Gira en México. Vacunas vip: Alberto Fernández pidió a la Justicia terminar con "la payasada"

El Presidente apuntó también contra los medios, en una conferencia desde México. "Algunos protocolos se saltearon porque ustedes en sus diarios escribían que estábamos envenenando gente", dijo ante una pregunta de LA NACION
El Presidente apuntó también contra los medios, en una conferencia desde México. "Algunos protocolos se saltearon porque ustedes en sus diarios escribían que estábamos envenenando gente", dijo ante una pregunta de LA NACION Crédito: Presidencia
Rafael Mathus Ruiz
(0)
23 de febrero de 2021  • 10:27

CIUDAD DE MÉXICO.- Alberto Fernández se sentó al lado del atril de Andrés Manuel López Obrador, y escuchó en silencio el largo rito de la "mañanera" del mandatario mexicano y sus asesores, hasta que llegó la primera pregunta sobre el escándalo de las Vacunas VIP. Su respuesta, furiosa y furtiva, fue una enciclopedia de ataques a los medios, la oposición, el gobierno de Mauricio Macri y la Justicia, a la que acusó de desplegar "la payasada" por su investigación al Ministerio de Salud por el acceso privilegiado a las vacunas que se le dio a funcionarios, legisladores y allegados al poder.

Visiblemente cansado, y muy frustrado por la cobertura del escándalo, Fernández descartó por ahora tomar más medidas para evitar nuevos abusos o calmar la indignación de la gente, al reiterar que el Gobierno ya había dado su respuesta. Dejó, con todo, la puerta abierta a más cambios en su gabinete, aunque sin dejar de aclarar que no se hará cargo del "escarnio público".

"Si hay más responsables, se van a tener que ir los que se tengan que ir", dijo el Presidente.

De gira en México y en medio del escándalo por las vacunaciones de privilegio, Fernández llegó cuando comenzaba a clarear, un rato antes de las 7 de la mañana al Palacio Nacional, donde fue recibido por López Obrador. "¡Alberto!", le dijo a la bienvenida. Luego de una breve ceremonia en la una banda oficial tocó los himnos ambos países, AMLO y Fernández se tomaron fotos y mantuvieron un encuentro a solas. Luego bajaron a la conferencia de prensa habitual del presidente mexicano, conocida como la "mañanera".

El rito, que duró casi dos horas, comenzó con una presentación del informe de la pandemia del coronavirus a cargo del secretario de salud de López Obrador, y otro sobre la llegada de las vacunas a México, a cargo del canciller, Marcelo Ebrard. "Ya vamos a disponer millones de dosis para América latina", dijo el mandatario mexicano, quien agradeció la cooperación con la Argentina para la vacuna de AztraZeneca y la Universidad de Oxford. AMLO dedicó después casi 20 minutos a la lectura de una carta que le envió a los gobernadores -Fernández no tuvo más remedio que escuchar, sentado, en silencio, como todos los demás- sobre la democracia en México y las elecciones, y luego llegó, al final, el turno de las preguntas.

Ante una pregunta de los periodistas de la Argentina -la prensa argentina pudo hacer una consulta, que hizo LA NACION en representación de todos los enviados que cubren la visita-, sobre qué medidas adicionales podía tomar el Gobierno para prevenir más abusos en la campaña de vacunación, el Presidente ofreció una larga diatriba, y cargó contra tres blancos habituales del kirchnerismo: los medios, la oposición y la Justicia, el principal.

Habló de una "campaña despiadada" por parte de la oposición, dijo que detesta los privilegios y que nos los ejerce, pidió a jueces y fiscales que terminen "con la payasada", y apuntó contra los medios a los que culpó por la violación de los protocolos que el propio Gobierno fijó para la vacunación: "Algunos protocolos se saltearon porque ustedes en sus diarios escribían que estábamos envenenando gente".

"El hecho, sin dudas, es un hecho reprobable. Nadie puede avalar que en las circunstancias que vivimos alguien tenga la posibilidad de adelantarse en la vacunación. Pero les pido que sean estrictos con la lectura que se hace. Esas listas", dijo el mandatario, sobre los vacunados VIP. "Porque en esas listas aparecen personas que deben vacunarse por la característica de la acción que desarrollan", justificó.

Las quejas por el accionar de la Justicia

La diatriba presidencial por el escándalo dejó a la vista el profundo malestar que existe en la comitiva presidencial por la peor crisis política que enfrenta la Casa Rosada. La gira de Fernández por México, un viaje estratégico que aspira a reforzar el alineamiento político y económico entre la Casa Rosada y el Palacio Nacional, quedó eclipsada por la indignación que provocó en la Argentina la revelación de los privilegios en el acceso a las vacunas para los allegados al poder.

Fernández había evitado hacer declaraciones a la prensa en su primer día en Ciudad de México, y la mañanera le brindó la primera oportunidad de ampliar la respuesta del Gobierno, que desde el viernes, cuando estalló el escándalo, intenta sin éxito dar vuelta la página. Frustrado y molesto, el Presidente descargó su furia ante todos.

"Cuando tomé nota de lo que había pasado, reaccioné, y perdí a un ministro", dijo Fernández, quien afirmó, sobre la investigación que lanzó la Justicia: "He leído que han hecho una denuncia, el hecho es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés González García haya debido dejar su cargo, pero terminemos con la payasada. Les pido a los fiscales y a los jueces que hagan lo que deben. No hay ningún tipo penal en la Argentina que diga 'será castigado el que vacuna a otro que se adelantó en la fila' y no se pueden construir delitos graciosamente, ya lo hemos vivido".

