Finalmente, nadie llevó a la Justicia denuncias de fraude

Se cerró oficialmente el escrutinio sin impugnaciones de ningún partido o alianza electoral
(0)
8 de mayo de 2003  

Las denuncias públicas de fraude de Carlos Menem y de algunos de sus seguidores no fueron más que fuegos artificiales de la campaña electoral.

La justicia nacional electoral terminó el escrutinio definitivo sin que ningún partido político o alianza electoral formalizara ninguna impugnación al resultado de la primera vuelta, que habilitó al ex presidente y a Néstor Kirchner para competir en el ballottage del 18 del actual.

Como contempla el Código Electoral Nacional, los resultados finales enviados a la Cámara Nacional Electoral por las 24 juntas electorales del país fueron remitidos al Senado, cuyo presidente, José Luis Gioja (PJ-San Juan), convocó para hoy a la Asamblea Legislativa.

Al mediodía, la Asamblea dará a conocer el resultado final único del escrutinio de todo el país y oficializará a Menem y a Kirchner como los candidatos que protagonizarán, por primera vez en la Argentina, una segunda vuelta electoral en una elección presidencial. La secretaría parlamentaria de la Cámara alta trabajaba anoche en los guarismos definitivos.

Transparentes y límpidas

Antes de los comicios, varios candidatos -entre ellos Ricardo López Murphy, Elisa Carrió y Adolfo Rodríguez Saá, que quedaron tercero cuarto, quinto y sexto, respectivamente- habían advertido sobre la posibilidad de que hubiera fraude.

Después del 27 de abril, sólo hablaron de irregularidades el ex presidente y ex gobernador de San Luis, que el lunes último dijo que estaba recopilando información en la justicia electoral de todo el país para hacer una presentación, que no concretó.

"Fueron elecciones transparentes, translúcidas y límpidas. Y los agoreros que hablaban de fraude, de violencia y casi de incendio, como ocurrió en Catamarca, se quedaron sin nada para decir", dijo ayer a LA NACION el secretario de la Cámara Nacional Electoral, Jorge Otaño Piñero.

Desde el Gobierno, el director nacional electoral, Alejandro Tullio, también expresó su satisfacción por el desarrollo de los comicios. "El escrutinio provisional, como lo informamos en su momento, abarcó exactamente el 98,94 por ciento de las mesas. El escrutinio definitivo lo llevó adelante la justicia electoral en los tiempos previstos y en ninguna de las 24 juntas electorales hubo protestas de los apoderados de los distintos partidos. Las protestas son precisamente las impugnaciones o denuncias de las que tanto se ha hablado", explicó el funcionario.

El Código Nacional Electoral dispone en los artículos 110 y 111 un plazo de 48 horas siguientes a la elección para que las juntas reciban reclamos o protestas sobre vicios en la constitución y funcionamiento de las mesas. "Transcurrido ese lapso, no se admitirá reclamación alguna", dispone.

En el artículo 121, el Código establece una segunda oportunidad para que los partidos políticos cuestionen los resultados. Cuando la junta de cada distrito finaliza su escrutinio, el presidente de ésta pregunta a los apoderados de todos los partidos si tienen alguna protesta que formular.

Las 24 juntas electorales del país terminaron su trabajo entre el viernes último y anteayer sin recibir cuestionamiento alguno vinculado con la elección presidencial. "Hubo algunos planteos en San Luis, aunque no están relacionados con la categoría de presidente y vice, sino con las elecciones provinciales que se hicieron en forma simultánea", indicó una alta fuente de la justicia electoral. "Cualquier presentación con el plazo vencido sería rechazada por extemporánea", agregaron dos fuentes judiciales.

Consultas de LA NACION realizadas ayer en los principales juzgados federales con competencia electoral del país confirmaron que no hubo denuncias de fraude y que las denuncias por duplicación de documentos (que se presentan cuando personas que van a votar con su DNI no pueden hacerlo porque otro lo ha hecho previamente con su identidad) no fueron significativas ni superaron la cantidad registrada en elecciones anteriores.

"En la Capital no recibimos ninguna presentación ni denuncia de fraude", dijo a LA NACION el secretario electoral, Ramiro González. "Los comicios en Córdoba fueron absolutamente normales", coincidió el secretario electoral de ese distrito, Carlos Diers.

El juez federal de La Plata con competencia electoral en toda la provincia de Buenos Aires, Manuel Blanco, confirmó que los partidos no presentaron protestas y que tampoco hubo reclamos de nulidad de la elección. Sí recibió 43 denuncias por duplicidad electoral. En 1999 había recibido 74.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.