El bloque radical, al borde de la ruptura

La votación de la ley de traspaso dividió a los diputados y hubo fuertes discusiones entre ellos
Laura Serra
(0)
30 de marzo de 2012  

El bloque de diputados radicales quedó al borde de la ruptura después de apoyar al Gobierno en la sanción de la ley que ordena el traspaso del servicio público de transporte de la Nación a la Capital. Por ahora la sangre no llegará al río, pero los ánimos quedaron caldeados y resentidos.

"A buena parte del bloque le disgustó votar a favor. Fue tanta la tensión interna que se desató que difícilmente apoyemos otro proyecto similar del Gobierno en el futuro", se sinceró un encumbrado diputado radical.

Si bien el grueso del bloque acató, por convicción o por disciplina partidaria, la decisión de apoyar el proyecto que impartió la conducción -que encabeza Ricardo Gil Lavedra-, un grupo de cuatro diputados radicales se rebeló y se desmarcó del resto.

Ellos fueron los agrodiputados Lucio Aspiazu y Jorge Casañas, quienes votaron en contra, mientras que Hipólito Faustinelli y Daniel Kroneberger se retiraron deliberadamente del recinto para no votar el proyecto del oficialismo.

Al enterarse, el diputado Gil Lavedra reaccionó indignado. "No sólo le faltaron el respeto a la conducción del bloque, sino también al resto de los colegas que, contra su voluntad, acataron la decisión de la mayoría de votar a favor", despotricó el legislador durante reuniones reservadas con diputados de su entorno.

"Esto no lo voy a soportar. Voy a aplicar medidas", advirtió Gil Lavedra según relataron fuentes partidarias.

Coherencia

El jefe de bloque radical impulsó el voto positivo de sus legisladores en la Cámara baja para mantener la línea que había impuesto el bloque radical del Senado, que también había votado a favor.

"Nosotros estamos a favor del traspaso del servicio de transporte a la Capital, como lo está [el jefe de gobierno porteño] Mauricio Macri. Por eso se votó a favor. Pero como creemos que esa transferencia debe ser acompañada por los recursos correspondientes, votamos con disidencias", insistió ayer a la prensa Gil Lavedra.

Pero varios diputados reconocieron, después de la votación, que aquélla no les pareció la mejor estrategia. "Si la UCR votó a favor fue porque el alfonsinismo no quiere aparecer pegado a Macri. Por ideología y por especulación electoral; pensó que si lo apoyaba en este proyecto, lo engrosaba como candidato opositor", se sinceró un hombre cercano a Gil Lavedra.

Esto explica las críticas mordaces que el macrismo le propinó a la UCR, su otrora aliado en el Parlamento, tras la sesión de anteayer. "Fue lamentable, la UCR actuó por especulación electoral", criticó ayer el propio Macri.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.