El Gobierno disputa con Scioli la elección del vice bonaerense

La Casa Rosada busca imponerlo; el gobernador planifica resistir la presión política
Juan pablo Morales
(0)
9 de abril de 2011  

En la Casa Rosada repiten sin vueltas que habrá una orden de la Presidenta, sin consultas ni debates. En la gobernación bonaerense juran que Daniel Scioli hará valer su palabra, a sus tiempos y con su estilo, pero sin concesiones. De un lado y del otro, improvisan los movimientos iniciales de otra guerra fría. Una pelea que ya empezó por un cetro de notable peso simbólico: la candidatura a la vicegobernación.

Definidos los primeros lugares, después del enfrentamiento por las listas colectoras y la política de seguridad, la nueva disputa se extiende como la más reciente inquietud electoral en la provincia más poblada de la Argentina. Todo por un lugar que definirá el futuro de las influencias y las desconfianzas entre los aliados que más recelan entre sí.

En el Gobierno no dan margen para dudas. "El vicegobernador se elige acá", dijo a La Nacion, con especial énfasis, un ministro de primera línea, cómodo en su despacho de la Casa Rosada. La razón de la seguridad: las sospechas. Un influyente sector del kirchnerismo pretende un dirigente con línea directa en Olivos, que controle "de cerca" los movimientos del sciolismo. "En 2007, nuestro gran error fue la elección de los vices. No lo vamos a volver a cometer", insistió, decidido.

Del otro lado, dicen lo contrario. En palabras de un funcionario provincial de diálogo con el gobernador: "El vice lo va a elegir Daniel. ¿Ustedes creen que se va a tragar también ese sapo?" Así suelen llamar en La Plata a los embates del kircherismo: "Sapos". Uno de ellos fueron las colectoras, que le permitirán a Martín Sabbatella ser candidato a gobernador. El otro, los ataques por la política de seguridad de un grupo oficialista con llegada al Gobierno. Como mínimo, para la elección del vice, los hombres de Scioli quieren hacer valer su palabra favorita: "consenso".

Pero en el Gobierno ya tienen sus nombres, con un tridente a la cabeza, integrado por el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y el funcionario Gabriel Mariotto, titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual y brazo ejecutor de la ley de medios. En Olivos aseguran que la decisión se definirá cerca del cierre de listas, de acuerdo a la coyuntura política.

Pero no sólo hay una lista de posibles "bendecidos". También apareció una "lista negra". Varios ministros nacionales señalan a un grupo que pretende "vetar" de cualquier nómina. Lo consideran "conspirador del proyecto". Una alta fuente del Gobierno dio a La Nacion nombres propios: Baldomero Alvarez (ministro de Desarrollo bonaerense); Federico Scarabino (presidente del Senado provincial); Isidoro Laso (subsecretario de Reforma Política) y Osvaldo Goicoechea (jefe del bloque oficialista del Senado bonaerense). Todos tienen llegada al gobernador.

Atento a la mirada de la Casa Rosada, Scioli juega al misterio. Anteayer, en una misa por la recuperación de Alberto Balestrini, elogió su militancia en el PJ. Allí se habló del futuro compañero de fórmula. En La Plata repiten que tiene que ser "peronista y con peso territorial". En reserva, el gobernador puntea nombres. En la lista está "Cacho" Alvarez, que promete hacer una gira y un gran acto final el 7 de mayo. Su único objetivo: esculpir volumen político y pelear por su lugar. También asoman otros ministros, como Mario Oporto (Educación) y Cristina Alvarez Rodríguez (Infraestructura). Se sumó, incluso, Alejandro Arlía (Economía): un grupo quiere mostrar que tiene "buena llegada" a los intendentes y también al gobierno nacional.

Mientras tanto, el resto de los sectores pretenden hacer valer sus propios alfiles. Los postulantes ya son más de 15. Hugo Moyano tiene un candidato: el diputado Jorge Mancini. Parte del conurbano apoya al intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, respaldado por el ultra-K Carlos Kunkel. Un sector del PJ mira atento al senador José Pampuro. Todos se alistan como soldados de una pelea que nadie sabe cómo terminará.

Final de bandera verde

Daniel Scioli En medio de tensiones con la Rosada, el gobernador pugna por elegir su vice. En el Gobierno, aseguran que no lo permitirán. Nadie sabe quién ganará la carrera.

Florencio randazzo El ministro del Interior aparece con posibilidades por su armado bonaerense y su fidelidad K.

Gabriel Mariotto Es el elegido del kirchnerismo duro. Sumaría chances si la Presidenta se inclina por ese sector.

Jorge Mancini El legislador es el candidato de Hugo Moyano. Pretende presionar para sumar influencia bonaerense.

Julián Domínguez El ministro de Agricultura está incluido en la lista K. Lo podría favorecer su llegada al interior.

Cristina Alvarez Rodríguez La funcionaria bonaerense dijo que quiere ser vice. Tiene diálogo con la Presidenta.

Baldomero Alvarez El ministro bonaerense se autopostuló y está en los planes de Scioli. El Gobierno pretende vetarlo.

El pelotón. Son 15 los que pelean por llegar. Se suman, entre otros, los intendentes Julio Pereyra y Pablo Bruera; el senador José Pampuro y el diputado Horacio González.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.