despacho de la municipalidad. El gobernador deberá llamar a elecciones dentro de los 180 días hábiles para que asuma un nuevo jefe comunal.

Polémico hasta el final

Juan Carlos Tierno, conocido como "Loco", se fue de la municipalidad como llegó: causando polémicas. Minutos después de ser echado de la municipalidad, llamó a una conferencia de prensa para decir que, en vez de la intervención, se debería haber llamado a una consulta popular para que la sociedad santarroseña decidiera si debía seguir o no en el cargo.

Tierno deslizó que habían ganado los "grupos fascistoides" y "ligados al narcotráfico". Y les pegó a los ex concejales opositores del Frente Pampeano Cívico y Social (Frepam). "Lo que sé es que en estos tres meses envié un proyecto de ordenanzas para empezar a trabajar y no dio quórum la oposición. A los doce días de inicio de la gestión ya hablaban de intervención y quedó visualizada ese día la intencionalidad de complicar la gobernabilidad, de no dar quórum", dijo.

El ex intendente terminó peleando con los periodistas. Se negó a responder las preguntas del director de El Diario , Walter Goñi, un medio al que acusa de "desestabilizarlo", y el resto de los periodistas se retiraron en señal de solidaridad. Quedó sólo rodeado de sus incondicionales.

El alejamiento de Tierno trajo alivio. En menos de tres meses, sumió a la ciudad en el caos, la violencia y el desgobierno.

Una marcha para festejar

  • SANTA ROSA.- Miles de vecinos salieron ayer a la calle a festejar el desplazamiento de Juan Carlos Tierno. La marcha comenzó a las 20, frente a la sede comunal, con batucadas, malabaristas y decenas de banderas, y recorrió las principales calles. Las protestas habían comenzado en enero. El desplazado intendente había pretendido aprobar, en el Concejo Deliberante, un aumento de tarifas y crear la policía comunitaria, pero, tras fracasar en el intento, lo estableció a través de resoluciones. La de anoche quizá sea la última marcha, pero muchos vecinos prometen "vigilar" al interventor.
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.