Elisa Carrió: "La Argentina vive en anomia y Cristina Kirchner sufre una fenomenal crisis de autoridad"

La diputada de la Coalición Cívica decidió no salir de vacaciones y sigue con preocupación el rumbo del Gobierno; afirmó que, si no hay confianza, no habrá medida económica del Gobierno que sea efectiva; no descartó ninguna candidatura, pero lo decidirá en 2015
Laura Serra
(0)
7 de enero de 2014  

Elisa Carrió traza un paralelismo inquietante: comparó el momento actual del gobierno de Cristina Kirchner con las postrimerías de Isabel Perón, en la década del 70, al advertir que el país atraviesa un estado de "anomia" y de "falta de autoridad".

"La Argentina vive en la anomia . «Anomia» significa hombre sin ley, en el desamparo por falta de la autoridad -enfatizó la diputada de la Coalición Cívica en diálogo con LA NACION-. Hay una crisis de autoridad fenomenal. Ella [por Cristina Kirchner] está en El Calafate -Isabel estuvo en su momento en Ascochinga (Córdoba)-, y en ambos casos se percibía un mismo estado de anomia, en el que no hay sostén de las instituciones. Es el proceso final de un ciclo en el cua l las autoridades violan la ley impunemente."

- ¿Cree que la Presidenta es consciente de los problemas?

-Lo desconozco, pero es plenamente responsable. En realidad, todos están ausentes, todos están veraneando o de campaña. Es de suponer que si hay una emergencia, tenés que dejar tus vacaciones.

-¿El país está en emergencia?

-Estamos en un abandono absoluto, producto de un latrocinio de 10 años. Ni siquiera hay defensa civil: eso se notó con las inundaciones en La Plata y ahora, con el apagón. La gente se siente sola y humillada.

-¿La Presidenta puede sostener esta situación dos años más?

-No, tiene que asumir la presidencia. Hace seis meses que no asume la presidencia de la Nación. Esto debería llevar a una reflexión electoral de las personas, que compran fácil el discurso de la felicidad absoluta y la dicha plena. Y así estamos.

-Será porque la oposición no ofreció una alternativa sólida.

-No, no, es la vieja lógica discursiva argentina, incluso periodística, que dice que "no hay nadie en la oposición". Muchos creen que aquí sólo puede gobernar un ladrón.

-¿Cree que el Gobierno aplicará soluciones de fondo a los problemas en lo que queda de gestión?

-No. El modelo económico es de inflación. Si no tenés una impronta de austeridad fiscal, si no dejás de emitir y no tenés una política seria de combate a la inflación y además se caen las reservas, estás en un ciclo que se retroalimenta a sí mismo.

-Ahora se vienen las paritarias. ¿Piensa que el Gobierno podrá negociar salarios desde un piso más bajo a la inflación real?

-Nadie puede ejecutar una política económica seria si no tiene autoridad. La autoridad genera confianza. Acá no hay confianza. No es una crisis de poder, es una crisis de autoridad. El poder rueda en el vacío.

-¿Puede el Gobierno atravesar dos años más sin autoridad?

-Nosotros [la oposición] somos republicanos y democráticos, y debemos llegar a la elección. Ellos se tienen que sostener y llegar: ellos hicieron el desastre, entonces tienen que hacerse cargo del ajuste, del tarifazo, de los subsidios escandalosos, de la crisis energética. En la oposición debemos tener paciencia y coraje para construir una República en serio sobre valores, no sobre dinero fácil.

-Dirigentes de su espacio político se reunieron días atrás en Rosario. Usted no participó, pero envió al diputado Fernando Sánchez. Le recuerdo que dos años atrás usted rechazó un acuerdo con esos mismos dirigentes.

-Siempre hicimos acuerdos y muchos han sido traicionados.

-¿Y ahora?

-No sé, por eso no fui. Fue Sánchez.

-Entonces, mantiene una cuota de desconfianza.

-Los acuerdos tienen que ser escritos. Yo no creo en las fotos, sino en los compromisos, como sucedió en UNEN. Yo no creo en las buenas intenciones. He sido muy traicionada, pero sé que debe existir una alianza amplia, de bases republicanas.

-¿Ampliaría esa base de acuerdo al macrismo, por ejemplo?

-Hay mucha gente de Pro que pienso que tiene que estar. Nosotros estamos juntando gente decente, desde la izquierda hasta el centro, yo soy claramente la líder de centro. Pero si Macri pacta con Cristóbal López por el juego y lo encuentran en plena crisis veraneando en La Angostura es muy difícil. Es muy difícil cuando el dueño de la empresa controlante de Edesur es Nicky Caputo, el negociador del juego.

-¿Qué debe hacer la oposición para convencer al electorado de que puede ser una alternativa de poder?

-Eso va a suceder porque va a mirar el espanto en que terminó el PJ. Como pasó en el 75: miró el espanto en que terminó Isabel y votó en 1983 a [Raúl] Alfonsín. Como entonces, ahora las condiciones están dadas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.