En 2015, el aparato de propaganda kirchnerista costó al menos $ 12.395 millones

La ex presidenta Cristina Kirchner durante la cadena nacional número 42
La ex presidenta Cristina Kirchner durante la cadena nacional número 42 Fuente: Archivo
La cifra surge del análisis del informe anual de la Fundación LED sobre libertad de expresión, que contabilizó el año pasado 309 agresiones a periodistas y medios, un gasto en publicidad oficial de al menos $ 3267 millones y 44 cadenas nacionales que sumaron 33,41 horas
José Crettaz
(0)
16 de marzo de 2016  • 00:28

Sólo en 2015, la maquinaria comunicacional kirchnerista insumió 12.395 millones de pesos, según el informe de libertad de expresión de la Fundación LED, presentado ayer. A ese monto se llega al sumar todo lo gastado en publicidad oficial, la televisación del fútbol, la TV digital, los medios gubernamentales y organismos de aplicación de las leyes de medios y telecomunicaciones que fueron utilizados con una lógica partidaria. La cifra no es definitiva porque se construyó sobre la base de un trabajoso relevamiento a partir de pedidos de acceso a la información respondidos sólo parcialmente por distintos entes gubernamentales y empresas públicas. El gasto total es casi el doble de lo previsto en la ley de presupuesto para 2015.

La Fundación LED totaliza $25.708 millones el gasto total en comunicaciones al incluir en la lista el presupuesto de la empresa Arsat, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y el Correo Oficial, que en conjunto alcanzaron el año pasado $ 13.313 millones. Sin embargo, estos entes no desempeñaron un rol relevante en la difusión de mensajes o contenidos partidarios y centraron su actividad en el desarrollo de satélites, la construcción de una red de fibra óptica y la prestación del servicio postal.

Todos estos datos están contenidos en el informe "Limitaciones al ejercicio de la libertad de expresión en la Argentina 2015", elaborado por la Fundación LED y disponible en su página web, presidida hasta ahora por la ex diputada Silvana Giudici. La dirigente dejará la fundación al haber sido designada por el presidente Mauricio Macro como integrante del directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). Con información remitida por tres voluntarios en las regiones Cuyo, Centro y Litoral, por el equipo de la entidad en su sede central y el seguimiento de los casos informados por el propio periodismo LED realiza este informe desde 2011 para detectar ocho tipos distintos de agresiones o intimidaciones a periodistas y medios.

Agresiones a la prensa

Según el relevamiento de LED, en 2015 hubo 309 ataques a la libertad de expresión en el país, un número sustancialmente menor que el registrado en 2014, cuando la misma entidad informó 451 agresiones. El informe de 2015, de 204 páginas, incluye una descripción de cada uno de los casos.

En la categorización que hizo LED (ocho tipo de agresiones), 61 casos correspondieron a "ataques, agresiones físicas, amenazas o intimidaciones institucionales a periodistas o medios"; 22 a "periodistas encarcelados o privados de su libertad u hostigados judicialmente"; 60 "ataques y/o agresiones físicas a periodistas"; 78 "amenazas o intimidaciones a periodistas"; 37 "restricciones al acceso a la información pública o hechos de censura"; 27 "ataques a instalaciones, antenas o plantas transmisoras de medios de comunicación"; 17 "denuncias, manifestaciones, declaraciones de organismos nacionales e internacionales sobre la situación de la libertad de expresión en Argentina"; y 7 "incumplimientos y/o aplicación selectiva de la ley de medios".

Al presentar las conclusiones del informe, Giudici destacó el aumento de las agresiones atribuibles al narcotráfico, que pasaron de tres casos en 2012, a cuatro en 2013, a seis en 2014 y llegó hasta 10 el año pasado. "Por este tema, la Fundación LED presentó varios pedidos de audiencia al relator de la libertad de expresión de la OEA, Edison Lanza, y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)", afirmó la presidenta de LED e integrante del Enacom y destacó que otros países de la región experimentan situaciones extremas por los ataques del narcotráfico al periodismo y los medios, que ya provocaron más de 105 muertos en México, 51 en Honduras, 9 en Guatemala y 6 en Paraguay.

Otro tipo de ataque que también creció fuerte fue el de los atentados contra los estudios, plantas transmisoras o impresoras de los medios; también se registraron más casos de agresiones físicas entre los propios periodistas. Ante la consulta de LA NACIÓN, Giudici reconoció que existe un subregistro de los casos de agresiones especialmente en el interior del país, "porque los periodistas muchas veces nos piden que no lo incluyamos en el informe porque deben seguir conviviendo con los agresores. También hay casos que se repiten y que debemos volver a registrar en Formosa, Jujuy y Entre Ríos, por ejemplo".

