Fuerte polémica entre Menem y Oyarbide

El ex mandatario dijo que concurrirá a los tribunales si cambian los jueces; "basta de ruido de palabras", replicó el magistrado El acusado propuso ser indagado en Chile y aclaró que le dolió cuando bailó con una odalisca Para su perito médico, estaba en condiciones de viajar a Buenos Aires
(0)
28 de abril de 2004  

Un día después de que el juez federal Norberto Oyarbide ordenó la captura nacional e internacional de Carlos Menem por su resistencia a presentarse ante la Justicia, el magistrado y el ex presidente protagonizaron ayer un duro enfrentamiento con los medios de comunicación como escenario.

Desde Chile, Menem advirtió que sólo se presentará en los tribunales argentinos "cuando cambien a esos dos jueces", en referencia a Oyarbide y Jorge Urso, designados durante su gobierno. "Quiero jueces que no estén cuestionados ni que reciban las directivas del Ministerio de Justicia", golpeó.

Afirmó, asimismo, que "todo esto corresponde a un afán persecutorio de un gobierno que tiene muy poco de democrático y mucho de autoritario".

Oyarbide, por su parte, lo instó a terminar con el "ruido de palabras" y lo desafió a que "si tiene pruebas (sobre una persecución política) que las presente en Tribunales".

Oyarbide, que instruye una causa en la que Menem está procesado por omitir la declaración de una cuenta bancaria con US$ 600.000, se convirtió anteayer en el segundo juez argentino que pidió la captura internacional del ex presidente. El primero había sido Urso, el 20 del actual, en un expediente en el que se investiga la presunta responsabilidad de Menem en la comisión de irregularidades en los procesos de licitación y de construcción de dos complejos carcelarios.

Los pedidos de captura llegarán a Santiago, vía Cancillería, desde pasado mañana, y serán resueltos por la Corte Suprema de Chile (de lo que se informa por separado).

"La decisión de no presentarse a declarar en la Argentina significa una autodeclamación de rebeldía, al desconocer a las autoridades argentinas", dijo Oyarbide a los periodistas.

El magistrado dijo no entender "la razón" por la que Menem no se presenta a declarar si "sabe cuál es el castigo" del delito que se le imputa. Tanto el delito imputado en la causa que instruye Oyarbide como el del expediente que dirige Urso son excarcelables.

Menem subrayó, no obstante, que no se presentó ante Urso en la última citación porque contaba con información "de gente del mundo judicial" que le aseguraba que tenían previsto detenerlo "sin dictar el auto de procesamiento, como en 2001".

"Volver al colegio"

Menem también dedicó un párrafo al juez que ese año lo mantuvo preso durante casi seis meses. "Después de este juicio por la construcción de cárceles, Urso tendría que volver al colegio secundario", lo atacó.

En abierto desafío a los jueces argentinos, Menem los invitó a tomarle declaración en Chile, donde vive con su esposa, Cecilia Bolocco, y su hijo Máximo. "Que vengan aquí a interrogarme. No hay ningún inconveniente porque aquí hay garantías", dijo. Esa posibilidad fue descartada por Oyarbide.

En la orden de captura, el magistrado argumentó que Menem había reconocido que no se sujetaría a la Justicia -Oyarbide recordó que "no ha pedido autorización para viajar a Chile"- y descartó las razones de salud esgrimidas por el ex presidente, una fractura en el brazo derecho. "Resulta tan fácil como triste apreciar que la práctica alegre de una danza étnica no parece compadecerse en absoluto con los trastornos de movilidad que aduce sufrir", señaló el juez en su resolución, en referencia a las imágenes de TV en las que se lo vio bailando alegremente con una odalisca.

Ayer, Menem también respondió a ese párrafo del fallo. "Sigo enyesado, y mover un brazo en esas condiciones por supuesto que me dolió", explicó.

El médico Alfredo Achával, perito de la defensa de Menem, sostuvo, en cambio, que "si está bailando quiere decir que está mejor". Consultado sobre si el ex presidente está en condiciones de viajar a Buenos Aires, Achával afirmó que "indudablemente, sí".

Achával, autor del peritaje que recomendaba que Menem no viajara en avión, agregó: "La capacidad de recuperación y la atención médica que tiene son realmente buenas. Por eso no vale la pena someterlo a riesgos. Yo hablé de riesgos; no viajar es muy distinto de quedarse en casa", expuso.

Menem también aprovechó la ocasión para lanzar su virtual candidatura para las próximas elecciones legislativas. "A lo mejor en 2005", dijo cuando lo consultaron sobre una eventual postulación.

El ex presidente hizo también su aporte al enfrentamiento de los últimos días entre el presidente Néstor Kirchner y su más importante aliado, Eduardo Duhalde. Menem volvió a agradecer al ex presidente y a su esposa por haber manifestado dudas sobre el proceso judicial que enfrenta.

Crisis en la granja

  • LA RIOJA (Télam).- La granja La Cecilia, la productora de lácteos que Carlos Menem y Cecilia Bolocco pusieron en marcha meses atrás en la localidad riojana de Anillaco, está en proceso de desmantelamiento, la mitad de su personal ha sido despedida y los animales fueron trasladados a otras provincias. Lo que iba a ser una cuenca lechera regional se convirtió en poco tiempo en una frustración para los comprovincianos del ex presidente, para los empleados de la granja e incluso para el intendente local, Marcelo del Moral.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.