La SIP condenó el retroceso de la libertad de prensa

La organización, que agrupa a 1300 periódicos, criticó la fijación de cupos de papel para diarios
Gustavo Ferrari
(0)
20 de enero de 2012  

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) calificó de "grave riesgo y retroceso para la libertad de prensa en la Argentina" la imposición de cupos a la importación de papel para periódicos.

Una ley del Congreso Nacional, aprobada a instancias de la presidenta Cristina Kirchner el 22 de diciembre último y reglamentada el lunes pasado por el Ministerio de Economía, dispuso la aplicación de cupos a la producción e importación de papel para diarios; creó un régimen de multas; obligó a los periódicos y la empresa Papel Prensa a inscribirse en un registro, y les impuso a los accionistas privados de esta papelera, Clarín y LA NACION, a presentar el mes próximo un plan de inversión trienal para aumentar la producción de la firma.

Ayer, la SIP, una entidad con sede en Miami que agrupa a más de 1300 periódicos que se editan desde Canadá hasta Tierra del Fuego -entre los que aparecen publicaciones de todas las ideologías-, se sumó a las críticas generalizadas que despertó esa nueva legislación entre los dirigentes locales y en la prensa extranjera.

Gustavo Mohme, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, en un comunicado calificó de "grave riesgo para la libertad de prensa que se impongan cupos a la compra o importación de papel" y resaltó: "En nuestra experiencia, la restricción al acceso libre al papel ha sido tradicionalmente usada como un mecanismo de presión para acallar las voces críticas".

La SIP reiteró que, como lo señala la Declaración de Chapultepec, la libre importación o acceso al papel "es garantía apegada a estándares internacionales de libertad de expresión y de prensa".

Por eso, agregó que "la SIP lamenta que el gobierno argentino, en el contexto de una pelea frontal con dos de los diarios más importantes del país, Clarín y LA NACION, y por su ímpetu en controlar la empresa Papel Prensa -de la que es socia-, adopte medidas que retrotraen al país a peores épocas, restrinja el derecho de todos los argentinos a la libertad de expresión e imponga a todos los diarios restricciones que no existían".

El régimen de cupos fue aplicado en 1948, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón, y ese mecanismo restrictivo redujo los diarios a su mínima expresión.

Apresuramiento

El constitucionalista Gregorio Badeni explicó que "esa resolución de Economía, que se apresuró a imponer cupos a la producción e importación de papel para diarios, demuestra la verosimilitud de todas las críticas y advertencias que se hicieron durante el tratamiento de aquella ley. Esta medida del Gobierno no es aislada, sino que es parte de un programa orgánico del Poder Ejecutivo para controlar la prensa".

Su colega el constitucionalista Daniel Sabsay señaló que "el Gobierno dio otro paso más para establecer la censura indirecta en el país. Estas normas violan frontalmente el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos, que prohíbe que se establezcan controles a la producción y distribución de papel".

También el diputado nacional Alberto Asseff (Compromiso Federal Unir) expresó que "coincide con las recientes declaraciones del juez Eugenio Zaffaroni en el sentido de que la Constitución es la mejor ley en materia de prensa".

Asimismo, recordó que cuando le tocó intervenir en el debate legislativo que llevó a la sanción de la aludida ley, dijo que el Congreso no debía sancionar la norma, porque el artículo 32 de la Constitución prohíbe restringir la imprenta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.