Eduardo Sosa: "El Gobierno busca permanecer en el poder como sea"

Dura crítica a la reforma del ex procurador de Santa Cruz, expulsado por los Kirchner
Dura crítica a la reforma del ex procurador de Santa Cruz, expulsado por los Kirchner
Mariela Arias
(0)
15 de abril de 2013  

RÍO GALLEGOS- El ex procurador Eduardo Sosa sufrió en carne propia los cambios que el kirchnerismo impuso en la justicia de Santa Cruz cuando fue apartado por una ley que desdoblaba su cargo. La modificación de la ley fue impulsada por Cristina Kirchner y Carlos Zannini como diputados provinciales y avalada por Néstor Kirchner en la gobernación.

A mediados de los 90, Sosa había empezado a investigar causas molestas para el poder. Al desdoblarle el cargo en dos jefaturas, licuaron todo su poder. Desde entonces inició un largo recorrido judicial que llegó a la Corte Suprema de Justicia, que en cinco oportunidades ordenó que fuera repuesto en el cargo. La provincia nunca cumplió.

Hoy Sosa da el caso por cerrado, sigue ejerciendo la abogacía y considera que con la actual reforma judicial "el Gobierno busca permanecer en el poder por más que esto sea ilegal".

-¿Qué opina de la reforma judicial que impulsa el Gobierno?

-Es un nuevo avasallamiento del Gobierno con medidas que en definitiva intentan anular los pocos centros de poder que pueden efectivizar un control sobre el Ejecutivo. Se desnaturaliza el Consejo de la Magistratura, al querer que los integrantes sean elegidos por elección popular. Ya no es novedad lo que este gobierno hace, violando la Constitución.

-¿Las medidas avanzan sobre la intangibilidad de los jueces?

-Lo que se estaría efectivizando es que los principios de independencia y de inamovilidad del Poder Judicial quedarían totalmente debilitados y pasarían a ser manejados por el grupo de poder circunstancial, que podrá barrer con todo y no tiene límites. Estamos en presencia de un gobierno que quiere permanecer en el poder por más que esto sea ilegal, incluso tratando de variar las reglas de juego o violentar cualquier normativa que signifique cumplir lo establecido.

-¿Cuál es la razón de la reforma?

-Yo creo que la razón de fondo es mantener el poder por el poder mismo. Y es importante tenerlo en claro, las discusiones se relativizan, de nada sirve analizar temas muy puntuales, porque lo que está pasando es un verdadero intento de avasallar el control. Este paquete viene envuelto en supuestas sanas intenciones, pero creo que esa envoltura ya no puede engañar a nadie. La misma persona que hoy dice que el Consejo de la Magistratura debiera elegirse en forma popular es la misma que antes consideró lo contrario; me refiero a la Presidenta. Ella misma se desautoriza, y es triste porque habla de la poca seriedad en el desempeño de la función máxima, que es la de presidente. Mi esperanza es que la oposición y la ciudadanía se manifiesten muy firmemente para evitar que se lleve adelante.

-Daniel Sabsay decía que su caso había generado una yaga al Poder Judicial en Santa Cruz, ¿cómo lo ve 18 años después?

-Creo que es lamentable. Quedó en pie la falta de límites del kirchnerismo en el ejercicio del poder provincial. A partir de ahí se han suscitado manejos de los fondos públicos, manejo de las regalías, la privatización del Banco Santa Cruz, muchísimo dinero en obras públicas y una serie de situaciones que requieren controles. Resulta llamativo que en todos estos años no haya habido funcionarios investigados o imputados cuando la sensación en la comunidad de Santa Cruz es que ha habido un dispendio en el manejo de fondos.

-¿Su caso sirvió para disciplinar al Poder Judicial de Santa Cruz?

-Creo que sí. Si bien no conozco hoy quiénes son todos los nuevos funcionarios, sí me parece que se ha promocionando el intento en definitiva de hacer una Justicia que sea mucho más activamente favorable o identificada con el poder del Gobierno.

-¿El caso Sosa está cerrado?

-En 2010 la Corte ordenó mi reposición, intimó al gobernador y como no cumplió puso en conocimiento al Congreso e inició la denuncia penal. La Corte dijo "hasta ahí llegué". Quedó lamentablemente como un antecedente que la Corte emitió varios fallos que no pudo hacer cumplir. Lo cual demuestra una deficiencia institucional.

-¿Lo sorprendieron los cambios que en su momento hizo Kirchner en la Justicia?

-Al principio los cambios que hicieron fueron una novedad. Nombraron una Corte que trató de ejercer su rol institucional. Sin embargo, no parece ser suficiente para el Poder Ejecutivo. Pareciera que es lo mismo que pasó durante la época de Menem con otros protagonistas. Repetimos la historia.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.