Elogios de la prensa brasileña al visitante

Amplia cobertura del viaje de Kirchner
(0)
9 de mayo de 2003  

SAN PABLO (De nuestro corresponsal).- Si alguna vez hubo asperezas, roces, conflictos comerciales o hasta riñas futbolísticas entre Brasil y la Argentina, los medios periodísticos brasileños las dejaron completamente de lado para cubrir la visita del candidato Néstor Kirchner.

Sintonizados con el clima de "luna de miel" que viven los gobiernos de Luiz Inacio Lula da Silva y de Eduardo Duhalde, los medios brasileños destacaron la voluntad de alianza e integración con Brasil exaltada por el candidato justicialista.

El rostro de Kirchner, ajeno a la mayoría brasileña, apareció estampado al lado de Lula en prácticamente todas las versiones "on line" de los diarios de Brasil. "Con pinta de presidente", llegó a titular la versión de Internet del diario carioca O Globo. El diario resaltó la afirmación de Kirchner sobre la importancia para la Argentina del apoyo de Lula.

También en su versión electrónica, Folha de Sao Paulo tituló la visita del candidato con una posición simpática al gobierno local expresada por el santacruceño: "Kirchner dice que no tiene entusiasmo para discutir ALCA". El diario Valor Económico, en tanto, destacó que "Kirchner refuerza que el Mercosur es prioridad en la política externa".

Los medios brasileños han resaltado insistentemente una diferencia de posiciones entre el candidato Carlos Menem y Kirchner que explica por qué el segundo captó tanta simpatía en Brasil: Menem es asociado directamente con las "relaciones carnales" con los Estados Unidos, mientras que Kirchner es mostrado siempre como favorable a una integración con Brasil.

No es necesario explicar cuál es la posición que más agrada al gigante sudamericano, que tiene por delante una negociación del ALCA en que se juega la sobrevivencia de su parque industrial frente a la competitividad arrolladora de las industrias norteamericanas. Encontrar hoy en Brasil un político, un empresario o un dirigente industrial favorable al candidato Menem resulta virtualmente imposible. Y los medios evidencian eso.

Existe, sí, un cierto malestar en el cuerpo diplomático brasileño, debido a una visible toma de posición de Lula con relación a Kirchner a partir del ballottage. Tanto que el Ministerio de Relaciones Exteriores participó de forma lateral en la visita, agendada por el propio Lula en un diálogo telefónico con el presidente Duhalde.

Esa incomodidad, que los diplomáticos brasileños sólo admiten en reserva, fue aprovechada por la oposición. Aunque sin mucho eco, ya que los brasileños aún apoyan masivamente las decisiones de Lula, el diputado José Aníbal, presidente del Partido Social Demócrata, le dijo a LA NACION que "la actitud del gobierno fue equivocada. Nosotros no lo habríamos hecho".

El titular del PSDB, el partido de Fernando Henrique Cardoso, afirmó que "no forma parte de la tradición de Brasil tomar partido en elecciones ajenas. Aunque pueda llegar a ser obvia la victoria de Kirchner, la disputa no está definida aún. Entonces no es elegante recibir y respaldar a alguien que aún no representa a los argentinos", finalizó Aníbal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.