El Gobierno da pelea por Reposo

Envió al Senado el pliego para designarlo jefe de los fiscales, pese a que no tiene garantizados los votos
Gustavo Ybarra
(0)
16 de mayo de 2012  

La presidenta Cristina Kirchner remitió ayer al Senado el pliego que propone al jefe de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), Daniel Reposo , para ocupar la Procuración General de la Nación. Ese cargo lo ocupaba el peronista histórico Esteban Righi y al que renunció luego de que el vicepresidente Amado Boudou involucrara a su estudio jurídico familiar en maniobras de tráfico de influencias en la Justicia para defenderse de las acusaciones en su contra por el caso Ciccone .

De reconocida relación con el vicepresidente, para alcanzar el cargo para el que lo propone el Poder Ejecutivo, la jefatura de los fiscales federales de todo el país, Reposo tendrá que conseguir el apoyo de los dos tercios de los senadores presentes. Se trata de una relación de fuerzas difícil de conseguir para el kirchnerismo, pero no del todo imposible.

Según se acordó ayer en reunión de Labor Parlamentaria (encuentro de los jefes de bloque), el pliego será discutido en el recinto de la Cámara alta el 13 de junio, previa realización de la audiencia pública en la que el oficialismo buscará firmar dictamen y que la Comisión de Acuerdos realizará el martes 5 del próximo mes.

Los números previos indican que por lo menos 23 senadores ya tendrían decidido rechazar la nominación del jefe de la Sigen. El Senado está compuesto por 72 miembros y, en un escenario con todos los legisladores presentes, con 25 votos alcanzan para vetar la propuesta de la jefa del Estado.

La oposición la encabezan los 14 miembros del bloque de la UCR, partido que lanzó una campaña de firmas para impugnar la postulación.

A ellos se suman los dos miembros de extracción radical del Frente Cívico y Social de Catamarca, los cuatro del Frente Amplio Progresista (FAP), la porteña María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica) y los peronistas disidentes puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso.

Cómo actuarán los peronistas disidentes de Salta, Juan Carlos Romero y Sonia Escudero, es una incógnita. "No tenemos posición tomada, vamos a estudiar el pliego y las impugnaciones que se presenten", dijo ayer a LA NACION la legisladora. Si ambos senadores se sumaran al rechazo, el pliego de Reposo estaría condenado al fracaso.

Todavía no han anunciado su voto otros miembros del peronismo no kirchnerista: los pampeanos Carlos Verna y María Higonet, Roberto Basualdo (San Juan), Graciela Di Perna (Chubut) y Carlos Reutemann (Santa Fe), quienes podrían terminar de inclinar la balanza para uno u otro lado.

"Si mandaron el pliego, es porque ya tienen los números", era la especulación que hacían ayer en el bloque radical.

Cautela oficial

Sin embargo, en el oficialismo prefirieron mostrarse cautelosos y no quisieron arriesgar ningún pronóstico sobre la suerte de Reposo. Al respecto, fuentes de la Casa Rosada dijeron a LA NACION que "se está trabajando" en conseguir los votos necesarios, pero reconocieron que esperan todavía el apoyo de algunos senadores.

A pesar de no contar con los dos tercios que le aseguren la aprobación, la Presidenta ya había ordenado presentar el pliego de designación.

"No vamos a bajarlo, en todo caso, que lo haga la oposición", contó un ministro, fiel al reconocido estilo de no dar marcha atrás de Cristina Kirchner.

El pliego de Reposo tomará estado parlamentario en la sesión prevista para hoy (en la que el tema principal es la reforma del Código Electoral a partir de la cual será obligatorio votar con el DNI tarjeta). Después de eso, el Senado quedará habilitado para avanzar en el procedimiento legislativo.

Así, primero se publicará durante dos días (mañana y el viernes) en dos diarios de la Capital la convocatoria a la audiencia pública, a partir de lo cual la ciudadanía y organizaciones sociales y profesionales tendrán 15 días para presentar impugnaciones o avales al candidato a la Procuración General.

Lijo decide la suerte del fiscal

La continuidad del fiscal Carlos Rívolo en la causa en la que se investiga al vicepresidente Amado Boudou por interesarse en la quiebra de la imprenta Ciccone será definida en las próximas horas por el juez federal Ariel Lijo.

El magistrado deberá resolver si aparta de la investigación al fiscal, luego de que la Cámara Federal relevara de la causa al juez que había iniciado la investigación, Daniel Rafecas, recusado por el socio de Boudou, José María Núñez Carmona, a través de su abogado, Diego Pirota.

Su estrategia apunta ahora a lograr que se aparte de la causa al fiscal Rívolo, que en apenas 40 días reunió información, obtuvo documentos de empresas y organismos públicos, allanó el Ministerio de Economía, tomó testimonios, viajó a Mendoza y allanó un departamento del vicepresidente en Puerto Madero.

Pirota acusó a Rívolo de haber violado el secreto del sumario al hacer público el allanamiento a un departamento de Puerto Madero que pertenece a Boudou.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.