En La Salada, el metro cuadrado es más caro que en Puerto Madero

Por un puesto básico se piden US$ 80.000
Alfredo Sainz
(0)
6 de diciembre de 2009  

En las zonas mejor ubicadas de La Salada, el complejo que se levanta a orillas del Riachuelo y que fue definido por la Unión Europea como un emblema mundial del comercio ilegal, el metro cuadrado ya es más caro que en Puerto Madero. Llegan a pedir hasta 80.000 dólares por un puesto muy básico de apenas cuatro metros cuadrados.

Punta Mogote, una de las tres principales ferias del predio, ubicado a pocas cuadras del puente La Noria, acaba de inaugurar una nueva nave que reúne 216 locales comerciales. Antes de finalizar la obra, los puestos por estrenarse fueron ofrecidos a los más de 300 socios que integran la sociedad por comandita que es la dueña de la feria.

Los socios –en su gran mayoría son los propios comerciantes que atienden los negocios– terminaron suscribiendo íntegramente la ampliación del capital accionario, y el precio de venta "desde el pozo" fue de 20.000 dólares por puesto, a

razón de 5000 dólares el metro cuadrado. En La Salada, igualmente destacan que en la actualidad los valores de reventa se cuadruplicaron y que para acceder a la titularidad de los locales más buscados hay que desembolsar US$ 80.000, lo que implica que el metro cuadrado en una de las zonas más pobres del partido de Lomas de Zamora cotiza a 20.000 dólares.

"Para comprar un puesto de La Salada, hay que convertirse en accionista de la sociedad por comandita, adquiriendo veinte acciones que dan derecho a un puesto. Y los valores de venta por los puestos mejor ubicados, en las esquinas de los pasillos, hoy llegan a los 80.000 dólares", explicó a La Nacion Jorge Castillo, un puntero del radicalismo de Lomas de Zamora que desde hace diez años es el administrador de la feria Punta Mogote. Los administradores del predio dicen que los compradores obtienen un título de propiedad como en cualquier operación inmobiliaria legal.

Para tener una idea de la dimensión comercial que adquirió La Salada hay que tener en cuenta que el metro cuadrado más caro en la Capital Federal para un proyecto nuevo de viviendas u oficinas en Puerto Madero no llega a los US$ 5000, mientras que sólo se encuentran valores más altos en los locales comerciales de la calle Florida, donde el precio de venta de un negocio ubicado en cuadras estratégicas puede llegar a los 40.000 dólares el metro cuadrado.

En cualquier caso, los precios que se barajan en La Salada están en línea con el potencial de negocios que ofrecen, ya que a diferencia de lo que sucede en los shoppings no hay marcas que decidan instalarse en Lomas de Zamora como una inversión en imagen. A falta de una estadística más confiable y de controles impositivos más estrictos, no resulta fácil determinar el volumen de negocios que mueve el complejo. Según estimaciones de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, cerca de la mitad de la ropa que se comercializa en la Argentina se vende en forma ilegal a través de ferias como la de La Salada. Para hacer este cálculo, las empresas que operan en el circuito legal se basan en la cantidad de tela fabricada e importada en la Argentina. El propio Casillo, por su parte, sostiene que la facturación del complejo llega a los $ 60 millones semanales, lo que lo convierte en el centro comercial número uno en el nivel nacional, ya que las ventas del shopping center más grande del país rondan los $ 2000 millones anuales.

Un modelo muy diferente

Los valores de los alquileres de los locales también están en el línea con los de los centros comerciales tradicionales, aunque en La Salada operan con un modelo de negocios muy diferente. En general, los shoppings trabajan con un piso fijo de alquiler más un porcentaje de las ventas, que oscila entre el 2%, para las casas de electrodomésticos, y el 9% de los locales del patio de comidas. En La Salada, en cambio, se pactan valores fijos por día porque, al trabajar con una venta en negro, es imposible acordar algún tipo de porcentaje. Las cifras varían mucho según la ubicación, y en los mejores puestos pueden llegar a los 3000 pesos por día de feria (La Salada funciona dos días por semana).

"Las ventas promedio de cada puesto por día de feria rondan los 5000 pesos, pero en los locales mejor ubicados pueden llegar a los 30.000 diarios", explicó Castillo.

El valor del metro cuadrado en la zona se ve impulsado, además, a la suba por el modelo industrial y comercial con el que opera La Salada. Los fabricantes del circuito legal acusan a los feriantes de trabajar con mercadería proveniente del contrabando, los piratas de asfalto y talleres clandestinos, que trabajan con la complicidad de punteros políticos y la protección de la policía. Desde La Salada, responden que la mayor parte de la ropa que se vende en las ferias es fabricada en talleres que cada vez son más importantes, distribuidos en los barrios vecinos, lo que a su vez termina empujando hacia arriba los precios de las propiedades en la zona.

"En mi barrio funcionan más de 300 talleres, lo que disparó los precios de las propiedades y hoy, por una casa que hasta hace poco no valía más de 60.000 pesos, están pidiendo hasta 50.000 dólares", explica un vecino del barrio Hernández, ubicado justo enfrente de La Salada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.