El boom de la pauta oficial

Los fondos asignados al Programa 19 Prensa y Difusión de los actos de Gobierno (tal como figura en la ley de presupuesto y cuyo reparto está en manos de la Jefatura de Gabinete) acumularon durante el año pasado $ 2598,5 millones. El presupuesto inicial había sido de $1203,2 millones que fueron reforzados mediante cinco decisiones administrativas que sumaron $1395,2 millones. En 2003, la misma cuenta del presupuesto nacional había repartido $ 46,2 millones. Desde aquel año hasta 2015 el presupuesto de publicidad oficial se multiplicó 56,16 veces y acumuló -a valores nominales, es decir sin considerar inflación- $ 10.155 millones.

Mediante pedidos de acceso a la información pública, la Fundación LED obtuvo datos parciales sobre el gasto en publicidad oficial de otros organismos y empresas públicas durante 2015: la Anses gastó 517,5 millones ( cuyo reparto no fue decidido por el organismo, según reveló su anterior titular y actual diputado opositor Diego Bossio); Banco Nación, $ 79,5 millones; YPF, $69 millones; el Renatea (registro de empleo rural), $ 2 millones; y Aerolíneas Argentinas $478.000 (sólo los gastos atribuibles detectados). Con excepción de la Anses, en todos los demás casos se trata de información parcial.

LED también dio cuenta del gasto acumulado por la Anses en publicidad oficial entre 2013 y 2015: $ 1770,4 millones. La fundación pidió información sobre el reparto de su publicidad oficial a la AFIP, pero ese ente –presidido hasta diciembre pasado por el ahora presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN), Ricardo Echegaray– se negó a responder.

Si se suman todos los entes y programas de los que se tiene información, la publicidad oficial del Estado nacional en 2015 acumuló $ 3267 millones.

El precio del fútbol para todos

LED también incluyó en su informe anual –presentado ayer en el Hotel Savoy– un balance de los fondos invertidos en el Fútbol para Todos: desde 2010, ese programa gastó en total $ 8235,7 millones. En 2010, el programa de estatización de los derechos y la producción de la televisación del fútbol le había costado a los contribuyentes $ 648 millones. En 2011, ese monto trepó a $ 828 millones; en 2012, a $ 1182 millones; en 2013, a $ 1512 millones; y en 2014, a $ 2167,2 millones. Este último año, la cifra fue récord porque incluyó $ 500 millones para la televisación de la Copa del Mundo de Brasil. En total, entre 2010 y 2015, a valores nominales, el fútbol estatal costó $ 8235,7 millones.

Más de un día en cadena nacional

Este año, la Fundación LED también incluyó un relevamiento de las cadenas nacionales de radio y televisión utilizada por la ex presidenta Cristina Kirchner en un año de elecciones presidenciales. Fueron en total 44 cadenas nacionales, de entre 22 y 221 minutos de duración cada una. En total, 33,41 horas de aire usados por la ex mandataria para sus mensajes, muchas veces partidarios.

Giudici -que como diputada nacional fue una férrea opositora de la ley de medios- cuestionó la decisión de la relatoría de la libertad de expresión de la OEA de convocar a Estado argentino a una audiencia para tratar en Washington la derogación parcial de la ley audiovisual por decreto de necesidad y urgencia. "Nuestra fundación hizo siete pedidos de audiencia entre 2010 y 2015 para plantear distintos tipos de situaciones, como los abusos con la pauta oficial, el hostigamiento de medios y periodistas por parte de funcionarios y la utilización partidaria de los medios públicos. Sólo se aceptó el pedido que hicieron Joaquín Morales Solá y Magdalena Ruiz Guiñazú, que pudieron hacer estos planteos en 2013. Tras aquella audiencia, Magdalena recibió una inspección integral de la AFIP, que fue otra forma de intimidación. El año pasado volvimos a pedir una audiencia por el avance de la violencia del narcotráfico contra los periodistas y de gobiernos autoritarios, pero nuestro pedido no fue considerado", afirmó Giudici, que como directora del Enacom podría integrar la delegación del gobierno de Macri que participará de la audiencia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el próximo 8 de abril.

"Es llamativo que a esta audiencia no se haya convocado a las organizaciones argentinas de medios y periodistas y sólo se convocó a un sector. De todas formas, será una gran oportunidad para ir a mostrar internacionalmente todo lo que se está haciendo en el país en materia en materia de conferencias de prensa, acceso a la información, publicidad oficial y la puesta en marcha de la comisión que redactará el anteproyecto de nueva ley de comunicaciones", afirmó Giudici, que coordina dicha comisión, que también es integrada por Henoch Aguiar, Héctor Huici, Alejandro Pereyra, Santiago Kovadloff y Andrés Gil Domínguez.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.