En Washington, los analistas recibieron la noticia con escepticismo

Consideran que la Argentina no está preparada para ese nivel de liberalización
Consideran que la Argentina no está preparada para ese nivel de liberalización
Rafael Mathus Ruiz
(0)
5 de julio de 2019  

WASHINGTON.- La posibilidad de que la Argentina y Brasil busquen un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos fue recibida con una alta dosis de escepticismo en Washington , donde la idea fue calificada de "inverosímil", y una eventual negociación entre el Mercosur y la mayor economía del planeta se avizora larga y complicada, dados los intereses en juego.

A los obstáculos y desafíos estructurales y políticos que enfrentaría esa discusión se suman los dilemas que provoca la presencia de un tercer actor: China, cuya creciente injerencia en América Latina genera enorme inquietud en Estados Unidos. Benjamin Gedan, director del Argentina Project en el Centro Wilson, quien suele abogar por una mayor apertura de la economía argentina, no duda del interés de Mauricio Macri, envalentonado por el histórico acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, de avanzar con un acuerdo con Estados Unidos. Ese pacto sería "un paso monumental" hacia la apertura, dijo, pero lo ve lejos. "Aunque sea bienintencionado, es una idea inverosímil. La Argentina no está ni remotamente preparada para el nivel de liberalización comercial que se requiere en un acuerdo con Washington", señaló.

Faurie: "Estamos analizando una negociación de libre comercio con Estados Unidos"

04:51
Video

Gedan indicó además que el reciente acuerdo con la Unión Europea, aunque significativo por el tamaño de las economías, no iguala las ambiciones que suelen tener los acuerdos comerciales modernos de Estados Unidos. "Incluso ese acuerdo generó una fuerte oposición en la Argentina, donde los industriales no están interesados en enfrentar la competencia extranjera, y la oposición política es altamente proteccionista", agregó. Daniel Kerner, director para América Latina de Eurasia Group, dijo que el anuncio y la "señal" que envía les sirven políticamente tanto a Macri como al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Macri se despega del kirchnerismo y Bolsonaro de la izquierda, además de confirmar un mayor acercamiento de Brasilia con Washington, y uno menor con Pekín. Ambos tienen un vínculo aceitado con el presidente Donald Trump . "Me imagino un proceso muy largo y complicado de negociación, incluso para Brasil, y ni hablar de la posible ratificación, dados los muchos intereses que serían afectados. La administración Trump tiene una visión transaccional de la política exterior y comercial, así que los imagino duros, especialmente con el tema China", señaló Kerner.

Trump ha buscado redefinir los lazos comerciales de Estados Unidos según su óptica. Impuso aranceles cada vez que quiso abrir una negociación, y los defendió a capa y espada. Siempre buscó imponer sus términos, aunque la línea oficial de su gobierno sea que el objetivo final es lograr "comercio libre y justo".

Aun si Macri, Bolsonaro y Trump abrieran la negociación, esa discusión puede quedar congelada rápidamente si hay cambio de signo político en la Argentina, en las elecciones de octubre, o en Estados Unidos, en los comicios del año próximo.

"Obviamente mucho va a depender también de lo que pase en elecciones en la Argentina y en Estados Unidos. No creo que avance si gana Alberto Fernández. Aun si pierde Trump, un demócrata más a la izquierda va a tener preocupaciones con el tema laboral, algo que también sería importante para ratificación, que imagino difícil con Brasil", apuntó Kerner. Michael Camilleri, del Diálogo Interamericano, dijo que la intención de ir en busca de un acuerdo con Estados Unidos es una "marca de ambición". Pero también fue cauto a la hora de mirar hacia el futuro. "Hay razones para ser escépticos de que se pueda llegar pronto a un acuerdo de ese tipo", indicó. "No hay ningún indicio de que el gobierno proteccionista de Trump esté interesado en un acuerdo. Brasil y la Argentina tienen que lidiar con intereses locales poderosos que se verían amenazados por un acuerdo comercial con EE.UU. Por último, está el tema de la reelección de Macri, que es una precondición para que se materialice un acuerdo así", cerró Camilleri.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.