El Presidente pidió a algunos fiscales que relean el Código Penal y expresó: "No sé en qué universidad aprobaron, pero ya hicieron demasiadas sinvergüenzadas para que sigan haciéndolas. Podemos dar respuestas de todo lo que hacemos y, en este punto, ya dimos respuestas".

Ambos mandatarios destacaron la necesidad de estrechar vínculos, desde el Palacio Nacional
Ambos mandatarios destacaron la necesidad de estrechar vínculos, desde el Palacio Nacional Crédito: Presidencia

Mientras tanto, dijo que si el Poder Judicial desea trabajar "tiene muchos delitos para investigar" y enumeró una lista de hechos, en referencia a la gestión del expresidente Mauricio Macri: "No se puede construir delitos graciosamente. Si quieren trabajar tienen para investigar. Pueden investigar el negocio de los peajes de Macri; el terrible y lamentable endeudamiento que la Argentina vivió, que no fue otra cosa que un negocio para los amigos del poder; pueden investigar el vaciamiento del Congreso; pueden investigar el negocio de los parques eólicos, pueden investigar la responsabilidad de un ministro que mandó un submarino para que mueran 44 tripulantes". Y cerró: "Miren todo lo que tienen para investigar y no investigan".

Alberto Fernández dejó la crisis en manos de su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la nueva ministra de Salud, Carla Vizzotti. El Gobierno espera dar por terminado el escándalo, aunque en la comitiva presidencial admiten que pueden surgir más casos de privilegios en las provincias, de los cuales no se harán cargo.

López Obrador, quien el día anterior había criticado "la vacunación secreta para los de arriba" en otros países, también cargó contra los medios en la conferencia. Ante una pregunta sobre el escándalo, y qué hacía México para evitar casos parecidos, evitó esta vez tocar el tema.

"Respetamos mucho al gobierno de la Argentina, respetamos y estimamos a Alberto, es un hombre consecuente, de modo que no vamos a opinar sobre este asunto en estos momentos", afirmó.

El presidente de la Nación apuntó contra los medios y la Justicia, al explicar el escándalo por el vacunatorio vip montado en el Ministerio de Salud

07:41
Video

Alberto Fernández dejó la crisis en manos de su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la nueva ministra de Salud, Carla Vizzotti. El Gobierno espera dar por terminado el escándalo, aunque en la comitiva presidencial admiten que pueden surgir más casos de privilegios en las provincias, de los cuales en el oficialismo anticipan que no se harán cargo.

López Obrador, quien el día anterior había criticado "la vacunación secreta para los de arriba" en otros países, también cargó contra los medios en la conferencia. Ante una pregunta sobre el escándalo, y qué hacía México para evitar casos parecidos, evitó esta vez tocar el tema.

"Respetamos mucho al gobierno de la Argentina, respetamos y estimamos a Alberto, es un hombre consecuente, de modo que no vamos a opinar sobre este asunto en estos momentos", afirmó.

"Quiero acompañar la gestión de México en favor de la universalización de la vacuna y quiero acompañar las quejas de México en la forma en que la vacuna se ha acaparado en una decena de países", dijo Fernández

01:23
Video

Los exiliados argentinos y la salida de Evo Morales de Bolivia

Más allá del tema de los privilegios en la vacunación, la conferencia de prensa en el Palacio Nacional mostró el alineamiento que existe entre López Obrador y Fernández. Ambos intercambiaron elogios, prometieron trabajar para mejorar la equidad en el acceso a la vacuna en los foros internacionales como el G20 y las Naciones Unidas, coincidieron en sus críticas a los medios y al neoliberalismo y reforzaron su alianza regional.

En esa cooperación, Fernández destacó la producción conjunta de la vacuna de Oxford y AstraZeneca y agradeció la postura de México al abrir sus fronteras a los exiliados argentinos durante la última dictadura militar.

"Para los argentinos, México no es cualquier país, es el que albergó a las víctimas de la dictadura, a muchos otros perseguidos en el mundo, les dio cobijo y seguridad", comentó Fernández y dijo, a su vez: "No quiero que en mi país haya más exiliados, siempre estaremos agradecidos a México por cómo abrió las puertas".

El jefe de Estado puntualizó, además, en la gestión conjunta para lograr la salida de Evo Morales de Bolivia, luego de la crisis institucional y previo a su arribo a la Argentina: "Cuando no había asumido la Presidencia, con la complicidad de la OEA ocurrió un golpe de Estado y allí muchos bolivianos vieron peligrar sus vidas, entre ellos nuestro querido amigo Evo Morales. Me costaba mucho ayudarlo porque tenía un gobierno que no tenía vocación de hacerlo, llame [al canciller mexicano] Marcelo Ebrard, le planteó el problema al presidente e inmediatamente dispusieron de un avión que rescatara a Evo Morales de las garras de sus asesinos". Con respecto a eso, consideró: "Si Evo está vivo es, en gran medida, por lo que aquel día decidió el presidente de México".

El Presidente recorrió ayer el laboratorio mexicano que coopera con la Argentina en la producción de la vacuna de AstraZeneca

04:21
Video

Por su parte, AMLO agradeció a Fernández por dos cuestiones: el convenio conjunto para producir dosis de la vacuna de AstraZeneca y la intermediación de la Argentina con Rusia para que México obtenga la Sputnik V. "En esta conferencia mañanera tenemos de invitado a Alberto Fernández, presidente de la Argentina, amigo nuestro, representante de un pueblo hermano, fraterno, como es el pueblo de la Argentina", introdujo, en un inicio, AMLO.

Fernández fue invitado a la celebración de los 200 años de la independencia mexicana, pero también aprovechó su arribo a México -en un avión alquilado a Lionel Messi- para realizar otras actividades, como reunirse con empresarios e intelectuales y visitar el laboratorio que produce la vacuna de Oxford y AstraZeneca junto a la Argentina.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.